6371

{DEPORTE / OTROS DEPORTES}

'La motivación de chicas y chicos a practicar deporte es diferente por lo que las medidas de promoción también deben serlo'

Esther Gargallo analiza en su tesis la predisposición de los adolescentes a la práctica deportiva

¿Si los chicos y chicas se inician al mismo tiempo en la práctica físico/depotiva por qué después las chicas la abandonan en un porcentaje sensiblemente mayor? Esa es una de las preguntas que surge de la tesis doctoral desarrollada por Esther Gargallo, profesora del Departamento de Ciencias de la Educación de la Universidad de La Rioja. El dato es relevante, un 30 por ciento de las chicas adolescentes abandona la práctica deportiva, frente a un 10 por ciento de los chicos. El estudio desarrollado por Esther y dirigido por Ana Ponce de León y Eva Sanz ha contado con la colaboración en el trabajo de campo del equipo de investigación de la UR y revela cuestiones no sólo cuantitativas, sino también cualitativas referentes a la motivación./Javi Muro


La investigación revela datos significativos. Las actividades más deseadas entre los adolescentes para la ocupación de su tiempo libre son salir con sus amigos y la práctica físico/deportiva, pero el deseo de las chicas respecto al deporte es menor (59,90 por ciento) que el de los chicos (71 por ciento). La intención se constata al comprobar que el 85,7 por ciento de los chicos practican una actividad deportiva, frente al 65,6 de las chicas. La continuidad es también relevante; en los chicos alcanza 85,3 por ciento, mientras que en las chicas es del 62,5. Tres de cada diez mujeres que comienza a practicar actividad físico deportiva –sea reglada o no- abandona, frente a 1 de cada 10 chicos.


S.- ¿Cómo surge la idea de desarrollar la tesis sobre los predictores de la actividad físico/deportiva en estudiantes de Secundaria de La Rioja?

La tesis surge a raíz de una investigación realizada anteriormente. Es un dato importante porque ese estudio previo determinó, de una forma descriptiva, las actividades de tiempo libre de los adolecentes. Se centraba en lo referente en la práctica físico/deportiva. Esa investigación recomendaba estudiar las diferencias que existían entre chicos y chicas y establecer los predictores; es decir, ir más allá y realizar no sólo un análisis descriptivo sino tratar de determinar qué factores nos llevan a pronosticar si los adolescentes van a continuar practicando actividad físico/deportiva o si la van a abandonar.


S.- ¿Qué determina la investigación?

Nuestro estudio determina que hay una clara diferencia entre chicos y chicas en cuanto a la práctica físico/deportiva, se constata también que hay un mayor abandono por parte de las chicas. Aunque se inician al mismo tiempo en la práctica, conforme aumenta la edad, las chicas abandonan con una mayor probabilidad la práctica, mientras los chicos presentan una mayor probabilidad de continuar. En concreto, un 30 por ciento de las chicas adolescentes abandona la práctica deportiva, mientras que en el caso de los chicos tan sólo un 10 por ciento deja de realizar deporte.


S.- ¿Qué motiva esa diferencia?

Existen diferencias no sólo cuantitativas –número de participantes y de abandono-, sino también cualitativas que se refieren a las motivaciones hacia la práctica, a cuestiones de género, que creemos importante continuar indagando en ellas. En cuanto a los intereses respecto a la ocupación del tiempo libre, se observa también que las chicas prefieren estar con sus amigas, 9 de cada 10 chicas; mientras que en el caso de los chicos son 7 de cada 10. Pero, al mismo tiempo, 8 de cada 10 chicos también desean practicar actividad física en su tiempo libre. Estar con los amigos es la actividad más importante para las chicas y practicar actividad físico/deportiva es la más importante para los chicos. En los intereses aparece ya una diferencia.


S.- ¿Qué influye en la probabilidad de que chicos y chicas continúen practicando deporte?

Hay dos factores que predisponen hacia la práctica en el futuro, en el caso de las chicas el deseo de practicar actividad físico/deportiva en el futuro; en el caso de los chicos, es el gusto por practicar actividad físico/deportiva.


S.- ¿Es también una cuestión también de tiempo libre?

Sí, hemos analizado en qué ocupan el tiempo libre los adolescentes. De todas las actividades que mencionaban, actividades culturales como leer, ir al cine, juegos de mesa, estar con la familia, estar con los amigos, estar con la pareja, ir de tiendas, hemos estudiado que influencia tenían todas esas acciones en la práctica de actividad/físico deportiva. No hemos encontrado una relación directa entre las actividades que practican o desean practicar en el tiempo libre y que, posteriormente, practiquen actividad físico/deportiva. Lo que sí hemos observado es que tanto para las chicas como para los chicos estar con los amigos es muy importante. Ahí surge un nuevo camino de investigación, la influencia de los amigos en la práctica físico/deportiva. Es decir, cómo aprovechando el deseo de estar con los amigos pude orientarse hacia una mayor práctica deportiva.


S.- ¿Has detectado en el estudio que los adolescentes practican deporte por pertenencia al grupo de amigos?

No es tanto que se practique deporte en grupo, pero sí se ha detectado que cuánta mayor práctica deportiva hacen los amigos más deporte hacen los adolescentes. La influencia de la de los amigos en la práctica deportiva es un análisis descriptivo. Nos revela  que cuantos más amigos practican deporte más lo practican los adolescentes, pero no podemos decir que sea un predictor sobre la práctica deportiva en el futuro. No aumenta la probabilidad. Del mismo modo, también la práctica deportiva por parte de los padres influye sobre los hijos.


S.- Pero es fácil escuchar, me he apuntado a este o tal deporte porque van mis amigos…

No hemos entrado a analizar la forma en que influye, si es porque practica el mejor amigo o si es porque practican en grupo, o si depende de que realicen una actividad física con los padres. Nos hemos quedado en términos cuantitativos, pero esa es una buena línea de investigación. En otras investigaciones sí se ha detectado que la práctica deportiva del mejor amigo puede aumentar hasta en un 25 por ciento el hecho de que realicen deporte los adolescentes.


S.- ¿El hecho de que las chicas abandonen en mayor número la práctica deportiva puede depender también de que el deporte dirigido a los chicos está más estructurado que el de las chicas, al menos a esas edades?

Teóricamente no tendría que ser así. Las actividades extraescolares están organizadas de la misma forma, no debería existir una diferencia por ser un deporte femenino o masculino, pero sí es cierto que existen aspectos culturales que están relacionados con el género - en el deporte se observa claramente-, que pueden determinar la práctica deportiva entre chicos y chicas. Por eso, creemos que es importante seguir investigando en el aspecto de género. Tiene que ver también con los estereotipos deportivos. Está comprobado que los niños llegan al deporte sin ningún estereotipo, pero conforme se introducen en la escuela y en las actividades deportivas somos los adultos los que les transmitimos esas referencias en cuanto al género. El apoyo de los padres también es diferente ante los chicos o las chicas. No son datos de mi tesis, sino de otros estudios que han analizado el tema y que he tenido de referencia.


S.- Estereotipos sociales…

Sí. Son estereotipos de género muy arraigados por el contexto social cercano y también por el más amplio, como es la televisión y los medios de comunicación. No es sólo el colegio, los monitores o los padres, sino que es el contexto más lejano el que genera los estereotipos.


S.- Hilando con el dato que revela que el 30 por ciento de las chicas abandona la práctica físico/deportiva, parece que existen unos condicionantes para que suceda así, parece que todo está predispuesto en ese sentido, que ante la falta de motivación es más complicado continuar, ¿no?

Sí.


S.- Mencionabas la televisión. Es muy complicado que una niña se motive con practicar deporte si ve en la televisión que nunca hablan de su deporte…

No es algo que haya estudiado en la tesis, pero está claro que en el abandono de la práctica físico/deportiva por parte de las chicas no sólo influyen los padres, los amigos y los intereses individuales, sino que el conjunto de la sociedad está determinando hacia donde van a ir las chicas y hacia donde van a ir los chicos. Y  ahí aparecen los medios de comunicación. Mi hija, que hace atletismo, también lo dice “lo único que sale en la televisión es el fútbol”. Entonces, si las chicas no practican fútbol difícilmente se pueden identificar con algo que están viendo en la televisión y que a ellas no les gusta. Todo esto sin olvidar que de entrada los intereses que ellas tienen no son los mismos que los chicos. Luego esos intereses se pueden orientar a través de la Educación, pero si no hay referentes porque no los vemos en la televisión… Además, los padres no apoyan del mismo modo a las chicas que a los chicos.


S.- ¿Los padres no apoyan igual a las chicas que a los chicos respecto a la práctica deportiva?

Sí, además está demostrado que en cuanto a la práctica deportiva a las chicas les influye más el apoyo de la familia. Al final, se dan una serie de circunstancias que influyen en que las chicas estén más predispuestas al abandono de la práctica físico/deportiva. Habría que cambiar la base, no sólo en la escuela, sino también en los medios de comunicación porque entre todos esos son estereotipos que estamos transmitiendo.


S.- Chicos y chicas comienzan la práctica deportiva al mismo tiempo, pero después las chicas abandonan en un porcentaje bastante superior.

En Primaria, chicos y chicas comienzan la actividad deportiva. ¿Por qué después las chicas abandonan en un porcentaje mayor? No debería ocurrir ya que la Educación transcurre paralela para ambos. Hay cuestiones que predisponen a que las chicas abandonen más, pero no tendría porque ser así. Conforme avanza la edad, avanza el índice de abandono. No podemos olvidar que práctica físico/deportiva es elevada, hay muchas chicas que continúan practicando deporte, pero si lo comparas con los chicos el porcentaje de abandono es muy significativo.


S.- ¿Cuáles son las causas de abandono?

Las chicas apuntan que su tiempo libre es menor y que tienen otras ocupaciones importantes. En el caso de los chicos no es así, ellos perciben que tienen un mayor tiempo libre. Ahí, puede influir también la escala de valores. Puede ser que las chicas prioricen los estudios frente al deporte y por ese motivo consideran que no disponen de tanto tiempo libre. Dicen, tengo poco tiempo y lo dedico a estudiar y a estar con mis amigos y tengo que eliminar el deporte. En cambio, los chicos no consideran que tengan falta de tiempo.


S.- Pero todo el mundo coincide que la práctica deportiva es beneficiosa, ¿no?

Sí. Otro dato muy curiosos que se desprende del estudio es que las chicas que practicaban y continúan practicando deporte son las que encuentran más tiempo libre para realizar otras actividades. Es decir, además de practicar deporte, leen, ven la televisión, salen con sus amigos… Son las más activas en general. La motivación es, al final, lo que te mueve a practicar deporte.


S.- ¿Puede influir también que los chicos ven en los medios de comunicación, en la televisión, el deporte como un medio de ganarse la vida –lo interpretan así, al menos- mientras que las chicas no ven esos referentes?

Podría ser, pero es algo que se escapa de mi tesis. Es algo que podrían pensar las chicas, pero también los padres. Es cierto que al final se identifican con lo que ven en televisión porque son los estereotipos y modelos que observan y si ven que no hay chicas que se ganen la vida con el deporte pues, lógicamente, también puede influir. Pero no es algo que haya investigado en este estudio.


S.- ¿Las chicas no encuentran referentes…?

No es normal que equipos de chicas estén ganando campeonatos y medallas y apenas les dediquen unos segundos en los informativos. Las chicas no tienen acceso a ningún referente deportivo. Cuando se realizan campañas de promoción del deporte sí se utiliza a chicas deportistas, pero no las conocen porque nunca antes las han nombrado en los medios.


S.- Comentabas que las chicas que practican deporte son también las más activas con su tiempo libre. Un factor que indica, de alguna manera, que la práctica deportiva ejerce como activador, ¿no?

Sí. Ese dato me parece muy curioso. Estudiamos cuatro grupos diferenciados en chicos y chicas. Los que realizaban una actividad deportiva, los que habían abandonado, los que nunca se habían iniciado en la práctica, y los que habían iniciado la práctica deportiva recientemente. De entrada tiendes a pensar que los que van a realizar menos actividades en general son los que practican más deporte, pero no es así. No realizan la actividad deportiva a expensas del abandono de otras actividades, sino todo lo contrario. En cambio, las chicas inactivas, son las menos actividades realizan en todos los parámetros. Son las que menos actividades culturales realizan, las que menos salen de compras, las que menos están con los amigos, las que menos actividad en general realizan. Puede ser una cuestión de motivación, pero es un interesante camino a investigar.


S.- ¿Qué conclusiones extraes de tu investigación?

Realmente existe diferencia en la práctica físico/deportiva entre chicos y chicas y, por lo tanto, las medidas para promover esa práctica deberían de ser diferentes. No podemos tratar a toda la población igual cuando los estudios nos están diciendo que los gustos de las chicas y de los chicos son distintos. Las motivaciones que llevan a chicas y chicos a practicar deporte son diferentes por lo que las medidas de promoción que las instituciones deberían emplear no pueden ser iguales. Se están utilizando las mismas medias y no existen las mismas respuestas. Es algo que también tendría que tenerse en cuenta en los colegios.
















Suscripción a la Newsletter Enviar