3731

{VIVIR / VIDA EN LA CIUDAD}

'El periodismo es una maravillosa escuela de vida'

El diario digital Rioja2 cumplió su primer aniversario a finales de 2014

  A finales del pasado 2014, el diario digital Rioja2 cumplió un año. Olivia García y Laura Olabe son sus responsables. Al echar la vista atrás describen un año interesante, intenso, lleno de zancadillas, pero también di vertido e interesante. Al analizar el trabajo realizado, Olivia y Laura hablan de algunas expectativas cumplidas desde el punto de vista periodístico y de haber llevado el proyecto hasta su primer aniversario. Describen un camino de rosas sembrado de espinas, que no les ha hecho cambiar su percepción del periodismo, una profesión que contemplan como una extraordinaria escuela de vida.


Spoonful.- Ha pasado un año desde que comenzó a andar Rioja2. ¿Qué veis cuándo echáis la vista atrás?

Olivia.- Veo tantas cosas que me da vértigo. Ha sido un año divertido, interesante, extraño… Pero sobre todo ha sido un año intenso. Es difícil explicar todo lo que hemos aprendido, no sólo desde el punto de vista periodístico sino también empresarial, humano, técnico... Al mirar atrás veo todo eso y también veo un camino tortuoso hasta llegar a donde estamos. Sabíamos que iba a ser difícil pero no imaginábamos hasta dónde podían llegar esas dificultades. Aun así, también diré que las fuerzas están muy por encima de lo que estaban doce meses atrás.


Laura.- Mucho trabajo y, sobre todo, muchas más ganas de seguir adelante a pesar de las dificultades y zancadillas que nos hemos ido encontrando por el camino. Este último año ha sido, sobre todo muy intenso, y me ha servido, entre otras cosas, para ir colocando a personas en su sitio. Como alguien me dijo hace, precisamente un año, el paso del tiempo y la vida hacen que muchos mitos se caigan y que otras personas, que quizás antes pasaban desapercibidas, adquieran cierto protagonismo. Y satisfacción, mucha satisfacción de haber podido llegar hasta aquí a pesar de todo y de muchos.


S.- ¿Se han cumplido las expectativas?

Olivia.- Depende de las expectativas a las que te refieras. Desde el punto de vista laboral, diría que sí. Hemos avanzado mucho en cuanto a la organización y la calidad del trabajo. Desde el punto de vista económico no. Hemos conseguido sobrevivir y tener una garantía de futuro pero aspiramos a vivir con mayor tranquilidad en ese sentido. Desde el punto de vista del medio en general, creo que la pregunta la deberían contestar los lectores.


Laura.- Siempre quedan expectativas por cumplir. Las expectativas que tenía hace un año, no son las mismas que las que tengo ahora, pero también tengo que decir, que vamos por el buen camino.


S.- Imagino que poner un proyecto periodístico en marcha en plena crisis no habrá sido un camino de rosas…

Laura.- Imaginas bien. Ha sido un camino de rosas con espinas. La crisis económica ha mermado, y mucho, la inversión publicitaria. Eso es algo que ha padecido la gran mayoría de medios de comunicación así que imagínate un medio nuevo como éste. Pero también es cierto que se nos han cerrado muchas puertas que para otros permanecen abiertas de par en par antes incluso de haber llamado al timbre. Y me estoy refiriendo a todas esas campañas publicitarias que durante este año han puesto en marcha las distintas instituciones y a las que no hemos podido acceder.


Olivia.- No sólo no ha sido un camino de rosas sino que hemos ido andando más bien sobre espinas. Pero no es únicamente a causa de la crisis.


S.- ¿Ha cambiado vuestra percepción del periodismo en este tiempo?

Olivia.- Al contrario. La percepción del periodismo se ha acercado más que nunca a la que siempre había tenido desde que estudiaba la carrera. Sí que hemos descubierto algunos aspectos que desconocíamos por el hecho de gestionar un medio de comunicación.


Laura.- No ha cambiado, aunque sí que es cierto que el periodismo que puedo ejercer ahora está más cerca de esa visión romántica de la profesión que todos tenemos durante los años de facultad. Creo que el periodismo nunca debe dejar de ser eso, periodismo. El poder gestionar tu propio medio de comunicación se ha convertido en un arma de doble filo porque por un lado me he vuelto a enamorar de esta profesión pero por otro he sido testigo, en primera fila, de cómo funcionan algunas cosas y, sinceramente da un poquito de asco.

S.- ¿Probamos con algunas ideas célebres sobre el periodismo? En el buen periodismo, además de la descripción de un acontecimiento, es precisa la explicación de porqué ha sucedido. En el mal periodismo encontramos tan sólo la descripción sin su contexto.

Laura.- No estoy del todo de acuerdo. El periodismo informativo es eso, informar de acontencimientos y hechos que tengan un interés para el público al que nos dirigimos. Luego hay otros géneros que te permiten y, casi te exigen, esa contextualización y, en algunas ocasiones, incluso dar tu opinión. 


Olivia.- Tampoco yo lo comparto al cien por cien. Para eso existen los géneros periodísticos también. Unos se limitan a contar, otros a profundizar, a explicar o a investigar. No se puede decir que sea mal periodismo el relato de un suceso o una crónica en la que se narra algo que ha ocurrido. Luego están los grandes géneros como el reportaje en el que se permite ahondar más en la información, contextualizar.

 

S- El periodismo es una maravillosa escuela de vida.

Olivia.- Totalmente. Siempre se dice que los periodistas sabemos un poco de muchas cosas pero mucho de nada. Y es así, sobre todo ahora que se está acabando con el periodista especializado y se apuesta más por el profesional ‘multidisciplinar’. Eso a veces dificulta el trabajo pero te permite aprender muchísimas cosas, estar en contacto con gran cantidad de personas de ámbitos totalmente dispares, con comportamientos diferentes, en situaciones distintas. Sin ninguna duda, es un continuo aprendizaje.


Laura.- Sí. Rotundamente sí. Hemos elegido una profesión que nos permite estar en contacto con gente muy dispar y, en muchas ocasiones muy interesante. Gente que, quizás de otra forma, nunca  se cruzaría en tu camino.


S.- Periodismo: lanza la mierda y lávate las manos.

Olivia.- No es que te laves las manos, es que tu función es publicar la información. Por supuesto cuando lo haces mides la repercusión que puede tener. Y en ocasiones pagas las consecuencias. Así que en ningún caso te lavas las manos. También te diré que si nos lavásemos las manos, no nos llevaríamos los malos ratos que nos llevamos a veces. Además de periodistas, somos personas y cuando vives y cuentas una historia dura también te implicas de una u otra forma.


Laura.- No estoy de acuerdo con esa idea porque al final, siempre somos responsables de lo que escribimos.


S.- El periodismo es el cuarto poder.

Olivia.- El cuarto o el primero. Es indudable la influencia que tiene todo lo publicado. El problema es que, como ocurre con el resto de poderes, en general no son del todo independientes entre sí.


Laura.- Quizás en otros tiempos sí fuera. Con esto no quiero negar el poder y la influencia que tienen los medios de comunicación pero, sinceramente, creo que en estos momentos el económico es el auténtico poder. Un poder cuyos tentáculos llegan muy lejos y de los que no escapan, lamentablemente, los medios de comunicación. Un ejemplo reciente, las noticias de portada de los principales diarios de tirada nacional aparecieron ocultas tras el anuncio publicitario de un banco. El periodismo es cuestión de prioridades, ¿cuál es la primera? Lectores o publicidad…


S.- El periodismo o es libre o es una farsa.

Laura.- Así es. Y, sinceramente, creo que es una máxima que tenemos la gran mayoría de los periodistas. El día que no sea así…. mal vamos. Otra cosa distinta es que se pueda ejercer con libertar esta profesión. Ahora mismo hay varios ejemplos de productos periodísticos libres que están cosechando éxitos. Productos que triunfan porque, además de contar con buenos profesionales, detrás hay un director que se parte la cara por sus redactores cuando alguien llama contrariado por el tema o la entrevista de esa semana.


Olivia.- Es complejo. Sé que esto me puede acarrear muchas críticas pero yo diría que es una farsa en cierto modo ‘consentida’ porque el lector o el oyente sabe a dónde tiene que acudir si quiere leer o escuchar una cosa u otra.  Por supuesto, la aspiración de todo periodista es la libertad plena.


S.- El periodismo consiste esencialmente en contar.

Laura.- Yo creo que sí. Teniendo claro siempre claro el compromiso que tenemos con el lector que es, al fin y al cabo, al que tenemos que rendirle cuentas.

 

Olivia.- Diría lo mismo que en la primera reflexión de la conversación. Depende del género. No es sólo contar, también es investigar, dar voz a otras personas, opinar.
S.- Las personas son consumidoras de periodismo.

Laura.- Sí y creo que cada día más. Pero además creo que no nos estamos quedando solo ahí. La gente se está volviendo más exigente, quiere un tipo de prensa independiente que pueda hacer frente, por sí sola, a las presiones de otros poderes. Personas que, con su dinero, están apoyando distintos proyectos periodísticos. En Rioja2.como contamos un buen número de socios que, con sus aportaciones económicas nos están haciendo el camino un poco más fácil. Qué decir de eldiario.es o del nuevo proyecto de Pedro J. Ramírez.


Olivia.- Las personas en esta sociedad somos consumidoras, a secas. Eso incluye al periodismo.


S.- El periodismo es un borrador de la literatura, y la literatura es periodismo sin apremio de cierre.

Olivia.- Es una bonita forma de decirlo. Aunque la literatura me parece infinitamente más compleja que el periodismo. Sin duda, hay periodistas que hacen literatura y literatos que son maravillosos cronistas. Hay una pequeña simbiosis entre ambas disciplinas.


Laura.- Depende del género del que estemos hablando.

 

S.- El verdadero periodismo es intencional, intenta provocar algún tipo de cambio.

Olivia.- El periodismo provoca cambios, a veces con intención, otras sin ella.


Laura.- Sea intencional o no, el periodismo creo que siempre provoca algún tipo de cambio o reacción en el lector.


S.- El periodismo es un lugar de lucha política, inevitablemente.

Laura.- Inevitablemente. Y, ¿cuántas veces esa lucha se queda en las redacciones?. Cuántos días asistimos a un bombardeo de notas de prensa de los  distintos partidos políticos, réplicas y contrarréplicas que, ni siquiera llegan a los lectores… Algo que se acrecentará, y de qué manera, en esta campaña electoral… Bueno, de hecho ya está pasando. Es curioso, además, que en ocasiones  a la redacción nos llega la réplica del partido de turno cuestionando la rueda de prensa del 'contrincante' incluso antes de que ésta acabe…


S.- El periodismo es un servicio público donde debe primar la verdad y nos los intereses políticos, empresariales, de los banqueros, los sindicatos o del que paga…

Olivia.- Por supuesto. Creo que no habrá nadie que cuestione eso. Otra cosa es que se cumpla o no.


Laura.- Si eso fuera cierto….  Insisto, el periodismo es cuestión de prioridades, ¿cuál es la primera, la publicidad o los lectores?


S.- y…¿ objetivo 2015?

Olivia.- Seguir adelante, que no es poco. Ha sido un año muy difícil y seguimos luchando cada día. Mantenernos en la línea que hemos conseguido alcanzar, seguir creciendo y conseguir que superar las trabas a las que nos enfrentamos cada día. Por lo demás, sin duda va a ser un año intenso para el periodismo con elecciones municipales, autonómicas y nacionales y con un panorama político y social que no habíamos conocido nunca. Va a haber mucho trabajo y, para los que nos gusta esto, va a ser sin duda divertido.


Laura.- Seguir disfrutando de y con mi trabajo que no es otro que contar lo que está pasando, como digo siempre, pese a todo y pese algunos.

Suscripción a la Newsletter Enviar