1958

{ARTÍCULOS DE OPINIÓN}

Un año da para mucho

Un texto de María Goñi

“En un año has podido despertar en tres continentes,

 

en más de cuatro países diferentes,

 

en decenas de ciudades,

 

y en alguna cama más... Has podido cruzar la mirada y sonreír con cientos

de personas,

 

haber intercambiado palabras con más de cincuenta,

 

habrás tenido una primera cita varias veces,

 

habrás podido besar a decenas,

 

compartir tu intimidad con unas cuantas,

 

y habrás despertado al lado de muchas.

En 365 días habrás hecho nuevos amigos y habrás perdido a seres queridos.

 

Habrás podido comprobar que quien de verdad importa estará ahí te separen los kilómetros que te separen,

 

y habrás experimentado la distancia que se puede formar entre dos personas sentadas al lado.

 

Te habrás sentido solo en una cama a miles de kilómetros de casa,

 

y habrás sentido soledad rodeado de personas.

 

Habrás comprendido que en esta vida estamos solos y que el poder de sentirnos acompañados lo poseen pocas personas.

 

 

En 8760 horas habrás llorado de rabia, de impotencia, de tristeza, de alegría

 

o porque echabas de menos a alguien.

 

Habrás tenido días tontos en los que todo merecía una risa y días en los

 

que la manta y un libro son la mejor muralla contra el exterior.

 

En todas esas horas también te habrá dado tiempo a echar a alguien de más,

 

a decir adiós, maquillando un hasta nunca o un hasta siempre.

 

Habrás dicho gracias, habrás dicho te quiero, te echo de menos, te

 

necesito, quiero verte o nos vemos en un mes.

 

Habrás visto atardecer y amanecer.

 

Un año da para mucho, pero ¿sabes qué es lo realmente importante?, que de ese año, de esos 365 días, de esas 8760 horas y de esos más de 500.000 minutos, hayas aprendido que cada uno vive su año a su manera, con distintas lecciones, distintas lágrimas y distintas risas.

 

Por eso cada uno somos una mágica sucesión de momentos y no podemos intentar controlar a nadie.

 

Lo más importante es que entre todas esas sensaciones, esos torbellinos incontrolables, hayas sacado algo, hayas conocido a alguien especial y hayas sido alguien especial para alguien". /María Goñi



Autor: María Goñi

Suscripción a la Newsletter Enviar