3269

{CULTURA / FOTOGRAFíA}

Nunca la fotografía estuvo tan cerca de la filosofía

Actual expone en la Casa de la Imagen la mirada de seis fotógrafos que comentan el mundo

  A veces, el fotógrafo encuentra lugares en los que hay poco que ver y mucho que contar. Espacios que no tienen porqué hallarse en el confín del planeta, aunque pueden estarlo. ‘Comentando el Mundo’, la exposición que acoge la Casa de la Imagen de Logroño dentro de Actual 2015, se sumerge en esa idea apuntada al escritor y fotógrafo Eduardo Momeñe y sobre la que el comisario de la muestra y director del centro, Jesús Rocandio, ha reunido a seis jóvenes autores riojanos, representantes de la fotografía contemporánea nacional.


Marta Corada, Rafa Lafuente, Carlos Traspaderne, Inmanol Legross, Chemanu Ruiz-Clavijo, y Lara Palomero ofrecen una nueva forma de ver el mundo, “que huye de lo bonito y de lo feo, de lo triste y lo alegre, del momento decisivo –describe el comisario- para crear un espacio de reflexión basado en el texto y el pensamiento”.

 

‘Comentando el Mundo’ es, en opinión de Jesús Rocandio, la mirada de la reflexión. Y es que hoy, la fotografía documental ocupa muchos campos y se ve soportes. Por cantidad, la prensa es el centro de atención de miles de reporteros y millones de lectores, bien sea en papel o en la red. También, la ciencia, la naturaleza, el urbanismo, la educación, la industria y otras muchas actividades necesitan de la fotografía para documentar  sus procesos, establecer teorías y sacar conclusiones. “Pero existe –apunta Rocandio- otra forma de entender el documentalismo, fuera de los clásicos patrones en los que los hechos eran el centro de atención. Capturar el momento decisivo ya no es tema para la nueva generación de documentalistas, que basan su discurso en la reflexión; nunca la fotografía había estado tan cerca de la filosofía”.

En las fotografías de Carlos Traspaderne, por ejemplo, el mundo que se comenta es el cercano. Sus imágenes son una mirada sobre cómo se transforma el paisaje próximo. “Ninguna de las fotografías está tomada –describe- a más de veinticinco kilómetros de aquí, de Logroño”. Las imágenes de Carlos forman parte de un proyecto mayor, que sigue esa línea imaginaria que marca la ribera y de la que forman parte pueblos de La Rioja, Navarra y Aragón. “Es la línea que fusiona campo y pueblo”.

Las imágenes de Chemanu Ruiz-Clavijo surgen de un juego o quizá de un experimento. “Creía –explica- que en un mundo globalizado como el actual aún existían espacios inmunes a esa globalización”. La teoría de Chemanu había que demostrarla y en ese intento jugó un papel importante el hallazgo de una cámara antigua. “Un cámara muy vieja –indica-, pero que seguía haciendo fotografías; fotografías tales como las que realizaba en su origen, imágenes de un mundo globalizado pero que a través del objetivo de esa viaje cámara se contemplan igual que siempre”.
Imanol Legross viajó a Israel y Palestina a finales de 2013. Las fotografías que componen la serie que acoge ahora la Casa de la Imagen las tomó en diciembre de ese año. “Quería –apunta- que mostraran un punto de vista muy personal sin caer en la obviedad, quería retratar lo que realmente me interesaba de Israel y Palestina”. Legross describe un estilo etnográfico y antropológico, con expresión artística. “Son imágenes para contemplarlas con cierta distancia –dice- sin buscar lo bucólico”. La serie lleva por título ‘La tierra de Nod’, aludiendo a la metáfora y sin ubicar geográficamente el espacio real.

 

A Rafa Lafuente le atrae ese lugar intermedio que surge entre la ficción y el documentalismo. “Es –asegura- un lugar interesante”. Reconoce el trabajo previo realizado por Jesús Rocandio como comisario de la exposición a la hora de estudiar el trabajo de unos fotógrafos que comentan el mundo desde una perspectiva diferente y ha concluido en la exposición colectiva que acogen la Casa de la Imagen.

Lafuente ha realizado, según detalla, “un viaje a lugares de su niñez”. Después ha leído y se ha documentado, “para jugar a reconstruir y evocar”. Y es que las fotografías de Rafa Lafuente son espacio reconstruidos, realistas, enigmáticos unas veces, oníricos otras y capaces de apuntar relatos que suceden más allá del foco.
El texto que acompaña las fotografías de Lara Palomero concluye con una pregunta, ¿Sabes de qué color son las escaleras de tu casa? Comienza, en cambio, reflexionando sobre el silencio, en concreto sobre esos silencios que se generan entre frase y frase. “Muchas veces en el día a día –explica Lara- no aturullamos con un montón de cosas en la cabeza, cosas que son sólo ruido. De vez en cuando hace falta un paréntesis entre una cosa y otra”. De esos momentos de silencio, nacen las fotografías que expone Lara Palomero en Actual. “Surgen –señala- de caminar por la calle y algo conecta contigo realmente. A veces no nos fijamos en las cosas que hacen que tengamos los pies sobre el suelo”.

 
Los fotógrafos que entienden así el mundo –recuerda Rocandio-, hablan sobre él, opinan y establecen reflexiones visuales a través de sus fotografías. “Esto es lo importante –detalla- las fotografías como discurso, como relación directa con el pensamiento.  Así, el fotógrafo contemporáneo huye de evidencias, aunque a primera vista sus imágenes lo parezcan; huye de sentimentalismos, aunque su discurso sea tremendamente espiritual; huye de conceptos como feo o bonito, triste o alegre; su única misión es Comentar el Mundo. Esto hace que la fotografía sea algo vivo y el más actual de los textos, eso sí: texto visual”./Javi Muro

Suscripción a la Newsletter Enviar