1787

{DEPORTE / OTROS DEPORTES}

Logroño acogerá la crono de la Vuelta 2017 en su semana decisiva

La prueba se disputa sobre un recorrido de 42 kilómetros, a priori para especialistas

  El año pasado la contrarreloj de la Vuelta –entonces de 37 kilómetros- se presumía decisiva para el devenir definitivo de la carrera. Tras diez etapas que entremezclaban grandes finales en alto con explosivas ascensiones situadas en el tramo final de la jornada –la marca de la ronda española-, el colombiano Nairo Quintana apenas aventajaba en 54 segundos al británico Chris Froome.  La renta parecía escasa ante la crono individual de Calpe, en la que el líder del SKY surgía favorito para marcar diferencias importantes ante con sus rivales. Así fue y la etapa contrarreloj de la Vuelta 2016 hubiera sido decisiva sino hubiera sido por la rebeldía de Alberto Contador el día que la carrera partía de Sabiñanigo y concluía en Formigal a la que se sumó Quintana para transformar una etapa a priori intrascendente en determinante.


Logroño acogerá la contrarreloj larga -42 kilómetros- de la Vuelta 2017 y de nuevo al analizar el recorrido aparece como uno de los puntos esenciales de la carrera. Será la etapa 16 de 21 –veinte si tenemos en cuenta que la última suele ser de homenaje al ganador- y estará situada en la última semana de competición. Después restarán dos etapas de media montaña y dos de montaña. Es cierto que una de ellas finaliza en el mítico Angliru, pero también lo es que en la cima asturiana rara vez se producen grandes diferencias entre los favoritos a la victoria en Madrid. Así que la crono individual de Logroño será una de los días señalados de la Vuelta por todos los equipos, directores y corredores que tengan la clasificación general en su mente. También para los especialistas en la lucha contra el crono, aunque en las grandes vueltas este tipo de pruebas suele estar reservadas –al estar situadas a final de competición- a los ciclistas que pugnan por el liderato.


La contrarreloj de Logroño es esencial también este año porque su situación en la última semana de carrera incrementa el interés por participar para un abanico mayor de corredores –no sólo escaladores- en un 2017 donde al atractivo habitual del Tour se suma que el Giro celebra su edición número cien.


La alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, junto al director de la Vuelta Ciclista a España, Javier Guillén, presentó y explicó los detalles la etapa que se disputará el día 5 de septiembre. Los ciclistas completarán un recorrido de 42 kilómetros, sobre un perfil técnico con salida desde el Circuito de Navarra, para continuar por Los Arcos, Torres del Río, Viana y llegada en Logroño.

 

“El recorrido marcado para esta jornada garantizará el espectáculo deportivo en nuestras calles –destacó Gamarra- pero además permitirá difundir y potenciar turísticamente una imagen muy especial de la ciudad y de su entorno, ensalzando durante toda la etapa el valor cultural y social a su paso por el Camino  de Santiago”.
La alcaldesa de Logroño analizó la repercusión internacional que acompaña a la Vuelta Ciclista a España, que llegará, en su edición 2017, a 190 países, bien a través del resumen de etapas o de la retransmisión en directo. La propia carrera, tal y como detallo su director, Javier Guillén, mueve alrededor de tres mil personas sumando corredores, equipos, organización, azafatas, prensa, además de los aficionados que se acerquen a presenciar este espectáculo deportivo.


La última vez que la Vuelta llegó a Logroño el triunfo fue para el sprinter alemán John Degenkolb. Era el año 2014 y el triunfo final fue Alberto Contador, que estuvo acompañado en el podio por Chris Froome y Alejandro Valverde. No sería raro que de nuevo en 2017 fueran tres de los grandes favoritos a la victoria final y llegaran a Logroño jugándose la Vuelta en la crono individual.


El espectáculo que generan las batallas deportivos entre corredores como Contador, Froome, Valverde y otros muchos, fue uno de los aspectos destacados por Gamara. "Es una gran noticia que La Vuelta a España llegue de nuevo a Logroño. Nos tenemos que sentir orgullosos de que nuestra ciudad tendrá nombre propio en el mapa diseñado por la ronda española de 2017. Para Logroño supondrá en primer lugar, una gran oportunidad para que los amantes del ciclismo puedan ver a los mejores corredores; desde el punto de vista turístico, estar en La Vuelta es volver a estar en el mapa internacional, con minutos en TVE y en su Canal Internacional. De esta manera, la ciudad de Logroño tendrá una gran campaña promocional".

 

La alcaldesa valoró el hecho de que Logroño acoja nuevamente una etapa tendrá una gran importancia desde el punto de vista deportivo, de promoción de la ciudad y económico para la ciudad. En cifras, la repercusión económica de la celebración de la última etapa en la ciudad, año 2014, rondó los 550.000 euros, a lo que se sumó la repercusión en medios de comunicación que ascendió a 2 millones de euros.
Este año, los integrantes de la caravana de La Vuelta pernoctarán dos noches en Logroño. La noche del 3 al 4 de septiembre lo hará parte de la expedición que viajará en avión, con llegada al Aeropuerto de Agoncillo. En total, alrededor de 1.500 personas. El día 4 será jornada descanso y de nuevo, la noche del 4 al 5 de septiembre pernoctará la totalidad de la Caravana en Logroño, es decir, alrededor de 3.000 personas.


"El retorno económico estimado que supondrá esta estancia en la ciudad es de 600.000 euros –apuntó Gamarra-, la realidad es que el turismo deportivo y los eventos de carácter nacional e internacional son lo que mueven a las ciudades. Tenemos que conseguir que Logroño siga siendo una gran sede de eventos, como así lo hemos demostrado durante estos años; este es el camino que vamos a seguir". La alcaldesa recordó que desde el Ayuntamiento se busca "no solo acercar a los ciudadanos la pasión por el deporte si no también atraer citas que tengan una importante repercusión económica".


Javier Guillén describió el recorrido de la contrarreloj “para especialistas” y añadió que “los matices y detalles se están perfilando, pero tenemos el recorrido prácticamente cerrado en su totalidad. Adelantó que la meta se situará en el centro de la ciudad, en los alrededores de El Espolón”. El director de la Vuelta se mostró satisfecho con el perfil de la etapa y aseguró que “vamos a tener la contrarreloj que queríamos proponer”.


Además Guillén anunció que, junto a la parte puramente deportiva, se desarrollarán actividades paralelas como La Vuelta Junior, donde los colegios de la ciudad van a poder participar de la experiencia, y el espectáculo de La Vuelta 'Parque Vuelta'. El 5 de septiembre, en Logroño, disfrutaremos de ciclistas ataviados con cascos siderales, sobre bicicletas de ciencia ficción, pedaleando a su propia velocidad de la luz./Javi Muro

 

* 'Hombres siderales contra el crono' (Sobre la contrarreloj de la Vuelta 2015)

Suscripción a la Newsletter Enviar