957

{ARTÍCULOS DE OPINIÓN}

'Los Caín', un thriller rural y el debut literario de Enrique Llamas

'Los Caín' es el debut literario de Enrique Llamas. Un estreno que augura al autor una buena carrera en las letras. Así se lo deseo porque creo, de verdad, que es buen escritor y que su historia no pasará desapercibida. 'Los Caín' nos traslada hasta un pueblo perdido en mitad de Castilla en las postrimerías del franquismo. Allí encontraremos a un joven maestro madrileño falto de experiencia y fuera de lugar. Una niña ahogada veinte años atrás. El fatal accidente de una adolescente para la que huir de ese cerrado lugar era la única salida. Una extraña epidemia que acaba con los ciervos de la zona, y el silencio, la nieve, la cerrazón y los secretos como únicos testigos, mudos e impasibles, del lento pasar de los días en un lugar olvidado, furibundo en medio de la nada, ahogado bajo odios enconados y rencores enquistados cuyo motivo nadie recuerda.

 

Se trata de una novela que se engloba dentro del nuevo thriller rural donde, con una prosa muy cuidada, de gran calidad literaria, Enrique Llamas nos arrastra a una historia de esas que se te quedan grabadas; que te acompaña. No la olvidarás.

 

Una historia dura, muy dura, en una tierra ingrata diestra en ocultar y encubrir, caiga quien caiga, oscuros secretos. De esos que sus gentes comparten e incluso adornan en la soledad de sus cocinas, a la nimia luz de la hornacha, pero que nunca mencionan en voz alta. Secretos que siempre, perpetuamente, estarán ahí marcando lo que cada uno es y será. Recordándoles que posición y clase, según sus viejas tradiciones, difíciles de cambiar y no digamos de olvidar, está sometida a dónde se nace, en qué familia, en qué pueblo, en que lado del pueblo…

 

'Los Caín' te sumerge en una vieja Castilla ducha, tiene años de experiencia en eso, en construir altos muros para atrapar en sus egoístas tierras a los que allí nacen y dejar fuera, lo más alejado posible, a los que alguna vez osan acercarse. Una Castilla que, aunque parezca olvidada, aunque parezca inconcebible desde nuestra visión y forma de vida actual, fue y es experta en sepultar sueños. Cicatera y mezquina, le cuesta avanzar y se vuelve muda, ciega y sorda si así cree mantenerse tal y como algunos de sus más fieles y obcecados habitantes creen que debe conservarse.

 

Es Enrique Llamas, con esta enlutada historia, un narrador muy capaz que describe de una forma muy meticulosa y delicada el pueblo protagonista de esta novela siendo más que un escenario o un simple espacio porque Somino, que así se llama la localidad, es, sin duda, el protagonista, con mayúsculas, de esta historia. Y crea unos firmes personajes, creíbles hasta la médula, a los que odiar y maldecir o a los que amar, si bien ese amor suele estar, a mí es lo que me ha pasado, más envuelto en un cariño triste y en lástima, que en amor propiamente dicho.

 

Es una novela que, como se dice en la presentación del libro, nos describe un mundo que creíamos haber dejado atrás, pero que todavía sigue anclado en el corazón de este país. Un retrato en el que se ve la huella de Ana María Matute y Miguel Delibes. Una historia con una ambientación admirable, muy bien escrita, de gran calidad, que os recomiendo sin duda./Verónica García Peña su última novela es 'La isla de las musas'



Autor: Verónica García Peña

Suscripción a la Newsletter Enviar