1467

{CULTURA / LIBROS}

La editorial Lumen celebra los 50 años de la llegada de Mafalda a España

La filosofía de Mafalda se ha convertido en un acto de urgencia

Lumen celebra los 50 años de la llegada de Mafalda a España. Mafalda es -describen desde la editorial- "la heroína de nuestro tiempo que nos ayuda a comprender el mundo que nos rodea". La obra de Quino, Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades, ha sido traducida a más de veinte idiomas. "¿Qué es el amor? Es una de las preguntas que se ha venido haciendo la humanidad desde el inicio de los tiempos, y quién mejor que Quino y Mafalda para responderla con su particular mezcla de sabiduría y humor".  Así, en el 50 aniversario de la publicación de Mafalda en España, Lumen presenta 'El amor según Mafalda', una selección de tiras en las que se habla de amistad, compasión, empatía y solidaridad, de amor al prójimo, amor propio y amor a las pequeñas cosas de la vida: la radio, los Beatles, el Pájaro Loco, los caramelos, las historias de cowboys, los libros o Brigitte Bardot. Y como es natural, también habla de su reverso: el odio, los celos, la incomprensión, el egoísmo y la desafección.

 

"El amor es Mafalda interesándose por la paz, el progreso y el conocimiento. Es Felipe refugiándose en las historietas, o fingiendo que con el disfraz del Llanero Solitario podrá resolver todos sus miedos. Es Manolito cuando acaricia la hucha en la que se esconden sus monedas, pero también sus sueños de futuro. Adivinar qué es el amor, la ternura y la amistad a través de una pequeña filósofa como lo es Mafalda se ha convertido casi en un acto de urgencia".

 

Lola Martínez de Albornoz, editora de Lumen, explica que "la selección de viñetas podría asumirse como una guía de comportamiento ante las injusticias del mundo. Porque lo importante del amor no es ya el romanticismo de colores pálidos, sino la capacidad de contenernos, el trabajo de la amistad más atenta y, por último, el cuidado de los nuestros pero también del amplio mundo que habitamos para que siga siendo habitable en el futuro. Por eso, cuando hablamos del 'amor según Mafalda', de lo que estamos hablando en realidad es de la esperanza de un mundo mejor".

Cuenta Quino que esta niña contestataria, inconformista y sensible nació el día de su primera publicación como personaje de una historieta: el 29 de septiembre de 1964 cuando apareció en la revista argentina 'Primera Plana'. Para él era "una niña que intenta resolver el dilema de quiénes son los buenos y quiénes los malos en este mundo". Umberto Eco, primer editor de Mafalda en Europa, dijo en el prólogo que escribió en 1969 a la primera edición en italiano que esta niña "no era solo un personaje de historieta más, sino que era el personaje de los años setenta. Mafalda vive en una relación dialéctica continua con el mundo adulto que ella no estima ni respeta, al cual se opone, ridiculiza y repudia, reivindicando su derecho de continuar siendo una nena que no se quiere incorporar al universo adulto de sus padres". Sin embargo, el tiempo ha demostrado -quizá tristemente- que no solo ha sido el personaje de los setenta, sino que cincuenta años más tarde continúa siendo actual.

 

"Mafalda es una heroína de nuestro tiempo -resaltaba entonces Eco-, algo que no me parece una calificación exagerada para el pequeño personaje de papel y tinta que Quino propone".

 

En 'Confesiones de una editora poco mentirosa' (Lumen, 2020), Esther Tusquets relata cómo llegó a conocer y contratar la obra de Quino, autor que se convertiría en uno de los emblemas de la editorial. «Conocí el personaje y la historieta cuando fui a la Feria de Frankfurt. Ravoni — el agente de Quino, con el cual y con cuya mujer, Coleta, argentinos los dos, llegaríamos a ser Esteban y yo muy amigos— fue al stand de Seix Barral para ofrecerles los cuadernos de Mafalda; Carlos dijo que el mundo del cómic no le interesaba lo más mínimo; Ivonne, su mujer, estaba presente y comentó que podían tal vez encajar en Lumen, que sí publicaba libros de dibujos; Ravoni se lo dijo a Vida, que andaba por allí; Vida me lo repitió a mí... y yo recorrí enloquecida los pasillos de la Feria hasta dar con Ravoni y precipitarme en sus brazos. Pero era solo  porque Mafalda me gustaba, no porque creyera ni remotamente que iba a ser un éxito comercial. De hecho, hice una modesta edición del primer cuaderno. Creo que tres o cuatro mil ejemplares. Y la venta, ante la sorpresa de todos, se disparó de inmediato, y sigue hasta hoy. Se han vendido en España cientos de miles, millones, de ejemplares. Y Quino, que recibió multitud de propuestas de otros editores, de grandes editores que podían dar tentadores anticipos y firmar cheques en blanco, siguió fiel a Lumen y publicó en España todos sus libros con nosotros".

La pasión y el instinto de Tusquets hicieron de Quino un gran éxito editorial. "Quino y Eco fueron fieles -a Lumen, no a mí-hasta el final. Gracias a ellos, y a mi padre, que tenía un gran instinto para los negocios, pero no vio nunca la editorial como un negocio, fue posible durante más de veinte años esta magnífica aventura de Lumen, una pequeña editorial independiente que publicaba únicamente aquello que le apetecía, que llevó a cabo un importante cometido cultural, que hacía las cosas a su modo (bastante peculiar), que permitió a mucha gente llevar a término aquello que deseaba realizar, que posibilitó a muchos tantas cosas, que creo un lugar donde todos trabajaban con gusto y sin agobios, y donde varios de nosotros trabajábamos con genuino entusiasmo y auténtico placer".

 

¿Quién es Quino?

Joaquín Lavado nació el 17 de julio de 1932 en Mendoza (Argentina) en el seno de una familia de emigrantes andaluces. Descubrió su vocación como dibujante a los tres años. Por esas fechas ya lo empezaron a llamar Quino. En 1954 publica su primera página de chistes en el semanario bonaerense 'Esto Es'. En 1964, su personaje Mafalda comienza a aparecer con regularidad en el semanario 'Primera Plana'. El éxito de sus historietas le brindó la oportunidad de publicar en el diario nacional 'El Mundo' y será el detonante del boom editorial que se extenderá por todos los países de lengua castellana. Tras la desaparición de 'El Mundo' y un año de ausencia, Mafalda regresa a la prensa en 1968 gracias al semanario 'Siete Días' y llega a España en 1970 de la mano de Esther Tusquets y de la editorial Lumen. En 1973, Mafalda y sus amigos se despiden para siempre de sus lectores. Lumen ha publicado los once tomos recopilatorios de viñetas de Mafalda, numerados de 0 a 10, y también en un único volumen —Mafalda. Todas las tiras (2011)—, así como las viñetas que permanecían inéditas y que integran junto con el resto el libro 'Todo Mafalda', publicado con ocasión del cincuenta aniversario del personaje. En 2018 vio la luz la recopilación en torno al feminismo Mafalda. 'Femenino singular', y en 2019, 'Mafalda. En esta familia no hay jefes'. También han aparecido en Lumen los libros de viñetas humorísticas del dibujante, entre los que destacan 'Mundo Quino' (2008), 'Quinoterapia' (2008), 'Simplemente Quino' (2016) o el volumen recopilatorio 'Esto no es todo' (2008).

 

Quino ha logrado tener una gran repercusión en todo el mundo, se han instalado esculturas de Mafalda en Buenos Aires, Oviedo y Mendoza, sus libros han sido traducidos a más de veinte lenguas y dialectos (los más recientes son el armenio, el búlgaro, el hebreo, el polaco y el guaraní), y ha sido galardonado con premios tan prestigiosos como el Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades y el B'nai B'rith de Derechos Humanos./SPOONFUL

Suscripción a la Newsletter Enviar