2051

{CULTURA / LIBROS}

Ocho novelas más una para fulminar la astenia primaveral

Historias escritas por Dennis Lehane, Lara Moreno, Natalia Gómez, Carlos Salem, Medina o Leyshon

Dicen que la lectura es a la mente lo que el ejercicio al cuerpo. En estos días en que el sol hace pesas a escondidas entre las nubes y apetece más que nunca calzarse las zapatillas y salir a correr, es también un buen momento para adentrarse entre las páginas de un libro que nos haga sudar, aunque sea desde el cómodo y acogedor sillón del salón. Hay escritores muy capaces de provocar esas emociones, desde la risa, a la ira; desde la incertidumbre al asombro y la curiosidad. Y sí, también hay autores que pueden hacerte sudar a través de la tristeza, el placer, la valentía o la intriga. Surgen ahí Dennis Lehane y según la crítica la mejor novela de gansters desde El Padrino, la energía eléctrica de Nell Leyshon, el estilo narrativo de Lara Moreno, el relato trepidante de Natalia Gómez, el humor y la ironía al abordaje de la novela negra de la mano de Carlos Salem, la disidencia del mundo a través de la escritura de Francisco Daniel Medina o el ritmo sincopado de la Administración y la vida que describe Carlos Gil de Gómez.

 ‘El show de Gary’. Nell Leyshon.

Tras el éxito que obtuvo con ‘Del color de la leche’ (publicada en Sexto Piso y elegida Libro del Año por el Gremio de Libreros de Madrid en 2014), la publicación de ‘El show de Gary’ fue recibida como todo un acontecimiento. De nuevo, la autora crea un personaje y una historia inolvidables. El protagonista de ‘El show de Gary’ –historia narrada en primera persona- desprende un enorme magnetismo. Y es que Gary es descarado y orgulloso, con mucha mala vida a sus espaldas, pero con un sentido de la nobleza ejemplar. A Gary la vida le ha cosido a heridas, pero él ha decidido sobrevivir incluso a sí mismo.

 

“El show de Gary es una novela memorable –describe la crítica- acerca de las victorias sobre uno mismo, un recuento de todos los fantasmas interiores que hay que vencer para abrazar el milagro ordinario del día a día y hallar la redención de una vida que podamos llamar nuestra”.

 

Gary es un buscavidas, un maleante encantador y embaucador. ‘El show de Gary’ comienza con el relato de su último robo. Desde ese momento da inicio una espiral de acontecimientos en la vida del protagonistas que atraviesan la niñez de un crío en un hogar que es un infierno hasta el momento en que juego que creía dominar se la acaba jugando a él. Entonces, ni el encanto ni su inteligencia natural servirán de nada. Nell Leyshon se mueve con comodidad entre los personajes marginales, a los que encuentra más atractivos y los convierte en habituales en sus obras. 

 

’El show de Gary nunca aburre. “Es viva y brillante –apunta la crítica-, Leyshon no ha pintado un lienzo bonito, pero cuesta apartar la mirada”. Si queréis saber cuál es el show de Gary adentraros en la novela…

 

Piel de lobo. Lara Moreno

‘Piel de Lobo’ es la historia de dos mujeres, dos hermanas, dos personajes complejos enfrentados a sus contradicciones que comparten un mismo pasado del que quizá es mejor no acordarse. Un viejo caballito de plástico blanco y azul espera a las dos hermanas cuando entran en casa del padre, un hombre solo que murió hace un año, dejando tras de sí pocos recuerdos y algunas manchas de café en el mantel. Sofía y Rita han venido al pueblo para recoger lo poco que queda de aquellos años en que eran niñas y pasaban los veranos allí, en el sur, cerca de la playa.

 

Rita, tan esbelta ella, tan hermosa, tan lista, parece dispuesta a despachar el asunto y volver a lo suyo, pero Sofía sabe que esa casa será el refugio donde ella y Leo, su niño de cinco años, van a instalarse para curar un desamor que la ha dejado sin fuerzas. Allí se quedan madre e hijo, paseando esa nueva vida por las calles donde se abren las primeras sombrillas, masticando arroz y fruta limpia, intentando imaginar un futuro que tenga sabor. ¿Y Rita? Rita se va pero vuelve porque hay recuerdos que queman y el rencor pide paso. 

Finalmente, encerradas en esa casa que parecía muerta, las dos hermanas nos van a contar una historia dura, algo que nadie quería saber, un secreto del que quizá sería mejor olvidarse, y que solo la buena literatura sabe rescatar para que ese dolor, esa rabia y la ternura que de repente asoma sean también nuestros.

 

‘Piel de lobo’ nos recuerda que todas las familias guardan secretos y lo hace a través del estilo narrativo de Lara Moreno. Un estilo propio, pulido y cuidado, que resalta cómo la forma de contar constituye también parte de la historia. En ‘Piel de lobo’ puede parecer que no pasa nada pero en cada página presientes que todo se va a desencadenar de un momento a otro y, entonces, la tormenta alcanzará enormes dimensiones.

 

‘Piel de lobo’ es la segunda novela de Lara Moreno tras ‘Por si se va la luz’, en la que cuenta como Nadia y Martín llegan a un pueblo en el que tan sólo viven tres vecinos. La crítica recordó que como todos los grandes libros ‘Por si se va la luz’ no aporta respuestas, sino buenas preguntas. “No se llevaron nada, o casi; ni siquiera el gusto por la aventura. Y cuando llegaron al pueblo, entraron en casa y se echaron encima de un colchón como si la noche no fuera a acabar nunca. Amaneció, y a la luz del sol descubrieron que había más vida allí: unas cuantas casas, unos huertos, hombres y mujeres que hablaban lo justo. Despacio, Nadia y Martín fueron conociendo a Enrique, el dueño de un bar donde había poco más que libros y vino rancio, a Elena y Damián, dos viejos hechos de pura piedra, y a Ivana, que un buen día apareció acompañada de una niña, hija de todos y de nadie”.

 

“Entonces, cuando es de noche y Martín posa su mano sobre uno de mis muslos, le pregunto: ¿Hemos venido aquí a ser viejos?”

 

¿Qué sentido tenía aquel viaje, y aquella gente, y aquel ir viviendo sin imágenes, sin música, sin mensajes que contestar y solo algo de comida y sexo para aliviar los días? Quizá se tratara de llegar a viejos ahora que ya no quedaba nadie en las ciudades, quizá buscaran una manera de ser y de hacer algo digno en ese tiempo que aún les quedaba antes de que se apagara –acabara- la luz. Quién sabe.

Tras el objetivo. Natalia Gómez.

‘Tras el objetivo’ es la primera novela de Natalia Gómez. La escritora logroñesa debuta con un thriller coral en el que personajes cotidianos se ven involucrados, fuera de casa, en situaciones extremas que les superan. La originalidad de ‘Tras el objetivo’ surge precisamente en su reacción, en su forma de actuar ante lo imprevisible, ante lo extraño, ante lo cruel y violento, que es donde les ha situado el azar.

 

‘Tras el objetivo’ narra cómo Laura, fotógrafa de profesión, llega a Nueva Orleans para realizar un trabajo de encargo. Allí fotografía algo que no es consciente haber capturado con su cámara pero que sume su vida en un absoluto caos. En Nueva Orleans conoce a un escritor y juntos tratan de salir de la vorágine en la que se han visto metidos. ‘Tras el objetivo’ es novela negra. Un relato en el que conviven mafias y vudú. Nueva Orleans es el escenario principal, pero también Madrid y dos años de diferencia en la vida de los protagonistas. ‘Tras el objetivo’ es un thriller trepidante, una lectura de las que no quieres dejar, ni que se acabe.

 

‘Ese mundo desaparecido’. Dennis Lehane.

‘Ese mundo desaparecido’ cierra la trilogía que forma junto ‘Cualquier otro día’ y ‘Vivir de noche’. Tres novelas que la crítica no ha dudado en calificar como la mejor historia sobre gánster desde ‘El Padrino’, de Mario Puzo.

 

Antes de que la adaptación cinematográfica de Mystic River lo lanzara a la fama, Dennis Lehane ya se había afianzado como uno de los autores más destacados del género negro gracias al ciclo de los detectives bostonianos Patrick Kenzie y Angela Gennaro. Sin embargo, ha sido en la última década cuando su enorme talento para desarrollar historias de gran tensión y complejidad psicológica le ha procurado un aluvión de premios y ha convertido sus novelas en una inspiración constante para Hollywood, hasta consagrarlo definitivamente con series tan prestigiosas como ‘The Wire’ y ‘Boardwalk Empire’. “Sin duda –resalta la crítica- no hay en la actualidad ningún escritor que retrate con mayor verosimilitud el mundo de los gángsters en Estados Unidos durante la primera mitad del siglo XX, y esta electrizante novela —que cierra la trilogía de Cualquier otro día y Vivir de noche— es la mejor prueba de ello”.

Pero, ¿qué cuenta ‘Ese mundo desaparecido’?

 

Padre de un niño de diez años al que adora, el antaño todopoderoso Joe Coughlin casi ha logrado cortar amarras con su turbulento pasado, aunque no del todo, pues ejerce de consejero del importante clan mafioso de los Bartolo. Pese a ello, lleva una vida más o menos tranquila hasta que dos hechos inquietantes vienen a perturbarla: la aparición del fantasma de un chico que le resulta vagamente familiar, y, mucho más grave, el soplo de que alguien ha puesto precio a su cabeza y planea matarlo durante el Miércoles de Ceniza. Así pues, entre su tarea de mediador entre clanes mafiosos al borde del conflicto y sus pesquisas para descubrir quién quiere acabar con él, Joe se verá retrotraído a los viejos tiempos, aquellos años presididos por traiciones y venganzas, bañados en sangre, donde cada día podía ser el último. Y es que tal vez haya llegado al fin la hora de pagar por sus pecados.

 

Sublime, una novela llamada a convertirse en un clásico, son algunos de los calificativos que ha recibido la historia narrada por Lehane. “Ese mundo desaparecido está lleno de grandes historias. Cada personaje que fluye por esta saga de mafiosos en la Tampa de los años cuarenta cuenta con una particular y asombrosa historia que compartir. Y esos relatos no están ahí con el mero objetivo de entretener al lector, pues son reveladores del carácter de los protagonistas y presagian su futuro, al tiempo que ayudan a crear un mundo vívido y bellamente representado”.

‘Muerto el perro’. Carlos Salem.

Cuando Piedad, la viuda, mujer beata y hermosa a punto de cumplir los 50 años, se despierta ese lunes, no sabe que su vida cambiará para siempre. Hace un mes que su marido, Benito, ha fallecido en un accidente de tráfico. Hija de campesinos enriquecidos por una herencia, Piedad ha llevado una vida ociosa, mareada por la religiosidad heredada de su madre. Piedad, se ve sacudida por esta inesperada situación y se impone la misión de salvar su patrimonio y desvelar la verdad de lo ocurrido.

 

Una nueva Piedad, en contradicción con la antigua, se lanza a un mundo sórdido habitado por personajes heterogéneos, desde un asesino aficionado al cultivo de orquídeas a un mafioso telepredicador ruso, una amiga poco recomendable, un policía angelical, un aventurero argentino o un eterno admirador desde los tiempos de su juventud. Y está ‘La Otra’, su otro yo, su nuevo yo.

 

‘Muerto el perro’ es la segunda novela de Carlos Salem –más conocido para muchos lectores por su faceta poética- tras ‘Camino de ida’. El escritor argentino traslada el humor y la fina ironía a la novela negra y el resultado es una historia trepidante en la que se suceden situaciones kafkianas, especialmente cuando las protagoniza alguien que hasta hace unos días su vida su vida no se caracterizaba precisamente por las emociones fuertes. Las conversaciones interiores con ‘La Otra’ –ese Hyde que todos llevamos dentro- ofrecen momentos míticos, mientras despierta del letargo en el que ha vivido. De la noche a la mañana es la responsable de salvar un empresa a punto de declararse en bancarrota y de superar el hecho de descubrir que su marido fallecido le engañaba de manera habitual y estaba a punto de abandonarla por una mujer más joven y largarse a otro país. Ahora también, es sospechosa de su muerte.  

 La extravagancia. Francisco Daniel Medina.

‘La Extravagancia’ es una obra de ficción biográfica que documenta la vida de los escritores Leo Romance y Ana Couteau, fundadores del extravagantismo y que vivieron sus últimos años conforme a los postulados de ese movimiento basado en un aislamiento radical y una dedicación exclusiva a la creación literaria. El personaje Alejandro Heintzman es el encargado de recontruir la vida de ambos autores de culto valiéndose de materiales tan diversos como entrevistas, archivos digitales, diálogos, correos electrónicos y fragmentos de sus libros.

 

Dotada de una atmósfera inspirada en el cine de la Nouvelle Vague, ‘Estravagancia’ es una historia acerca de la pasión por la escritura y la imposibilidad de establecer una línea fronteriza clara entre la literatura y la vida.

Empleado Púbico. Carlos Gil de Gómez.

En ‘Empleado púbico’ todo está entrelazado, sexo, política, drogas, labores domésticas, música o racismo. El entorno de un departamento de una Administración cualquiera sirve de excusa a Gil de Gómez para narrar una historia en la que todo vale para no tener que saborear la amargura de la soledad.

 

‘Empleado púbico’ es adictiva, es de esas novelas que deseas encontrar tiempo para continuar leyendo. La sucesión de capítulos cortos crea un ritmo narrativo que se adapta a la perfección a la historia. Es muy probable que los funcionarios que lean la novela identifiquen la atmosfera que Gil de Gómez describe en el departamento en el que trabajan los protagonistas. 

 

Al leer ‘Empleado púbico’ surgen preguntas. ¿Todos tenemos una doble vida? ¿Todos tenemos secretos? ¿Somos sinceros, lo contamos todo? ¿Recreamos vidas ideales y ocultamos lo que no nos gusta de nuestra vida? ¿Nos gusta mentir o no podemos evitarlo? La sociedad del siglo XXI parece empujarnos a convertirnos en personas vacías y rodeadas de un vacío real. ¿Las mentiras que creamos nos ayudan a sobrevivir? ¿Y la corrupción, es ya algo asumido por la sociedad? En ‘Empleado Público’ nada es lo que parece… actuamos, simulamos, ocultamos y disfrazamos nuestra realidad para parecer otros o para hacer nuestra vida algo más llevadera.

‘Cómo se hizo La guerra de los zombis’. Aleksandar Hemon.

Josh Levin es un aprendiz de guionista treintañero que se gana la vida dando clases de inglés para extranjeros mientras sueña con vender una de sus historias a una gran productora de Hollywood. Su portátil está lleno de ideas para guiones, pero la única que le importa de verdad es una que ha titulado «La guerra de los zombis». Cuando un día llega a su apartamento y se encuentra al casero -un veterano de la guerra del Golfo un poco tarado- hurgando en su colada, decide que ha llegado el momento de mudarse con su novia, la adorable Kimiko. Todo parece ir razonablemente bien hasta que Josh va a una fiesta en casa de Ana, una estudiante bosnia con un marido violento y celoso...

 

Ambientada en unos Estados Unidos todavía traumatizados por los atentados del 11-s, ‘Cómo se hizo La guerra de los zombis’ es una hilarante novela sobre un tipo que está convencido de que “uno se puede organizar bien la vida sobre la base de la ausencia absoluta de esperanza y ambición”. Un libro aparentemente muy distinto a los anteriores de su autor, pero que ha confirmado a Aleksandar Hemon como uno de los escritores más interesantes del panorama literario internacional.

 

Ocho novelas más una que te invitan leer y a no conformarte con la vida, porque cada vez que aceptamos el reto de adentrarnos el relato que propone un libro abrimos la posibilidad de que algo nuevo, emocionante y sorprendente vaya a existir. Una buena novela es el mejor remedio frente a la astenia primaveral, una buena trama y unos buenos personajes el antídoto esencial ante la apatía, la fatiga y el decaimiento general de los primeros días de la primavera…. Lahane, Leyshon, Moreno, Gómez, Gil de Gómez, Salem, Medina o Hemon y sus historia pueden ser la solución y un chute de energía que fulmine la desgana del cambio de estación./Javi Muro

 

 

Suscripción a la Newsletter Enviar