1395

{ARTÍCULOS DE OPINIÓN}

'Solsticio de verano', de Viveca Sten

¿Qué es un verano sin una buena saga nórdica? A mí me gustan mucho, ya lo sabéis, me ayudan a desconectar, disfruto de sus paisajes y sus costumbres y viajo, además, gracias a estos libros, a lugares tan mágicos como, por ejemplo, Suecia. La época estival es perfecta para disfrutarlas. Bien para empezar alguna que tengáis pendiente o para continuarla, y eso es lo que hoy haremos de la mano de Viveca Sten, todo un referente de la novela negra escandinava y una de las escritoras más populares de Suecia. Su última novela es ‘Solsticio de verano’. Se corresponde con la quinta entrega de la serie protagonizada por Nora Linde y Thomas Andreasson, cuya ambientación transcurre en la maravillosa, aunque también enigmática y oscura en ocasiones, isla de Sandhamn; un lugar turístico para la gente que busca escapar del ajetreo de Estocolmo.

 

El archipiélago se transforma durante la noche del solsticio de verano o ‘Midsommar’ y el muelle de Sandhamn se llena de adolescentes borrachos. Una joven cae inconsciente en la playa sin que nadie acuda en su ayuda y cuando la policía la encuentra, descubre que está bajo los efectos de algún narcótico muy potente. ¿Qué le ha sucedido? Mientras tanto, Nora Linde ultima los preparativos para celebrar el solsticio con su novio Jonas, pero la fiesta se acaba cuando la hija adolescente de este no regresa a casa y no contesta al móvil. A la mañana siguiente, un cadáver aparece en la playa y el inspector Thomas Andreasson, amigo de Nora, se hace cargo del caso.

 

Se trata de una novela muy rápida y fácil de leer. De hecho, quizá sea una de las más febriles de la escritora sueca. Hay mucho diálogo y acciones diferentes que suceden de forma simultánea, lo que hace que el lector no deje de prestar atención ni pierda interés. En esta entrega, además, la isla y sus paisajes, a pesar de no dejar de hablar de ellos, pasan a un segundo plano y se cede todo el protagonismo a los adolescentes, causa y efecto de todo lo que ocurre en la historia. Incluso Nora Linde y Thomas Andreasson recorren las páginas de forma más desapercibida que en entregas anteriores. Son protagonistas, claro, pero de un modo anexo. Como os digo, lo importante aquí son los jóvenes y su comportamiento durante la celebración del solsticio, sus abusos y excesos en una fiesta que acaba convirtiéndose en pesadilla. Al menos para algunos de ellos. Una pesadilla muy real.

El consumo de alcohol y drogas está muy presente en la novela y a través de los hechos narrados se aprecia la preocupación de la autora por este asunto. Habla del exceso, cambios de comportamiento, pérdida de razón y lucidez, etc. que el abuso provoca en los adolescentes, que ven en la fiesta del solsticio el momento perfecto para demostrar que ya son adultos; que han madurado y pueden acudir solos a la celebración.  Sin embargo, acaban en una comisaria llorando como niños pequeños cuando los acontecimientos les desbordan.

 

Al margen del asunto del alcohol y las drogas, Sten crea un thriller que nos lleva a una sorprendente resolución del caso planteado. Un caso que está narrado diferente a como la autora nos tiene acostumbrados. En esta ocasión relata los hechos desde distintos puntos de vista en función del personaje protagonista en cada momento, en su mayoría jóvenes. Y a través de sus ojos nos acercamos  más directamente a lo que sucedió la noche del solsticio en la isla y a la muerte de uno de ellos. Me ha gustado esta forma de hacerlo; de componer la historia y el texto. Es una estructura que propicia una mayor atención y agilidad en la lectura. Te convierte en un testigo diferente en cada circunstancia. Un mismo hecho y desiguales puntos de vista al margen de los personajes habituales de la saga. Eso renueva el texto y me ha parecido un acierto.

 

En definitiva se trata de una novela ideal para estos días de verano, para disfrutar y desconectar; para leer y aprender cómo se vive en otros países el solsticio, sus normas y tradiciones. Acercarnos hasta Sandhamn para ser testigos de cómo la fiesta más esperada del verano puede convertirse en una noche para olvidar./Verónica García Peña, su última novela es 'La isla de las musas'

 

Reseñas anteriores:

 

‘El secreto de la isla’ (Viveca Sten)

 

‘No culpable’ (Viveca Sten)



Autor: Verónica García Peña

Suscripción a la Newsletter Enviar