1002

{DEPORTE / OTROS DEPORTES}

El Giro 2018 comienza en Jerusalén y rinde homenaje a Bartali, el gran escalador que salvó a 800 judios de Mussolini

El Giro 2018 parte desde la ciudad de Jerusalén. Desde los montes de Judea y entre el Mediterráneo y el mar Muerto, la carrera italiana celebrará las tres primeras etapas de su 101 edición en territorio israelí. Será un homenaje a Gino Bartali, el gran escalador que ganó la prueba en tres ocasiones y hace, aproximadamente, algo menos de quince años sumó a su merecido lugar en la historia del deporte a un espacio en la Historia, en la universal.

 

Cuentan los que siguieron su trayectoria que la guerra y Fausto Coppi, su rival y amigo, impidieron que añadiera más victorias en el Giro en su palmarés. Sí incrementó su currículo con dos Tour de Francia, cuatro Milán-San Remo, tres Giros de Lombardía, y nueve maillots de la montaña, siete del Giro y dos del Tour. En total acumuló 91 triunfos como profesional. Bartali es recordado como un auténtico mito de la bicicleta.

 

Pero no fue hasta después de su muerte en el año 2000 cuando se conoció la más grande de sus proezas. Fue también sobre las dos ruedas de su bicicleta, aunque la meta no estaba marcada sobre el asfalto sino mucho más allá. Y es que, Bartali dedicó dos años de su vida a salvar la vida de aproximadamente ochocientos judíos. Como no podía ser de otra manera, se sirvió de su profesión, de su pasión, de la bicicleta –quien iba a sospechar- para llevar escondidos los papeles y la documentación necesaria de un lado a otro de la frontera. Bartali decía que entrenaba y todo el mundo le creía, miraban admirados el potente e incansable pedaleo del campeón que había conseguido enorgullecer a Mussolini con su victoria en el Tour de 1938.

 

Gino Bartalí nunca reveló su solidaria y arriesgada acción, se fue a la tumba con ella. Sólo en 2003, tres años después de su fallecimiento se conoció su secreto. Fueron los hijos de Giorgio Nissim quienes por casualidad encontraron un viejo diario de su padre. En aquellas páginas se describía de forma detallada el método de funcionamiento de la red clandestina dedicada a conseguir documentos para salvar la vida de personas de origen judío. 

 

El diario de Nissim explicaba minuciosamente los viajes –entrenamientos aparentes- que realizaba Bartali, los kilómetros realizados, los papeles escondidos bajo el sillín de su bicicleta y su compromiso con la causa. Entonces, al conocer el secreto del diario, empezaron a cobrar sentido aquellos duros y exigentes entrenamientos en tiempo de guerra, cuando no había competiciones debido al conflicto bélico.

 

Mussolini mientras tanto –ajeno a la actividad del gran cciclista- describía al campeón como ejemplo del Partido Fascistas Italiano. Bartali al mismo tiempo mostraba en grandes caracteres su nombre en el maillot, de modo que en cada uno de sus entrenamientos era reconocido y jaleado en vez de registrado y controlado. A fin de cuentas era un héroe para el Duce y qué menos que permitirle pedalear arriba y abajo por donde considerara más oportuno para mantener su estado de forma.

 

Hasta el descubrimiento del viejo diario, Gino Bartali estaba considerado como uno de los mejores ciclistas de todos los tiempos, pero también como una persona afín al régimen fascista de Mussolini, quien soñaba con ver derrotados a los franceses por un italiano en el Tour de Francia. En 1938, Bartalí cumplió el sueño del Duce. Y no sólo obtuvo la victoria sino que aventajó al segundo clasificado en veinte minutos. Ahora, el Giro 2018 se convierte en la primera de las tres grandes rondas por etapas en comenzar fuera de Europa. Un Giro que volverá a finalizar en las calles de Roma, tal y como lo hizo en las ediciones de 1911, 1950 y 2009. Un Giro con 3.562,9 kilómetros, con dos contrarreloj individuales y 8 llegadas cuesta arriba, con el monte Zoncolán como gran cima a superar. Doumolin, que defiende el trono, Fabio Aru, Miguel Ángel ‘Supermám’ López, Pinot, Esteban Chaves, Bennet y Chris Froome, aparecen a priori como favoritos. Formolo, Woods, Meintjes Yates y Pozzovivo, tendrá bazas a jugar seguro. Veintidós días sobre la bicicleta para rendir homenaje a la leyenda de Gino Bartali./Javi Muro

 

* Relato incluido en el libro 'La carrera que no fue, los héroes que no llegaro'

 

 

Suscripción a la Newsletter Enviar