4138

{DEPORTE / BALONMANO}

'La EHF es arbitraria y pesetera y equipos como el Naturhouse no le importan lo más mínimo'

Eloy Madorrán y Martin Schmitt son periodistas de La Rioja y analizan la temporada de balonmano

No han pasado ni doce horas desde que el NaturHouse La Rioja, el equipo de balonmano de Logroño, ha encadenado su quinta victoria en las primeras cinco jornadas de Liga. Anoche vencieron 34-27 a los cántabros del Go Fit. Si analizamos los siete partidos que ha disputado esta temporada –dos de Champions- tan sólo aparece una derrota. Eloy Madorrán y Martín Schmitt son periodistas y cubren para Diario La Rioja la información del equipo, entrenamientos, partidos, desplazamientos…. Eloy ha mamado el balonmano desde el colegio. En los Escolapios, punto de referencia del balonmano logroñés, comenzó a jugar al salir de clase y ahora relata lanzamientos imposibles a portería y las virguerías de esos extremos que lucen muñeca y nos dejan con la boca abierta. En similares tareas narrativas se ocupa Martín. Argentino y fan de River, llegamos a pensar que su pasión por el Natuhouse tenía relación con la similitud existente entre las camisetas. No lo menciona. Sí en cambio, apunta a los valores de un deporte que sirven después para la vida. Charlamos con Eloy y Martín para analizar la nueva temporada./Javi Muro.


S.- Empezamos por lo más reciente, por el partido de ayer. Una nueva victoria. Un inicio quizá aún más prometedor que otros años. Seis victorias de siete partidos.

Martín.- Sí, sí, una sola derrota, pero además perdieron porque no se lo creyeron. Creo que la ilusión es la misma, lo que sucede es que nos ha sorprendido a todos porque esperábamos un retroceso en el nivel tras la marcha de Tiagus Petrus y Luisle. La verdad es que ha sido todo lo contrario. No se pueden comparar equipos, es difícil hacerlo, pero lo que ha aportado Malmagro a este equipo y todos los jugadores nuevos en la plantilla, que se han integrado mucho más rápido que otros años, ha sido extraordinario. La gente se ha sorprendido gratamente y además están ganando los partidos de calle.


Eloy.- El último partido es cierto que fue contra un recién ascendido, pero no podemos olvidar que había ganado al León por cinco. Los recién ascendidos suelen dar sustos, sobre todo al principio de temporada cuando aún no los has visto jugar y son una incógnita.


M.- Además, hoy en día los entrenadores se manejan mucho con los vídeos y conocen las tácticas de los diferentes equipos, pero de un equipo nuevo en la categoría tienes muy poco material… La temporada pasada sucedió con el Zamora; en las primeras jornadas hizo prácticamente el cincuenta por ciento de los puntos que consiguió al final.


S.- ¿Por qué engancha tanto el balonmano?

M.- Eloy lo ha mamado…


E.- Es cierto, igual por eso lo puede contar mejor Martín…


E.- En mi caso, viniendo de Escolapios, que es de alguna manera el referente del balonmano en La Rioja, salías de clase e ibas a entrenar a balonmano. Es algo que te conduce de una manera más o menos natural.


M.- En cambio yo vengo del rugby y me crié con los valores que enseña un deporte como es el rugby. Después descubres, ya cerca de los cuarenta, que hay deportes muy similares que te aportan valores muy parecidos, que se alejan muchísimo del fútbol. Valores que te aportan a la vida, compañerismo, vestuario, el hecho de que acaba el partido y te abrazas con el contrario… cosas que no vas a ver en un Barsa-Madrid.


E.- Es un deporte con mucho contacto físico, pero a la vez muy noble. Es raro ver, como en el fútbol, al típico que se lanza fingiendo un penalti. En balonmano ver ese tipo de cosas es muy complicado.


M.- Además, es un público que ha asumido esos valores y no le gusta ver esas acciones, no le gusta que un jugador finja una falta. ¿Qué te atrapa del balonmano? La primera vez que fui a ver una partido de balonmano fue en Pamplona, jugaba el Portlant contra el Naturhouse. El Naturhouse no era el equipo que es ahora y el Portland tampoco era el súper equipo que fue, pero se mantenía entre los cuatro primeros. Fui con un compañero, con Pablo Álvarez, que recuerdo que me decía que al ver el balonmano en directo iba sentir el partido, los lanzamientos, los golpes… al segundo ya estaba con las antenas puestas…


E.- El balonmano en directo gana mucho porque ves y sientes la velocidad, la intensidad, escuchas los golpes, las reglas no escritas que marcan la nobleza del juego… de los valores que hablábamos antes…


M.- Así es, alguien que promueve los valores en el deporte es Eloy que en su columna de los lunes en el periódico aborda esos temas, la importancia de los padres en el deporte base, cómo el deporte te enseña cosas para afrontar la vida…


E.- Cuando hablamos de fútbol siempre lo hacemos en relación al fútbol profesional, a las grandes estrellas, pero ves al Calasancio de Tercera División de Fútbol y es lo mismo… piña, familia, equipo, trabajar todos juntos. Una de las claves del balonmano es que combina muy bien el hecho de tener mucho contacto, jugadores que lanzan a portería con mucha potencia, con un gran componente táctico. Existe una gran variedad de jugadas y variaciones tácticas, el saber leer cómo te están atacando para poder variar tu defensa y todo aplicado de forma inmediata y en un espacio de cuarenta por veinte. En el fútbol todo es más pausado.


M.- En España sobre todo, el balonmano español es el rey de la táctica. Se habla mucho del balonmano de Alemania pero allí prima el físico y los grandes lanzadores.


S.- En vuestras crónicas y artículos sobre balonmano se deja ver también esa pasión por este deporte de la que habláis, ¿no? No es sólo cubrir un trabajo que me han encargado.

M.- Disfruto como un enano. Además, el trabajar con un equipo como el NaturHouse es extraordinario. Los jugadores son gente muy cercana, que tiene otras metas además del deporte, gente que al tiempo que juega piensa en su futuro.


E.- Nuestro caso es un poco especial. Igual hoy me toca cubrir una rueda de prensa de pelota. Vas, la escribes, intentas hacerlo bien porque es tu trabajo, pero en el caso del balonmano es que estás todos los días con ellos, los acompañas en los viajes, hay un contacto constante, un grado de implicación. Por ejemplo, ayer bajaba hacia la sala de prensa después del partido un poco cabreado y dándole vueltas a que en la segunda parte no habían estado muy bien. Pensaba en esos jugadores que tienen pocos minutos, que salen en la segunda parte y pueden aprovechar para demostrar su valía –yo que mataría por haber tenido un minuto- y bajaba calentándome y dándole vueltas a esa situación.


M.- Esa cercanía de la que hablamos de los jugadores del Naturhouse, esa forma de ser, se da también los grandes equipos. Recuerdo el partido contra el Barsa hace un tiempo que ganó el Naturhouse. Es cierto que no había mucho en juego, pero que el Barsa pierda es…. algo, muy, muy importante. Salieron los jugadores del Barsa para irse y había un montón de críos esperándoles. Un Cristiano Ronaldo, un Messi, después de una derrota así pasan directamente por la zona mixta y se olvidan de todo. Estos nos, Rutenka, Raúl Entrerríos… todos parándose a firmar autógrafos y haciéndose fotos con los chavales.


E.- Pasó también Copa de Europa con el Paris Saint Germain. Ganó el Naturhouse y los jugadores del equipo francés igual, atendieron a todo el mundo. La prensa sale por la misma puerta que los jugadores y vas subiendo las escaleras pensando cómo vas a orientar la crónica y al llegar arriba te encuentras a un montón de gente esperando a ver quién es el que sube las escaleras. Jugadores como Omeyer, que en la pista es un auténtico…, después del partido parándose, atendiendo a los críos, haciéndose fotos con quien se lo solicitaba. Mikel Hansen igual… Es algo importante, porque ahora en España el balonmano está semiprofesionalizado. Quitado cuatro equipos, hay muchos casos de jugadores con su trabajo diario y luego jugando a balonmano.


S.- Charlando con Jota hace ya un tiempo, comentaba que a la hora de fichar a un jugador el Naturhouse no sólo se fijaba en su potencial como jugador, sino también en cómo era en su vida diaria en su integración en el equipo. Cómo se han comportado en otros equipos.

E.- Creo que tiene que ver también con la forma de entender el balonmano de Jota. Al final, Jota, con la experiencia, sabe que al final un jugador por muy bueno que sea sin no se acopla al vestuario puede ser hasta nocivo.


M.- Paso con Juanin, y estamos hablando de una leyenda del balonmano, pero no cuajó en el equipo. No sólo en el equipo, en el entorno.


S.- Eloy, ¿cuándo jugabas en el Calasancio alguna vez imaginaste que pudiera existir un equipo en la ciudad a este nivel?

E.- No, que va. Es un tema recurrente en todas las cenas que hacemos los amigos de aquellos equipos de balonmano. Nos acordamos que en aquellos años teníamos que montar excursiones a Pamplona, a Santander, para ver partidos de ASOBAL y de Primera. Siempre decíamos, ¿Te imaginas que hubiera aquí un equipo? Imposible, nos repetíamos. El caso de Logroño es muy especial porque no había una cantera enorme y una presión social, que dijeras con esta base al final tiene que salir. Aquí, en Logroño, han sido las circunstancias. Se alinearon los planetas, coincidieron una serie de factores, que desencadenaron en la creación de un equipo de balonmano, que para la ciudad es un lujo. Pero además, por otro lado, otro planeta que se llama Feliz Revuelta se alineo también y decidió patrocinar el equipo y está encantado con la gestión que está realizando la directiva.

 

M.- Se dio la coincidencia también de que el fútbol cayó en desgracia.
S.- ¿Los gestores del fútbol en la ciudad –con sus múltiples equipos que surgían cada año- también colaboraron en habilitar un hueco para otro deporte?

E.- Sí, al final el equipo de balonmano nace con Julio Revuelta como alcalde, con Ángel Rituerto como concejal y mano derecha, y con un Palacio de los Deportes recién finalizado y sin equipos que lo pudieran utilizar. Además, con un estadio de futbol también recién terminado y un equipo viniéndose abajo. Así que hacía falta algo en la ciudad. Ahí el factor Rituerto fue determinante. Comenzaron a analizar la situación y constataron que la inversión necesaria para poner un equipo en la elite en el caso del baloncesto es astronómica comparada con el balonmano.


M.- Además, existe la barrera del canon que exige la ACB para participar en la competición.


E.- Ángel Rituerto se movió bien y nació el club de Balonmano Logroño. Años atrás había habido dos o tres intentos, pero sin pensar en llegar tan arriba. Y siempre digo que el equipo ha estado muy acertado con los dos fichajes de los entrenadores. Primero con Alberto Suárez por su forma de ser, que le gusta mucho trabajar con la base y conoce muy bien la cantera del balonmano español. Así pudo traerse a Logroño a gente joven, que luego Alberto sabía motivarlos muy bien. Se hizo muy bien el trabajo con los colegios y el trato con los medios. Tras el primer año de ASOBAL, el fichaje de Jota fue también un gran acierto, éxito.


M.- Jota es un gran formador de grandes jugadores profesionales. En cuanto llega un jugador al equipo sabe que rendimiento le va a sacar y cómo. Ves jugadores que acaban de llegar de Brasil como Tiagus Petrus, Silva, Oneto… hay una enorme cantidad de jugadores que han pasado por sus manos que están en la elite… Guardiola, Chema Rodrñiguez…


E.- Jugadores que además mantienen contacto con él cuando dejan de estar a sus órdenes, le siguen llamando y le piden consejo…  Eso dice mucho de la forma de Jota de tratar a la gente.


S.- Y tu Martín, ¿te imaginabas cuando empezabas en esto del periodismo cubriendo la información sobre balonmano?

M.- Que va. Siempre cuento la anécdota del Balonblog –la bitácora sobre balonmano de larioja.com- y el primer post que escribe Pablo Álvarez y que contaba que tenía un amigo que es argentino, que no entiende esto del balonmano, se pregunta que si hay dos porterías y un balón porqué jugamos con las manos. Que va, no me lo imaginaba, pero tampoco imaginaba hacer información municipal de Logroño y estuve diez años con tres alcaldes distintos. Se trata de creer que lo puedes hacer bien y tirar para adelante. Recuerdo que cuando me quitaron de municipal fue un drama, pero duró dos minutos. Me dijeron vas a deportes y vas a cubrir baloncesto… pues encantado. Al poco se fue Pablo y me dijeron que me encargaba del balonmano, pues encantado de la vida. Suelo buscarle a todo lo positivo.


S.- Si tuvieras que quedaros con una idea, ¿qué destacaríais del Naturhouse?

M.- Un equipo en constante evolución. Es un club formador, entre comillas, de grandes jugadores. No quiero decir que no sean grandes jugadores los que forman la plantilla, hablo a nivel mundial, internacional. Cada año se van seis o siete jugadores y llegan al equipo otros tantos y se intenta mantener el nivel conseguido en la temporada anterior, cosa que lo está logrando. Es un equipo en constante cambio y evolución.


E.- El Naturhouse se reinventa cada temporada. Haría hincapié en lo rara avis que es el Naturhouse por las circunstancia de Logroño, por las circunstancias del propio balonmano, del patrocinador. Un patrocinador que damos por hecho que está ahí, pero si le cuentas a cualquier otro equipo de ASOBAL que tenemos a un tío que patrocina y pone pasta y que encima firma los convenios a cinco años, alucinan. Esos convenios permiten realizar una planificación a mitad de cada temporada, a medio y corto plazo.


M.- A diferencia de clubes con mayor tradición, Ademár León o Granollers, donde hay un sistema de base muy complejo en el que todo se trabaja hacia el primer equipo. Aquí, en los últimos años, el Naturhouse ha ido sacando equipos de base y desde esta temporada ha alcanzado un acuerdo con el Calasancio que ya está dando sus frutos porque hay un chaval de 16 años, Edu Cadarso, que ya tiene minutos en ASOBAL. Ayer jugó y marcó dos goles. Ya empieza a haber riojanos en el primer equipo.


S.- La crisis afecto al deporte en general, pero al Balonmano le golpeó de forma muy dura. ¿De alguna manera el Naturhouse sacó provecho de haber sido comedido en sus gastos y fichajes, mientras otros equipos incorporaban estrellas en sus plantillas tirando de billetera?

M.- El Naturhouse tiene la etiqueta de ser un club pagador, que no buen pagador. Pagador, cumplidor. Entonces los jugadores decían “en ese equipo han dejado de pagar seis meses…” y muchos jugadores optaron por acudir a un sueldo seguro. También Jota influye mucho a la hora de que los jugadores se inclinen por fichar por el Naturhouse. Jota tiene mucho nombre a nivel internacional. No creo que dure mucho en Logroño.


E.- En la rueda de prensa en que se anunció la renovación de Jota ya señaló el presidente, que el entrenador había rechazado ofertas muy superiores económicamente. Ofertas fuera de España y Jota ha preferido quedarse aquí, entrenando en España. Cuando estalló la crisis, el Naturhouse recogió todo lo que había estado sembrando durante muchos años. Años en los que se perdieron fichajes de jugadores aquí le ofrecían diez y en Antequera le ofrecía treinta. Y el jugador se iba a otro equipo aún a sabiendas que allí se había dejado colgada a mucha gente, pero se la jugaba. Así se daban casos de que en Navidades salía la noticia de que dejaban el club porque llevaban no sé cuánto tiempo sin cobrar. Durante muchos años, el Naturhouse ha jugado en desventaja, pero en la época de crisis recogió el buen hacer sembrado.


M.- En ese sentido hay que aplaudir a la directiva porque ante esa situación con la que se encontraban igual estuvieron tentados de prometer también a los posibles fichajes cantidades imposibles… y luego si no lo puedo pagar ya veremos. No lo hicieron y mantuvieron la filosofía de gastar lo que tengo, frente a situaciones como la de Ademar León, que se fue a pique, o el Valladolid, que desapareció.


S.- ¿Ha habido cierta discriminación en el trato al balonmano con respecto a otros deportes como el fútbol en materia de deudas con Hacienda, Seguridad Social? La desaparición del Atlético de Madrid fue fulminante, pero a los equipos de fútbol se les concede mil y una prórrogas y la inmensa mayoría mantienen deudas…

M.- Puede ser; siempre es más fácil apuntarle a los débiles que a los más poderosos.


E.- El Atlético de Madrid venía de lo que fue el Ciudad Real. Eran proyectos muy personalistas de Domingo Díaz de Mera, un empresario, que hacía su equipo, su pabellón, llegaron las vacas flacas y adiós al equipo. Se llevó el Ciudad Real a Madrid y convirtió en el Atlético de Madrid, pero no terminó de cuajar. No sé cuál fue el problema. El ejemplo lo tenemos aquí, en teoría el Club Deportivo Logroñés –el de toda la vida- sigue estando vivo sobre el papel, no está liquidado, si viene un tío con pasta podría reactivarlo. Es un ejemplo muy gráfico y lo tenemos muy cerca.


S.- ¿Cómo periodistas es fácil seguir al Naturhouse?

M.- Te dan muchas facilidades, Jota da muchas facilidades, los jugadores dan muchas facilidades, la directiva en cuanto a datos y cifras no te da muchas facilidades, pero es gente muy cercana. Empezando por el presidente, Ángel Rituerto, a todos les encanta hablar de balonmano. Las cuentas las manejan ellos y ahí se quedan.


E.- El club entiende que le interesa que se hable de balonmano y trabajamos en Diario La Rioja, que es el único medio que hace un seguimiento completo de la temporada.


M.- Vamos a los entrenamientos, acudimos a todos los partidos, viajamos con el equipo. Incluso en los momentos de crisis más dura nos han dado facilidades para trabajar.

 

E.- En los desplazamientos seguimos los horarios del equipo; se sale a tal hora, se come a esta otra, de alguna manera, formas parte del equipo. E incluso si faltan jugadores –bromea- y hay que jugar un rato a mí no me importa…
S.- Hilando con el tema de los desplazamientos, ¿Son justas esas normas tan extrañas que pone la EHF para poder disputar la Copa de Europa como obligar a disponer de una televisión que retransmita los partidos u organizar la competición en grupos a su antojo?

M.- Es arbitrario; es una federación arbitraria, pesetera, y equipos como el Naturhouse no le importan lo más mínimo.


E.- Incluso el logo lo han cambiado por dinero. Saben que ahora el dinero y la efervescencia del balonmano están en Alemania y acaban creando dos grupos de ocho equipos, en los sacan del principal al Naturhouse –que el año pasado se clasificó para octavos de final- y meten a un equipo sueco porque el vicepresidente de la federación es sueco; uno turco porque un patrocinador ha metido pasta…


M.- Todo se maneja por don dinero. Y de ahí pasan a ser capaces de hacer la vista gorda en arbitrajes escandalosos…


E.- La EHF es como un embudo, a la hora de pedir es una barbaridad las cosas que exige. Vuelven locos a los equipos con sus peticiones, sala de prensa y además sala vip, pantallitas por todos los lados, las pegatinas que mandan exclusivas para la competición han que devolverlas siguiendo un método especial…


M.- Es un negocio el que está montado…. Desde el Naturhouse siempre han dicho que jugar Champions es deficitario para el club.


E.- Si por lo menos fuera una Champions que siguiera el modelo del fútbol y por cada punto que consigues tienes también una recompensa económica… pues dices, he estado en Champions, he llegado a octavos, pero económicamente hemos salido a pro, ya no te digo ganar…pero es que no es así…


M.- Es mejor olvidarse de todo esas cosas oscuras y aprovechar la oportunidad que tenemos en este momento en Logroño de poder ver a los mejores equipos del mundo.


E.- El año pasado fue increíble, pasaron por el Palacio de los Deportes el Paris Saint Germain, el Kiel, el Veszprem… es como si por Logroño en el caso del fútbol pasaran el Bayer, el Madrid, el Milan… y dices ¿y no se llena el Palacio? Pues no, no se llena. Ahí creo que todos tenemos culpa, pero no ver el Palacio lleno en esos partidos da un poco de rabia, si no llenamos con esto…


S.- Alguna vez, creo que han sido contadas ocasiones, a lo largo de estas temporadas en ASOBAL  se han producidos pitos al equipo y desde vuestros espacios en el periódico habéis recordado que es bueno recordar lo que está viviendo la ciudad con el balonmano, algo histórico…

E.- Hay que diferenciar lo pitos puntuales, cuando el equipo tiene diez minutos malos y está jugando de pena pues le pitan. Eso es una cosa, pero hay que diferenciarlo de esa gente que nada más comenzar el partido, en el minuto uno, ya está gritando “Jota no tienes ni idea”, “Quita a ese, pero no ves que es un tomate”…


M.- Son cuatro, pero los hay.


E.- A esos los señalamos porque da la impresión que a los partidos porque en casa no les dejan hablar.


M.- Pero lo cierto es que la gente, en general, no se da cuenta de lo que ha conseguido este equipo…


E.- Tiene que ver, creo, con que no hay una tradición ni una cultura alrededor del balonmano en Logroño. Si lo que estamos viviendo aquí en los últimos años, pasara en León y tuvieran ahora el equipo segundo y jugando Champions, como hay un poso histórico de balonmano, dirían lo que estamos haciendo es una pasada. Es que de aquí ya no se puede mejorar, por encima ya sólo está el Barsa…


S.- Aprovecho que lo mencionas, ¿es posible abordar al Barsa o es inalcanzable?

M.- Creo que este año sí. No sé, en algún partido de la final o semifinal de la Copa ASOBAL o de la Copa del Rey creo que es posible. El Barsa ha perdido potencial, se ha ido el mejor del mundo (Karabatic) y han fichado al segundo mejor del mundo, pero aun así ahora también ha perdido a Rutenka, que se ha ido a Qatar.


E.- Yo lo veo un poco más complicado que Martín, pero bueno, como decíamos el Naturhouse es un equipo muy dado a favorecerse de la alineación de planetas… En todo caso, sería en un enfrentamiento a un partido, nunca en la Liga.


M.- Es una Liga muy equilibrado y el hecho de que Naturhouse haya ganado los cinco primeros partidos de la Liga y de calle no quiere decir nada.


E.- Jota no para de repetir que esto no es normal…


M.- Claro, porque sabe que tarde o temprano jugar cada tres días tiene sus consecuencias, en forma de cansancio, de lesiones. Hay que tener en cuenta que esta temporada la diferencia entre Naturhouse y Ademar León no es mucha, es mínima si la hay. Va a ser una Liga muy interesante, pero al Barsa no hay quien le tosa.


S.- En estos años que lleváis siguiendo al equipo, ¿Cuál ha sido el jugador con el que os quedáis? ¿Cuál os ha llamado más la atención positivamente?

E.- En mí caso, como decía Del Bosque cuando criticaban a Busquet, sería Marc Amargant. Un jugador que no destacaba en nada, pero no hacía nada mal. Era el típico hombre de equipo, de crear buen rollo, que no protestaba cuando lo sentaban, hablaba muy de cara con el entrenador. ¿Qué tenía bueno? ¿Un gran tiro? No, ¿era un gran fintador? No, era un jugador de esos que se definen como universales, que lo mismo aparecía por la primera línea que en el pivote, sabía leer bien los partidos.


M.- Yo me quedo con varios, Marc Amargant es uno. También, Niko Mindegia, además lo trajeron en el momento idóneo y comandando él el equipo se accedió a la Champions la primera vez. En ese mismo equipo estaba Capote, un pedazo lateral que hoy es uno de los jugadores mejor pagados del mundo. Juega en Qatar.


E.- Lo teníamos aquí, en Logroño, y no le damos importancia. Luego lo ves en la tele jugando la final del Mundial a las órdenes de Valero Rivera y metiendo unos pepinazos increíbles y dices… ese es el que jugó aquí…


M.- También Rubén Garabaya, que supuestamente vino al retiro dorado, pero que es el símbolo del equipo y con sus 37 años es el jefe de la defensa. Lo ves corriendo subiendo al contra ataque y regresando a defender como un león.


E.- Garabaya fue el primer gran salto de crecimiento del club. De repente un equipo de ASOBAL que lo estaba haciendo más o menos bien ficha a un tío que ha sido campeón del Mundo en Tunez 2005, que ha jugado en el Barsa, un jugador mediático, no podemos olvidar que vivimos en el cultura de la imagen. El equipo creció una dimensión más, la gente le prestaba más atención, luego llegó Juanin, Roca… Además de lo que aportan jugando y día a día entrenando es que tienen tirón mediáticamente, mucho seguimiento en redes sociales.


M.- No podemos olvidar que jugadores de esa talla vienen a un club en el que prima la táctica de equipo sobre las individualidades.


S.- Y a nivel mundial, ¿cuál es el mejor jugador que habéis visto?

M.- Karabatic, lo tiene todo. Tiene defensa, es alto, lo único que no es es guapo –se ríe-.


E.- Yo también me quedo con Karabatic. Hablado con Juanin contaba –coincidieron en el Barsa- que compartían habitación. En el primer desplazamiento después de su fichaje estaban el hotel y Juanin se quedó en el hall hablando con algún conocido. Cuando sube a la habitación se encuentra a Karabatic en la puerta y le dice que él no tiene la llave. El francés le dice que la tiene él, pero que está esperándole porque como veterano tienes que entrar primero y elegir la cama. Y eso un tío que viene de ganar oros olímpicos, Mundiales, elegido mejor jugador del mundo. Coincido con Martin, me quedo con Karabatic. Hoy en día hay jugadores extraordinarios y muchos están a un altísimo nivel, pero Karabatic tiene un instinto especial.

Suscripción a la Newsletter Enviar