950

{ARTÍCULOS DE OPINIÓN}

El Soul siempre nos da alegrías, Curtis Harding y 'Face your Fear'

El Soul siempre nos da alegrías, y el segundo disco de Curtis Harding es una de ellas. Harding debutó en 2014 con Soul Power, título que ya es toda una declaración de intenciones, cosechando los parabienes de la crítica. En 2017 ha publicado un excelso Face Your Fear que desde esas portadas destilan el revisionismo de un estilo que nunca pasa de moda y que con artistas como Harding no lo van a hacer. A través de unos sonidos que aúnan las referencias más clásicas, aquí hay mucho de los setenta, y de la incorporación de elementos más actuales, Harding ha presentado un disco que entra desde la primera escucha y en el que ha contado con la colaboración de Sam Cohen (Apollo Sunshine) y la producción de todo un Danger Mouse en el primer single de su segundo trabajo, ‘Wednesday Morning Atonement’. Un disco que mantiene una línea continua en su calidad, sin altibajos, y con algunas canciones de altísimo nivel, junto con unos registros vocales de Harding maravillosos.

 

El comienzo es con el mencionado ‘Wednesday Morning Atonement’ donde destaca el falsete de Harding, una de sus señas de identidad, una canción con un tono oscuro a la que le sigue la soberbia ‘Face Your Fear’ con unas cuerdas tremendas, canción muy elegante. ‘On and On’ es tremenda, crece en intensidad con unos vientos fantásticos y con un toque más de los sesenta junto al contrapunto de unos coros que le dan un punto Pop, abandonando Harding en algunos tramos de la canción el falsete. En ‘Go As You Are’ se acerca a sonidos más de la Blaxploitation de los setenta, con ese bajo protagonista y con cambio de registro de nuevo en la voz de Harding. ‘Till the End’ muestra un cambio con respecto a los temas anteriores, tiene un punto de Swing y es también como más de los sesenta, destacando de nuevo los vientos. Y el mejor tema del disco es para la luminosa y festiva ‘Need Your Love’, una canción para bailar con esos toques Funk y esos teclados, una locura de canción.

 

En ‘Dream Girl’ mantiene el nivel con una tema más de los setenta y de nuevo con el falsete como seña de identidad destacada. ‘Welcome to my World’ es un medio tiempo precioso, de mucho Soul, cambiando de nuevo el registro vocal a la par que cuenta con un contrapunto femenino y una base instrumental para un tema delicado. ‘Ghost of You’ es más introspectiva, más melancólica apoyada en los efectos que emplea. Sigue con esta última línea con ‘Need my Baby’, donde aunaría las referencias de los setenta con sonidos actuales. Y el cierre es para otra cima del disco, ‘As I Am’, escorado más hacia el Soul clásico, de una intensidad contenida que no te suelta.

 

Curtis Harding nos ha presentado sin duda uno de los discos del año, y de los más destacados en el ámbito del Soul, un trabajo que mezcla esa mirada hacia el pasado pero sin caer en el revivalismo más impostado ya que aporta elementos propios. Y especialmente cuenta con unas canciones soberbias y una voz con numerosos registros./Sergio Andrés desde 'Los Restos del Concierto'



Autor: Sergio Andrés

Suscripción a la Newsletter Enviar