1710

{DEPORTE / OTROS DEPORTES}

El Giro y el desafío al tiempo

La prueba italiana celebra su 99 edición con Nibali, Landa y Valverde como favoritos

Cuando Fiorenzo Magni venció en el Giro de 1955 se convirtió, a sus 35 años, en el ciclista de más edad en hacerse con la maglia rosa. Aquel año, Estados Unidos detonó una bomba de dos kilotones, a las que previamente habían bautizado como Moht, en una prueba nuclear en Nevada; Churchill había dimitido al sentirse mayor, y Elvis Presley iniciaba su primera gira. Más de sesenta años después, Magni –que también pudo presumir de ser el primer corredor en ganar etapas en las tres grandes- continúan ostentado la marca de ganador más longevo de la carrera italiana.


El Giro celebra en 2016 su 99 edición. La historia de la prueba comenzó a fraguarse desde la competencia de dos periódicos italianos. Como ya sucediera con el Tour, el Giro nació ligado a un diario, en este caso La Gazzeta dello Sport que se disputaba lectores en gran rivalidad con La Gazzeta della Sera, que ya celebraba una carrera de automóviles a lo largo y ancho de la geografía italiana. Cuentan, que fue el periodista Tullio Morgani quien sugirió al director de La Gazzeta dello Sport dar una paso más –ya organizaban el Giro de Lombardía y la Milán San Remo- y adelantarse a posibles rivales y instituir una gran carrera ciclista a través del mapa italiano. El 7 de agosto de 1908, La Gazzeta dello Sport anunció la disputa de la competición a partir del año siguiente. Así, el 13 de mayo de 1909, con la participación de 127 corredores, comenzó la primera etapa -entre la plaza de Loreto de Milán Bolonia- de una carrera que con el tiempo se convertiría en leyenda.

 

Aquel primer Giro de Italia recorrió 2.448 kilómetros distribuidos en ocho etapas, que se disputaban cada dos o tres días con el objeto de ajustarlas con la publicación de La Gazzeta dello Sport, por aquellos tiempo de edición trisemanal. Entonces, del mismo modo que sucedía en la ronda francesa, la clasificación general se definía por puntos. Luigi Ganna fue el vencedor, por delante de Carlo Galleti y Giovani Rossignoli. De haber sido el cronómetro el juez, hubiera sido Rossignoli quien hubiera ocupado un lugar en la historia del Giro, ya que aventajó en más de 37 minutos a sus rivales.
La maglia rosa no hizo su aparición en la carrera italiana hasta 1931. Fue Francesco Camusso el primero en obtenerla en propiedad al final de la prueba. La historia del Giro es el relato del dominio de Binda, los duelos entre Coppi y Batalli, el desafío de corredores foráneos –Gaul y Anquetil-, la era Merckx, la rivalidad entre Saroni y Moser, la pugna entre Indurain y Pantani –sin olvidar a Gianni Bugno, Claudio Chiappucci y Franco Chioccioli, Berzin, Tonkov, Rominger o Gotti- hasta alcanzar recuerdos más nítidos con Simoni, Salvodelli,  Garzelli, Cunego, Basso y Di Luca, Contador, Nibali y Nairo Quintana. Si Mario Cipollini (42) es el ciclista con más victorias de etapa, en lo alto de la clasificación general reinan Binda, Coppi y Marckx con cinco triunfos finales.


El Giro 2016 comienza hoy desde la localidad holandesa de Apeldoorn, situada entre colinas boscosas, con una contrarreloj individual de 9,8 kilómetros. Cinco días después llegará el primer final en alto en Rocarasso. Allí deberán dejarse ver ya los favoritos a la victoria final, que a priori no son tantos. Vincenzo Nibali –ganador de las tres grandes- por encima de todos; Mikel Landa, Tom Dumoulin y Esteban Chaves –con la responsabilidad de confirmar lo apuntado la temporada anterior-, Rigoberto Urán –siempre en la terna, pero casi siempre descartado antes de tiempo-, Steven Kruijswijk, Rafal Majka, Ilnur Zakarin, y Alejandro Valverde, que debuta en la carrera italiana y tiene ante si la posibilidad de convertirse en uno de los pocos corredores que ha logrado victorias de etapa en las tres grandes, hacer podio en las tres grandes y…, si al final se hiciera con la maglia rosa en Turín, ocupar el lugar de Fiorenzo Magni, como el corredor de más edad en ganar el Giro de Italia. Ahora, las bombas forman una tormenta interminable sobre Alepo, para contemplar la dimisión de un presidente es preciso viajar a la fría Islandia y Elvis... Elvis quizá coninúa de gira... Sobre  el Giro, 29 de mayo, Turín, resolución./Javi Muro

Suscripción a la Newsletter Enviar