1214

{CULTURA / LIBROS}

La miseria, el amor, el destino y el circo

Mario Gas dirige la versión teatral de 'La Strada', el film de Fellini sobre la soledad compartida

‘La Strada’, la película de Fellini, llegó a los cines en 1954. Anthony Quinn, Giulietta Masina y Richard Basehart interpretaban a unos personajes atrapados en una vida que parece condenarles a un destino trágico inevitable. El film del realizador de Rimini se sitúa en el marco del neorrealismo italiano. El contexto la Italia de posguerra. Hay quienes incluso apuntan la comparación entre los personajes de ‘La Strada’ y la situación de la Italia de la época, un país maltratado y derrumbado, que intentaba salir a flote, que busca la sonrisa rodeado de la más absoluta tristeza. También dicen que ‘La Strada’ es la película más accesible y querida de Fellini, lejos de su cine más personal. ‘La Strada’ tiene algo de road movie que entrelaza ternura y drama. Es la marca del lirismo poético de Fellini. Ahora, el escenario del teatro Bretón de Logroño acoge la versión teatral dirigida por Mario Gas. Una adaptación -estrenada por vez primera en Brodway en el año 2011-, entrañable y conmovedora.

 

‘La Strada’ cuenta la historia de tres personajes que se encuentran en el camino durante la posguerra. Son tres personajes, pero son todos los personajes. ‘La Strada’ habla de todos. “Habla de la dificultad que las personas tienen para cambiar, para luchar contra las ideas preestablecidas que moldean nuestro pensamiento de forma invisible, de nuestra ceguera para romper las cadenas que nos impiden salir de la caverna y conocer y, así, poder ser libres”.

 

Sobre las tablas del teatro logroñés, Mar Ulldemolins, Alfonso Lara y Alberto Iglesias darán vida a los personajes ideados por Fellini. Actriz y actores fajados en el teatro, ha recreado grandes personajes en cine y televisión. Ulldemolins ha formado parte del reparto ‘El Ministerio del Tiempo’, ‘Hospital Central’ y de la extraordinaria película de Cesc Gay ‘Una pistola en cada mano’; Lara, ganador de los Premios Max al mejor actor de reparto por ‘Urtain’, fue profesor en ‘Un paso adelante’ y protagonista por ‘Emilia’; mientras que Iglesias ha participado en la series ‘Apaches’, ‘Isabel’ y ‘La familia’, como director teatral obtuvo el Premio Max por ‘Nasdrovia Chéjov’. Un elenco que bajo la dirección de Mario Gas -director de más de cincuenta obras de teatro- retoma el espíritu de una fábula “de absoluta y rabiosa actualidad, pese a haber sido escrita a mediados del siglo pasado”. Y es que ‘La Strada’, desde su estreno, ha deambulado entre lo trágico, lo dramático y lo simbólico del sentido que las personas dan a la vida, y siempre desde una narración rebosante de poética.

Y es que la miseria de la época adquiere la complicidad de la poesía en el relato. “Todo comienza -resalta la sinopsis- cuando una muchacha ingenua y tranquila es vendida por su madre a un forzudo de circo, bravucón y violento para que le ayude en su espectáculo ambulante. En el camino surge entre ellos un atisbo de amor, que no consigue aflorar a causa del orgullo de él y la timidez de ella. Ambos comparten una profunda soledad y una vida de marginación, desarraigo y miseria, has que se encuentran con El Loco, otro artista de circo que provocará los celos de Zampanó y con ello un trágico desenlace”.

 

La propuesta que llegó a manos de Mario Gas estaba basada en el guion original. Asegura que es una adaptación excelente, “un material estupendo”. El cine y el teatro, recuerda Gas, emplean lenguajes diferentes, pero en definitiva son primos hermanos. El director trabajó junto al responsable de la adaptación Gerad Vázquez, antes de pasar a los ensayos con los actores. ‘La Strada’ presenta a tres personajes en constante búsqueda de sí mismos, “La Strada evoca a cualquier país condenado a la miseria”, a cualquier territorio al que se le niegue el futuro y eso, eso resulta tremendamente actual. Los ejemplos se multiplican. ¿Y el circo?, el circo es la metáfora de la propia existencia. Palabra de Gas./Javi Muro. 

 

* Teatro Bretón de los Herreros. Logroño. 20,30 horas.

 

Suscripción a la Newsletter Enviar