1261

{ARTÍCULOS DE OPINIÓN}

'Escape Room', de tesis a primera novela de Chris McGeorge

'Escape Room', la primera novela de Chris McGeorge, era su tesis para el Máster de Escritura Creativa (Crimen /Thriller) de la Universidad de la Ciudad de Londres y una vez sabido esto, no pude resistirme. La curiosidad pudo conmigo porque ¿cómo no leer algo que se escribe para una tesis y que es, en realidad, una novela de crímenes? Quería ver cómo se crea, compone y redacta algo así y cómo resulta, y lo cierto es que es un thriller original y entretenido. Más de lo que imaginaba.

 

Encerrados en una habitación de un hotel, sin escapatoria, y sin ninguna pista de cómo llegaron ahí, nos encontramos a una camarera, un limpiador, una actriz, un abogado, una estudiante y un presentador estrella de la televisión. También a alguien que, enmascarado, dicta las normas.

 

En la bañera hallan el cuerpo sin vida de un hombre al que todos ellos, de un modo u otro, conocían. Alguien lo asesinó. ¿Quién? Tuvo que ser alguno de los que están dentro de la habitación, por lo que todos son sospechosos.

 

Tienen tres horas para averiguarlo o todos morirán.

 

Suena bien, ¿verdad? Es como una película de terror, un juego de 'Escape Room' de esos que tanto abundan, de un tiempo a esta parte, por cualquier ciudad, y el Cluedo. Los sospechosos están ahí y uno de ellos es culpable. ¿Quién? Sigue las pistas.

Y hay otra pregunta al margen del 'quién' que nunca, se formule al inicio de un libro o no (este consejo también sirve para series y películas), se debe dejar de lado que es ¿por qué? Puede ser la clave. Bueno, creo que, de hecho, siempre lo es. A través de las respuestas a ella se llega a la resolución de los casos, por difíciles que parezcan, de una forma más sencilla. Y esta novela no es una excepción. Hay un porqué importante al que no hay que perderle la pista.

 

Con el quién y el porqué en mente, nos adentramos en una novela muy fácil de leer, rápida, con agilidad. No hay descanso. Cada capítulo es parte de ese tiempo que se consume para resolver el puzle. Escrita de una forma natural, te arrastra a la claustrofobia de estar encerrado con unos desconocidos en una habitación sin salida, y te hace preguntarte cómo obrarías tú, cuáles serían los pasos que seguirías para escapar o si serías capaz de hacerlo. Y las respuestas, hay que ser sinceros, quizá, no nos gusten.

 

Lo más destacable, desde un punto de vista narrativo y que ha llamado mucho mi atención, es la cantidad de giros argumentales que crea McGeorge, lo que hace que el lector dudé sobre todos y cada uno de los personajes, incluido el protagonista principal. ¿De quién fiarse? ¿Quién dice la verdad y quién miente? Quizá todos lo hagan. Y también te hace dudar de la situación en sí misma. Están bien elaborados, no son molestos, y son los que llevan al lector hacia la salida.

 

En definitiva, un proyecto académico que, además de ser el principio de una carrera literaria para el joven Chris McGeorge, ha resultado una entretenida novela de suspense con la que pasar un buen rato y divertirse./Verónica García Peña. Su última novela es 'La isla de las musas'



Autor: Verónica García Peña

Suscripción a la Newsletter Enviar