3914

{DEPORTE / ATLETISMO}

'La forma de mejorar es competir con las mejores, eso es lo que me gusta'

María Gómez, triatleta

María Gómez nada, corre y pedalea sobre la bicicleta. Hace tan sólo unos días volvió a ganar un duatlón, en esta ocasión en la localidad riojana de San Asensio. María disfruta del deporte entre el espíritu del atleta popular y el convencimiento de que puede llegar más lejos. Por ahora, a pesar de los buenos resultados tanto en el duatlón como en el triatlón, asegura que compite sin pretensiones, pero siempre con el objetivo de hacerlo cada vez mejor y, si es posible, ganar. Repite varias veces a lo largo de la conversación que no tiene miedo a nada y demuestra una fe en sí misma propia de quienes saben que hacen bien lo que hacen.


Siempre me ha gustado hacer deporte –recuerda-, desde pequeña. Entonces hacía atletismo. Desde los ocho años ya estaba en el mundillo. De alguna manera, mis hermanos, que eran mayores que yo y también hacían deporte, me arrastraron”. El cross fue la prueba con la que María se inició en el deporte. “Sí, aunque como éramos pequeños hacíamos un poco de todo, para ir conociendo todas las disciplinas. El cross lo practicábamos en invierto. Después, ya en la temporada de verano y primavera hacíamos pista, pero a mí lo que me gustaba era correr y si era por el monte mejor… hacer el cabra”.


En aquellos primeros años de iniciación, María Gómez se acercaba a las pistas logroñesas del Adarraga, donde entrenaba el club con el que comenzó. “Primero –apunta- se llamó ‘Lucronio’ y luego fue el ‘RAI77’". María competía en las pruebas de campo a través. “Aquí en La Rioja éramos pocas chicas y nunca ha habido mucho nivel. Me pasaba como ahora, acudía a las carreras y sin saber porqué, quedaba bien, me llevaba medallas, ganaba carreras, y eso me motivaba para seguir. Pero era algo sin pretensiones, me presentaba en las carreras y acababa en los primeros puestos”.


Entre las carreras invernales sobre hierba y barro y las pruebas de duatlón como las disputadas recientemente en San Asencio o Galilea hubo un largo desierto deportivo. “Entre una cosa y otra hubo un parón enorme, de diez años, un parón que además fue de deporte cero”. La duatleta riojana recuerda que el atletismo lo dejó a los diecisiete años. “Fue principalmente por el tema de los estudios. Esa edad es muy complicada”.


Asegura que no sólo dejó el deporte por completo sino que llegó a prometerse que no volvería a practicarlo nunca y menos correr, “acabé un poco saturada”. Pero tiempo después, a los 27 años, justo diez después, regresaron las ganas de volver a correr, recordó que antes le gustaba. “Trataba de recuperar esas sensaciones que me encantan. Volví poco a poco. No volví directamente a la competición; a competir no regresé hasta el año pasado. Tan sólo corría un par de días a la semana, por estar un poco en forma”.

 

Lo que parece comprobado es que el cuerpo recuerda bien. “Sí, sí es una pasada. Es una pasada, porque hasta el año pasado que no volví a competir no me esforzaba. Era por mantener la línea. Salía a correr por el parque de La Ribera para empezar… quería que fuera llanito”, dice.
El regreso a la competición, según describe,  fue también un tanto casual. “Había comenzado a hacer ejercicio de nuevo y un amigo me animó a apuntarme a un circuito de duatlones. Bueno, lo cierto es que primero me compré la bici. Descubrí que la bicicleta me gustaba mucho. Nunca había andado en bicicleta hasta el año pasado ¡Jamás! –explica- no cogía una bici desde la Primera Comunión”. El caso es que se subió a la bicicleta de carretera y ya no hay quien la baje. “Parecía que había nacido encima de la  bici de lo a gusto que me sentía. Así que me apunté al circuito de duatlón de La Rioja, una especie de Liga en lo que vas sumando puntos según los resultados obtenidos en cada prueba”. De las dudas iniciales, María pasó a federarse y competir por toda España.


No entreno de una forma estricta, todavía no me lo tomo en serio. Entreno haciendo lo que me apetece cada día. Estoy consiguiendo muy buenos tiempos en las pruebas y quedó entre las primeras, pero no me lo tomo como algo riguroso y rígido, entreno lo que quiero, divirtiéndome”.


Aún así, lo cierto es que muchos días María Gómez entrena las tres disciplinas. Natación, bici y correr. “Ahora, por ejemplo, lo que más estoy entrenando es la bicicleta. Todos los días cojo la bici; corro, tres veces a la semana, lo mismo que en la piscina. Algunos días, duplico y triplico entrenamiento, pero de verdad que lo hago sin ponerme obligaciones, lo hago porque me apetece, porque disfruto”.


La atleta riojana cree que la diferencia entre tomarse algo como una obligación o como una afición se encuentra en que resulte un esfuerzo o no. “Yo lo hago –dice- sin esfuerzo, me resulta divertido”.


Aun así, hay disciplinas que le resultan más sencillas que otras. “Nadar es la que me plantea una mayor dificultad porque nunca he nadado e ir en la piscina de lado a lado me resulta aburrido y pesado. Lo que más me gusta es la bicicleta”.


Al hablar de la tipología de las pruebas que más le gustan María muestra el gen de sus inicios deportivos en el cross. Explica que hay tanto duatlones como triatlones de carretera y de montaña. “Los de carretera son un poquito menos duros y quizá, los de montaña requieren un poco más de sacrificio. Yo tiro al monte, me gustan más los de montaña".

 

En los triatlones los resultados son buenos –el año pasado fue campeona de La Rioja- pero no tanto como le gustaría. “Me cuesta nadar. Creo que este año mejoraré. Los dos triatlones que gané el año pasado fueron súper sprint y de montaña”. Apunta que la natación es el deporte que más técnica necesita, “pero en el fondo todos tienen su técnica y si no controlas la de los otros deportes tampoco terminas de hacerlo bien”.
Las transiciones entre nadar y la bicicleta y entre pedalear y correr son uno de los aspectos fundamentales a entrenar. “No es lo mismo correr un día normal, que correr después de haber andado en bicicleta. La verdad es que en el primer duatlón en el que participé pensaba que estaba en forma y al correr después de dejar la bici empezaron a subírseme todos los músculos; tuve que parar a estirar. Primero se me cargaba el cuádriceps y cuando lo bajaba, empezaba el gemelo… ¡Bua! Fue un infierno. Pero entrenando esas transiciones al final el cuerpo se acostumbra a todo”.


¿Y cómo se entrenan esas transiciones entre disciplinas? “Repitiendo y repitiendo. Cuando dejo la bici me pongo las zapatillas y a correr. La gente del pueblo –vive en Fuenmayor- me dice: “pero si te acabo de ver con la bicicleta…”.


María tiene claro que la natación la aporta constancia. “Nunca me apetece nadar y, al final, lo hago casi todos los días”. La bicicleta, sobre todo la de montaña, le aporta satisfacción. “Me permite disfrutar de los sentidos, de la vista, del aire, del canto de los pájaros cuando vas pedaleando por el monte”. Y correr lo entiende como algo necesario para poder competir en condiciones. “Me siento bien después de correr –señala-, me aporta resistencia, dureza. Correr me hace más fuerte psicológicamente. Te aburres haciendo series; pero me aporta dureza psicológica. Si hago esto, me digo, ya puedo hacer todo lo que me proponga. Te duelen las rodillas, los pies, las piernas, te machaca, pero sigues y terminas el entrenamiento… sigues corriendo. Eso psicológicamente te hace fuerte".


Si pudiera, si fuera suficiente, María entrenaría sólo sobre la bicicleta; “aunque no sé con cuál de las dos modalidades me quedaría”. Reconoce que le falta un empujoncito para adentrarse en el ciclismo directamente. “Para competir hay que federarse y yo ya estoy federada en triatlón. Pero sí, la bici es lo que más me gusta”.


Al mencionar posibles apoyos y patrocinadores María esboza una sonrisa irónica. “¿Patrocinadores? Sí. Mi madre –se ríe- es mi gran patrocinadora; mi madre me patrocina”. La duatleta reconoce que le gustaría poder competir a mayor nivel viendo los resultados que está obteniendo. “Estamos en ello; estamos hablando con algunas empresas para obtener un patrocinio y poder acudir a pruebas de mayor nivel. Competir sale carísimo; son caras las inscripciones y, además, hay que tener en cuenta que muchas veces, cuando sales de La Rioja, no se puede ir y volver en el día, muchas veces tienes que hacer noche y el presupuesto comienza a elevarse. Súmale las bicicletas, la ropa, el material que necesitas. Es carísimo y es una pena que no haya quien se anime ayudarnos en ese sentido”.


María confiesa que no puede acudir a todas las pruebas que quiere y en las que le gustaría participar porque no dispongo del presupuesto suficiente “y eso que como digo mi madre me apoya a tope, ya digo que económicamente es mi gran patrocinador”.


Y es que María está convencida de que para mejorar hay que medirse con las mejores. “Claro, la forma de mejorar es competir con las mejores. A mí me gusta eso, salir de La Rioja y cuantas más chicas haya inscritas y mejor currículo deportivo tengan mejor. Es lo que me gustaría hacer para poder comprobar cómo estoy y cuanto tengo que mejorar. La verdad que en La Rioja, ahora, estando la cosa como está, no me puedo medir más que con chicos. Lo que me gusta es ver cómo están y medirme con la chicas de fuera en otras pruebas”.


Los retos que la atleta se plantea para este año pasan por completar todas las pruebas de duatlón en La Rioja y mejorar en los triatlones. “Quiero hacer –explica- mejores tiempos que el año pasado y el año que viene ya veré… igual me lo tomo más en serio”.


Mientras tanto compagina su trabajo de socorrista con los entrenamientos. ¿De dónde sale el tiempo para la natación, la carrera a pie y el ciclismo? “¿Tiempo?. Saco tiempo para entrenar. Hay noches que salgo de trabajar y me voy a correr o me pongo a nadar. El trabajo me permite entrenar y hay buen ambiente con compañeros para poder competir los fines de semana”. Porque María intenta competir todos los fines de semana. “A mí me sienta bien competir; son cuatro meses de temporada y luego bajo el ritmo…. bueno, al menos, se entrena de otra manera”./Javi Muro

 

*Fotografías de la galería de imágenes cedidas por María Gómez.

GALERÍA

  • iamgen pequeña 0
  • iamgen pequeña 1
  • iamgen pequeña 2
  • iamgen pequeña 3
  • iamgen pequeña 4
  • iamgen pequeña 5

Suscripción a la Newsletter Enviar