1288

{ARTÍCULOS DE OPINIÓN}

'Different days', The Charlatans recuperan la frescura

En la línea de ‘Modern Nature’ (2015), disco en el que ya mostraban una recuperación con respecto a sus trabajos de la última década, la veterana banda mancuniana presenta su decimotercera referencia en un sorprendente estado de forma, algo impredecible hace unos años. Grabado en el estudio que la banda posee en Crewe (Cheshire) y arropados por un montón de amigos/colaboradores, The Charlatans se mantienen fieles a su estilo y, ajenos a modas, perseveran en la actualización de un sonido particular y atractivo para unos seguidores que se/nos hacemos mayores pero aún nos reconocemos en sus canciones. Supervivientes de una época agitada en la siempre efervescente Manchester y a punto de cumplir los treinta años de carrera, presentan unas canciones alejadas del rock y la psicodelia que les auparon hace más de veinte años y, al igual que en su anterior disco, relajan su música con tintes más bailables y próximos al pop.

 

Cojos en la percusión desde el desgraciado fallecimiento en 2013 de Jon Brookes, vuelven a recurrir a ilustres como Pete Salisbury (The Verve) y Stephen Morris (New Order) que se alternan a la batería, a los que añaden prestigiosas colaboraciones de veteranos como Paul Weller, Johnny Marr o Kurt Wagner además de la alocución en uno de sus temas del escritor escocés Ian Rankin.

 

Como ha quedado dicho, abren el disco calmados y cercanos, con elementos de luminosidad electrónica en Hey Sunrise y en Different Days, que añade bajo y guitarras limpios y brillantes; se intercala la más floja Solutions. En Plastic Machinery, buen sencillo de lanzamiento cuyo video fue grabado en Barcelona, continúan despejados, vitales y sin complicaciones antes de aumentar el ritmo en Not Forgotten, que retoma las programaciones para acompañar una claridad de guitarras y bajo que suenan a “noventas”, con un bailable y destacado final instrumental, y las bonitas y fluidas guitarras que acercan There Will Be Chances a un pop más grato. En Over Again y The Same House incluyen más tecnología de lo habitual, también más ritmo, en la segunda con mayor acierto, a las que sigue el enérgico pop noventero de Let’s Go Together. The Setting Sun es un breve instrumental antes de la romántica y reflexiva Spinning Out, con bello tarareo de Paul Weller como colofón.

 

Quizás sería excesivo atribuirles una segunda juventud, pero sí que parecen estar aprovechando reposada y fructíferamente su experiencia con dos últimos discos más que disfrutables. De modo que, cuando sus mejores trabajos empezaban a quedar demasiado atrás, y contra todo pronóstico, parece que The Charlatans han recuperado la frescura de una forma más que honrosa./Javier Castro desde 'Los Restos del Concierto'



Autor: Javier Castro

Suscripción a la Newsletter Enviar