3788

{DEPORTE / FúTBOL}

'Maldito United', probablemente la mejor novela sobre fútbol

Publicada en 2006 por David Peace narra los 44 días al frente del Leed de Brian Clough

“Ustedes pueden tirar todas sus medallas y trofeos a la basura, porque los ganaron haciendo trampas”. Brian Howard Clougg nunca fue un entrenador que se anduviera con rodeos ante directivos, futbolistas o la prensa. Así que en su primer día al frente del Leeds United –en ese momento campeón de liga- reunió al equipo y criticó directamente a unos jugadores y al estilo –rudo y violento, eran conocidos por el resto de las aficiones como ‘el sucio Leeds’- con el que se desenvolvían sobre el terreno de juego. Los tobillos, talones y rodillas de los rivales eran el principal objetivo de un equipo que había alcanzado la gloria de la mano de su anterior entrenador, Don Revie, que había dejado al Leeds en lo más alto para ocupar el cargo de seleccionador nacional.


Como jugador, Clough había sido un extraordinario goleador. Enrolado en las filas del Middlesbrough y el Sunderland anotó 267 goles en 296 partidos, lo que le permitió ser internacional con la selección inglesa. La mala suerte se cebó con Clough a los 29 años, cuando una rotura del ligamento cruzado anterior le obligó a retirarse. Es, precisamente, la narración de esa fatídica jugada la que da inicio a ‘Maldito United’, la novela que recorre los 44 días de Brian Clough como entrenador del Leeds. Un relato que The Times describió como “probablemente, la mejor novela jamás escrita sobre el deporte”.


Si es la mejor o no queda para gustos; también cada uno de los compartimentos estancos en la que unos y otros la sitúan como la más grande. Para algunos, como el crítico del Independent On Sunday, es “la novela más extraordinaria sobre el fútbol escrita hasta la fecha”, para otros, como en The Millions, tan sólo “la mejor novela sobre el fútbol británico”. En todo caso, la mayoría suscribe la opinión del Independent, “’Maldito United’ es shakesperiana en su escala, ambición, profundidad y en sus elementos de tragedia, farsa y traición”.


Pero, ¿qué cuenta ‘Maldito United’ para merecer tantos elogios? En 1974, el brillante y controvertido Brian Clough tomó las riendas como entrenador del Leeds United. La novela de David Peace recorre el fugaz y fatídico periplo de Clough en el banquillo del campeón de liga, que tan sólo duraría cuarenta y cuatro días.

Los días al frente del Leeds –cada jornada es un capítulo en el libro de Peace- serpentean por la memoria del Clough. Estallan los recuerdos de los momentos aún convaleciente de la grave lesión, de su decisión de continuar ligado al fútbol como entrenador, de su primera experiencia al frente del Hartlepool, o de como transformó al Derby County, en el que nadie creía, hasta hacerlo campeón de la Segunda División en la temporada 1968-69, y tres años después campeón de Primera División, gesta que le convirtió –junto a Peter Taylor, su segundo entrenador- en una leyenda del fútbol inglés. En el Leeds, Clough tiene una obsesión convertirlo en su equipo, imponer su estilo como ya había hecho antes en el Derby County, hacer olvidar a Don Revie, sobre quien no esconde su absoluta animadversión.
Los días al frente del ‘Dirty Leeds’ (Sucio Leeds) son los verdaderos protagonistas de la novela pero el pasado no deja de ser trascendetal. David Peace reconstruye el retrato de un hombre a veces obsesivo, a veces frustrado; en ocasiones en estado de enfado permanente, otras rezumando euforia; un hombre seguro de sí mismo y de su capacidad de conseguir lo que se proponga, que sin embargo camufla sus miedos en el alcohol. Un hombre que echa de menos a su mujer y sus hijos cuando no les tiene cerca, pero cuya vida sólo tiene sentido en y por el fútbol. Un hombre de ambición desmedida, que intercala reacciones iracundas con decisiones brillantes, ya sean tácticas como entrenador o desde el despacho como manager general. Un hombre fascinante. En ‘Maldito United’, Peace reconstruye esa figura desde la ficción, pero sirviéndose de una exhaustiva documentación, y de uno de los tiempos más intensos y, tal vez también más funestos, del fútbol británico.


‘Maldito United’ es también un relato sobre la confrontación de estilos y ahí Clough y su antecesor en el banquillo del Leeds, Don Revie se muestran como archienemigos. Por un lado, Revie que defendía un juego que rozaba la violencia –superaba en muchas ocasiones los límites del reglamento y por eso a su equipo lo conocían como ‘Dirty Leeds’-, por otro Clough que proponía sacar la pelota jugada, que el balón rodara sobre el césped. Quizá, el debate perdura años después y está temporada se ha trasladado a Manchester, aunque personalidades y estilos se entremezclen en la comparación. Clough era arrogante, pero también un decidido defensor del fairplay que trató de cambiar la forma de jugar de un equipo conocido tanto por sus éxitos como por sus malos modos en la cancha. De ahí aquella frase de presentación: “Ustedes pueden tirar todas sus medallas y trofeos a la basura, porque los ganaron haciendo trampas”.


David Peace relata los 44 días de Clough al frente del Leeds a través de frases cortas y monólogos interiores, que surgen en la narración como pequeños pinchazos. El estilo de Peace es telegráfico, pero directo, certero y brutal. Directo como lo fue Brian Clough que no tenía reparo en afirmar: “No diría que era el mejor entrenador, pero está claro que siempre ocupé le primer puesto”. A su lado, Mourinho es un principiante.

 

En 2009, Tom Hopper dirigió la versión cinematográfica de ‘Maldito United’, con Michael Sheen en el papel de Brian Clough. La crítica, como sucedió con la novela, también fue unánime. “Es, probablemente, la mejor película ambientada en el mundo del fútbol de todos los tiempos, una impecable reflexión sobre la soledad en el deporte”.
Por supuesto, el libro no fue del agrado de todos sus protagonistas, fueran principales o secundarios. Los jugadores del Leeds que habían ganado la liga a las órdenes de Don Revie salieron mal parados y el retrato de Clough en ningún caso es benévolo, aunque la conclusión pueda ser que el autor siente cierta admiración por la figura del que fuera entrenador del Leeds United durante aquellos 44 días. ‘Maldito United’ se sumerge en el descenso a los infiernos de Brian Clough sitiado por una sombra, la de Revie, que le persigue desde el momento que pone un pie en Ellan Road, el estadio del Leeds.


Ahí se detiene el relato de David Peace, pero la historia de Clough continuó hasta alcanzar la condición de leyenda. Despedido del Leeds recaló en el Nottingham Forest, entonces en Segunda División. No sólo lo ascendió y conquistó la liga de la Primera División Inglesa como ya hiciera con el  Derby County, sino que conquistó dos Copas de Europa consecutivas. Nottingham Forest y Derby County son rivales históricos y se enfrentan en el derby de los Midlands del Este. Ambos clubes decidieron en 2007 que cuando los dos equipos se enfrentaran, ya fuera en partido de Liga, Copa o Copa de la Liga, el ganador se llevaría el trofeo Brian Clough en memoria del hombre que los alzó a sus más altas cotas. “Ya sé que Roma no se construyó en un día –decía Clough-, pero es que yo no me encargué de ese trabajo”. Palabra de Clough quien aseguraba que por conseguir los tres puntos de un partido sería capaz de pegarle un tiro a su abuela./Javi Muro







 
 
 

GALERÍA

  • iamgen pequeña 0
  • iamgen pequeña 1
  • iamgen pequeña 2

Suscripción a la Newsletter Enviar