1054

{ARTÍCULOS DE OPINIÓN}

'El segundo jinete', de Alex Beer

Ópera prima de Alex Beer (Austria, 1977), ‘El segundo jinete’ es una novela que me ha sorprendido y he disfrutado mucho. Necesitaba leer algo así, algo diferente dentro de la novela negra a la que, ya sabéis, soy tan inficionada. A veces, cuando se lee muy a menudo un mismo género, se corre el riesgo (esto no es culpa de los autores, sino de los lectores, debemos ser honestos) de ‘aburrirse’ porque parece que todo es igual. Novela tras novela, da la sensación de suceder lo mismo. Varían personajes y escenarios, pero el resto se nos antoja harto similar. Por eso, necesitaba algo nuevo y esta novela me lo ha dado. Su particular ambientación (la Viena de entreguerras), el tipo de crímenes y la precisión a la hora de crear los personajes, sobre todo los principales, ha conseguido hacerme sentir que leía algo nuevo. También me ha ocurrido con ‘1793’ de Niklas Natt och Dag, de la que prometo reseña en breve. Quizá el hecho de que ambas estén ambientadas lejos del presente sea una cualidad que las distingue y que me atrae  porque reconozco que últimamente me seduce más leer novelas relacionadas con periodos históricos pasados.

 

La novela ha sido aclamada tanto por la prensa como por los lectores y ha recibido el Premio Leo Perutz de los libreros austriacos, un galardón que se otorga a la mejor obra negra en lengua alemana que tenga Viena como escenario.

 

‘El segundo jinete’ nos traslada a poco después del final de la Primera Guerra Mundial. El esplendor de la ciudad imperial que fue Viena es algo del pasado. Ahora se hunde en el hambre y la miseria. En ese particular escenario, August Emmerich, que participó en la guerra y oculta las secuelas de una herida en la pierna, descubre el cuerpo de un mendigo que presuntamente se ha suicidado. Como investigador experimentado, no confía en las apariencias, pero no tiene evidencias que prueben su teoría de que se trata de un asesinato. Así las cosas, su superior archiva el caso. No obstante, Emmerich y su asistente, Ferdinand Winter, deciden llevar a cabo su propia investigación. De este modo comienza una historia que crece en atractivo y cierta fascinación a medida que se acerca el final. Una historia por las calles de la sombría Viena de posguerra, repleta de seres marginados, criminales y ciudadanos que luchan por sobrevivir.

Es una buena historia. Me ha gustado. Hay un trabajo esforzado de documentación y estudio que se nota en la ambientación y en los personajes que por el libro transitan —tanto principales como secundarios—, en sus carácter, pensamiento; su forma de ser en definitiva. Una historia cautivadora muy bien ambientada en una Viena que se dibuja ante nuestros ojos con facilidad. No es complicado imaginar la ciudad, sus miserias después de la guerra, su suciedad e incluso su olor.

 

La historia es original, a pesar de comenzar como una clásica novela de intriga policial. El periodo elegido y el tipo de investigadores obligan a que lo sea. Debo aquí señalar que Ferdinand Winter, el asistente de  Emmerich, tiene un magnetismo especial. Creo que tiene que ver con su paso a través de las páginas. Al comienzo parece un simple accesorio de Emmerich, pero a medida que nos adentramos en la historia, su protagonismo crece. Este paso se hace de forma gradual, lo que se agradece porque no hay un bote de nada a todo, sino un progresivo acercamiento al personaje.

 

Ya lo he comentado, la ambientación está muy bien elaborada. Es, sin duda, una parte importante de la trama; una de sus patas. Otra pata serían los personajes, una tercera la propia trama y la maldad que envuelve la vida en Viena en esos años, y la cuarta, el estilo narrativo de Beer. La autora tiene un estilo claro, pero rico. Eso también me ha gustado, ya que de un tiempo a esta parte se peca en allanar (y muchas veces aplanar en exceso) el lenguaje para llegar a un mayor público, lo que a la larga perjudica la cualidad y la calidad literaria de las novelas. No es el caso.

 

En definitiva, una novela muy atractiva, diferente, que os recomiendo. Una lectura placentera, ágil y que os transportará a una Viena de entreguerras donde sobrevivir es un arte./Verónica García Peña, su última novela 'La isla de las musas' ya está en todas las librerías. 'La isla de las musas'.



Autor: Verónica García Peña

Suscripción a la Newsletter Enviar