1026

{ARTÍCULOS DE OPINIÓN}

Nikki Lane, una voz fantástica y buenas canciones

Una de las sensaciones de todo el sonido del Country Rock, y por extensión del ‘Americana’, en lo que llevamos de año ha sido el tercer disco de Nikki Lane. Highway Queen es un trabajo poderoso grabado entre Texas y Nashville y en el mismo, Lane juega desde la ortodoxia del género pero con suficientes puntos de modernidad en los que se abre hacia otras direcciones. Con una voz de gran personalidad, el recuerdo a Lucinda Williams, Wanda Jackson, etc., y la presencia de guitarras poderosas, nos encontramos con un disco que entra ya en las primeras escuchas y que cuenta con una serie de temas de gran altura, uniéndose a la lista de nombres que están revitalizando el género como Chris Stapleton o Sturgill Simpson, de los que ya hemos hablado en Los Restos del Concierto y lo seguiremos haciendo. Lane ya está entre ellos y ha ido conquistando también al público con sus directos.

 

El comienzo del disco es espectacular, ‘700.000 Rednecks’ es un tema en el que aúna Country y Rock, tremendas las guitarras, y su voz destaca por encima de todo. Pero su mejor canción llega a continuación, ‘Higway Queen’, llamada a perdurar, Country moderno con su voz con un punto roto, ese fraseo del comienzo, y de nuevo las guitarras como un elemento central. ‘Lay You Down’ es una canción también destacada, más del ‘Americana’ con un tono crepuscular y épico y un bajo que apuntala la canción. Más ortodoxa es la más clásica ‘Jackpot’, ese ‘pedal steel’ preeminente, y con temática sobre Las Vegas. Y ‘Companion’ es una pieza clásica, una canción bonita donde de nuevo es su voz la que destaca sobre el conjunto.

 

Con ‘Big Mouth’ no te deja descansar, otra canción muy destacada en la que vuelve a jugar con la mezcla del Country y tonos más rockeros, a lo que añade un contrapunto con el piano. Y ‘Foolish Heart’ es una balada maravillosa, un momento de calma, en el que dota a su voz de mayor suavidad. En ‘Send the Sun’ regresa a la cadencia del Country más clásico y ‘Muddy Waters’ es un medio tiempo que no acaba de funcionar. El cierre es para ‘Forever Lasts Forever’, de nuevo el ‘pedal steel’ toma protagonismo convirtiéndose en un final más Country si se quiere, siendo una canción que va creciendo en intensidad.

 

Gran descubrimiento este tercer trabajo de Nikki Lane que nos ha ganado desde las primeras escuchas, una voz fantástica y unas canciones muy destacadas que pone a Lane en la lista de artistas a seguir./Sergio Andrés desde 'Los Restos del Concierto'



Autor: Sergio Andrés

Suscripción a la Newsletter Enviar