1230

{VIVIR / VIDA EN LA CIUDAD}

Aldeas Infantiles alerta de que el campo que acoge a los refugiados de Moria no reúne las condiciones para afrontar el invierno

Más de 8.000 personas malviven en el campo de refugiados de Kara Tepe 2, en la isla griega de Lesbos, levantado en cuestión de días tras los incendios que devastaron el campo de Moria. Compuesto por tiendas de campaña y a pocos metros del mar, ya ha comenzado a inundarse con las primeras lluvias del otoño. Aldeas Infantiles SOS, que trabaja en Lesbos desde 2015, prepara su plan de emergencia para hacer frente al invierno y advierte del peligro que estas condiciones de vida implican para niños y niñas. La organización reclama al Gobierno griego y a la Comisión Europea un plan integral que garantice una acogida digna y la gestión de los procesos de asilo de forma efectiva y rápida.

 

El drama continúa para los refugiados en Lesbos. Y la llegada del clima invernal no hará sino agravarlo. El nuevo campo de Kara Tepe 2, construido por el ejército griego en un tiempo récord tras el incendio del campo de Moria, en el que se hacinaban 12.000 personas, no reúne las condiciones mínimas de seguridad de cara al invierno. Situado al lado del mar, está formado por carpas y tiendas de campaña, algunas de las cuales ya se han inundado con las primeras lluvias, que han comenzado a embarrar el terreno.

 

“La situación es complicada y especialmente peligrosa para los niños”, asegura el presidente de Aldeas Infantiles SOS, Pedro Puig. “Están viviendo en tiendas que carecen de aislamiento y, por supuesto, de calefacción. Sin acceso a servicios esenciales, de salud o educativos, y sin cumplir unos mínimos en materia de habitabilidad”.

 

Aldeas Infantiles SOS prepara un plan de emergencia para atender las necesidades básicas de niños, niñas y familias que incluye la distribución de alimentos (para lactantes, niños, niñas y mujeres embarazadas, además de adultos en general), kits de higiene y artículos para hacer frente al frío como ropa y mantas. Además, proporcionará servicios educativos en el marco de su programa Educación en Emergencias. Asimismo, Aldeas trabaja con otras organizaciones en el terreno en planes de acondicionamiento para el invierno.

 

Este nuevo Centro de Recepción e Identificación Temporal, donde se controlan entradas y salidas, no complació a nadie. Ni a los refugiados, que se vieron obligados a registrarse en Kara Tepe 2  bajo la amenaza del Gobierno griego de no procesar las solicitudes de asilo de aquellos que no lo hiciesen. Ni a los habitantes de la isla, la mayoría de los cuales piden el traslado de los refugiados al continente. Ni a las organizaciones que proporcionan ayuda humanitaria como Aldeas Infantiles SOS, para quien este campo constituye una solución cortoplacista en la que se están repitiendo los errores cometidos en Moria.

 

Aldeas Infantiles SOS atiende diariamente en Lesbos a 200 niños y niñas, que reciben apoyo educativo y psicosocial en Kara Tepe 1, un campo más pequeño que acoge a unos 950 refugiados especialmente vulnerables, incluidas personas con discapacidad, niños, niñas y madres solas con sus hijos. La organización cuenta, asimismo, con un programa para jóvenes de entre 18 y 25 años que reciben clases de inglés y griego y orientación laboral.

 

El Gobierno griego ha anunciado una reducción del 75% en las llegadas a Lesbos y la descongestión de las islas del Egeo para Navidad, sin dar a conocer ningún plan de acción concreto ni explicar a dónde serán llevados los solicitantes de asilo trasladados al continente, donde el número de refugiados viviendo en la calle y sin acceso a servicios está creciendo.

 

Aldeas Infantiles SOS reclama a las autoridades griegas un plan de acción dirigido a garantizar unas condiciones de acogida dignas y la gestión de los procesos de asilo de forma efectiva y rápida. Asimismo, es imprescindible que la Comisión Europea y los Estados miembros de la Unión no dejen solo al país heleno y colaboren incrementando las plazas de acogida en el continente y favoreciendo la integración de los asilados./SPOONFUL

Suscripción a la Newsletter Enviar