2034

{VIVIR / DISEñOS Y ARQUITECTURA}

Concéntrico 03 supera fronteras

El festival de arquitectura logroñés triplica la cifra de visitantes respecto a ediciones anteriores

Quién le iba a decir a Javier Peña -director y creador de Concéntrico-, cuando en 2015 brotaba la idea de Concéntrico, que tres años después, el festival de Arquitectura y Diseño de Logroño triplicaría el número de visitantes, alcanzaría una dimensión internacional con artistas de Francia, Portugal, Brasil, Chile, Alemania y Singapur, lograría la apertura al público de algunas joyas del casco antiguo logroñés como la Casa Farias o el patio de la Biblioteca de La Roja, e incluso su arte trascendería de las calles del núcleo urbano a los viñedos de Bodegas Lan.

 

Y es preciso hablar de ÉXITO: en grande y en mayúsculas. Un rotundo éxito para esta fusión de arte y arquitectura que surgió casi de una forma experimental de la mano del arquitecto logroñés y que ha logrado consagrarse como una cita ineludible en la agenda cultural riojana y abrir sus fronteras ante un público tan heterogéneo como entregado a las numerosas actividades que la tercera edición de Concéntrico, recién concluida, ha traído consigo.

 

Nueve equipos dedicados a la Arquitectura y el Diseño de origen español e internacional ofrecieron respuesta a cada una de las localizaciones propuestas por la organización del festival, dando como resultado nueve instalaciones de arquitectura efímera, que han acompañado alguno de los rincones más mágicos del corazón logroñés durante cinco días (del 27 de abril al 1 de mayo), construyendo una nueva ciudad dentro de la ciudad que ya todos conocíamos tradicionalmente.

Nueve equipos y nueve intervenciones

Las instalaciones para algunas de las localizaciones de Concéntrico  salieron a concurso. De entre la multitud de proyectos presentados, procedentes de todo el mundo, fueron dos los elegidos para su realización. Es el caso de 'Cada cuba huele al vino que tiene', situada en plaza colindante a la Muralla del Revellín, obra de  DP Architects  de Singapur  que se inspiraron en el producto estrella de La Rioja para su  propuesta ganadora construyendo, o mejor dicho, deconstruyendo cubas en duelas, anillos, que ofrecían una interesante experiencia  sensorial.

 

La otra obra seleccionada por concurso fue la encargada de albergar la sede del festival a modo de pabellón. Bajo el nombre de 'Origami' la propuesta ganadora del equipo gallego que capitanea el arquitecto Manuel Bouzas, hacía honor al arte oriental que consiste en el plegado de papel manualmente para obtener todo tipo de figuras. Una curiosa idea en la que los tablones de conglomerado actuaban a modo de un gran papel lleno de dobleces y figuras de formas variadas. 

Entre los equipos creativos que han participado en Concéntrico 03 también figura el estudio madrileño de arquitectura Picado de Blas que propuso un enorme ciempiés que transformó el tránsito por la recóndita Plaza de San Bartolomé y cuya superficie dio lugar a un gran número de actividades como catas de vino, dada su disposición a modo de una inmensa y laberíntica barra de bar.

 

El claustro de Santa María de Palacio, uno de los espacios más mágicos de la cita, ya que habitualmente se encuentra cerrado al público, este año mostraba una pieza en forma de fuente -y es que todo claustro que se precie ha de albergar una-, realizada por el diseñador catalán Guillermo Santomà. Una reconstrucción a modo de elemento ficticio, que el diseñador recreó tras la última rehabilitación del claustro llevada a cabo en los años 80. 

 

Los  franceses Shalumo+Ma, procedentes de Burdeos en representación del Festival de Architectures Vives de Montpellier con el que Concéntrico mantiene un intercambio -y en el que los participantes riojanos de Concéntrico ganaron el premio del público en su última edición-, formaron en el patio interior de la Bibilioteca Pública su particular 'Topos', jugando con el lenguaje y el espacio al remitirse al griego como una topografía que transformó el uso del suelo del espacio. 

En esta última edición también ha habido cabida para la Arquitectura riojana. Varios de los equipos seleccionados para participar en este Festival de Arquitectura y Diseño eran de procedencia local. Fueron tres las intervenciones. En primer lugar, la integrada por los arquitectos Domingo y Antonio García-Pozuelo con su instalación 'La ciudad itinerario' . Un pasadizo a través de módulos formados por espejos y reflejos, que construían recorridos alternativos en la Plaza de Santa Ana. Un 'efecto espejo' de diseño donde el público interactuó ante la multitud de visiones que la proyección de los espejos ofrecía. 

 

Los alumnos de la Escuela Superior de Diseño de Logroño también estuvieron presentes en el festival con el proyecto 'En clave de ESDIR', una instalación situada en los entresijos del Calado de San Gregorio que se convirtió en un camino al que acompañó toda una experiencia sensorial. 

Una de las novedades de esta tercera edición de Concéntrico ha sido situar una intervención en el patio de Casa Farias, situado en plena Calle Mayor de Logroño. De esta manera, el espacio municipal transformó su función habitual para acoger la propuesta de Arquitect, un estudio multidisciplinar de arquitectos, aparejadores, ingenieros e interioristas con raíces locales, que propone una ciudad inventada en una zona todavía por integrar.

Por último, esta tercera edición de Concéntrico salió de los límites urbanos para llevar el escenario de una de sus obras a Viña Laciano, perteneciente a Bodegas LAN. Los encargados de llevar a cabo tan bucólica labor fueron el estudio Takk, quienes, a través de Picnic, crearon un espacio donde encontarse, charlar, comer y beber. Una estructura a modo de jaula con bebederos para pájaros y ornamentada con una gran variedad de flores y decoración vegetal y autóctona del lugar. Una enorme 'cabaña' en mitad de un oasis de paz, viñas e idílicos paisajes. 

 

Mucho más que instalaciones efímeras

El festival ha tenido una agenda de lo más variado con sedes como la Escuela Oficial de Arquitectos de Logroño o  el museo Wúrth. Además de las obras propiamente dichas, todas ellas elaboradas con el material que Concéntrico dispone a los participantes (veinte tableros de contrachapado), otro de los platos más fuertes y de mayor participación ciudadana ha sido el gran número de actividades provistas a lo largo de los cinco días de festival. Entre ellas ha habido foros de debate, conversaciones sobre Arquitectura en Iberoamérica con profesionales de Chile, Brasil, Portugal y España, mesas redondas perfomances, talleres, exposiciones e incluso el ya citado, picnic entre viñedos. 

El museo Wúrth también ha querido abrir sus puertas, otro año más, a Concéntrico ofreciendo la exposición 'Sillas para....,' una muestra de mobiliario realizada por los alumnos de la Escuela de Diseño del IED de Madrid. El programa de Concéntrico en la sede riojana del museo también contó con una mesa redonda con el colectivo Mecedorama y un Taller de Lámparas, en el que el público pudo conocer de primera mano cómo se trabaja un producto, sintiéndose partícipes y no sólo observadores, sino también creadores de este festival.

 

Arquitectura al alcance de todos

Un Casco Antiguo logroñés reinterpretado por la mirada de los creadores, en muchos casos ajenos a esta ciudad, pero también una nueva mirada para los propios logroñeses que han podido conocer una ciudad que escapa del itinerario habitual. Una nueva óptica: la arquitectura, eso sí, siempre desde el respeto al entorno; una especie de mímesis entre el conceptualismo artístico y el pasado de una urbe que hoy se mantiene intacto en forma de su legado patrimonial. 

 

Gracias a este diálogo entre el patrimonio logroñés y la arquitectura contemporánea, Concéntrico 03 se ha consagrado como como uno de los certámenes pioneros e innovadores del panorama arquitectónico nacional. La filosofía del festival resalta y dejan bien claro que la Arquitectura y el Diseño, no son sólo para arquitectos y diseñadores, sino que están al alcance de todo el público, gracias a su carácter dinámico y exógamo./Paula Gil Ocón 

 

* Fotografías: Rafa Lafuente.

 

 

Suscripción a la Newsletter Enviar