1297

{CULTURA / FOTOGRAFíA}

Chema Madoz, 'La naturaleza de las cosas' y la complicidad de lo inesperado

El fotógrafo expone 62 imágenes producidas entre 1982 y 2018 en el Real Jardín Botánico de Madrid

Premio Nacional de Fotografía en el año 2000, Chema Madoz es uno de los creadores más destacados de la fotografía española contemporánea. Sus fotografías en blanco y negro son incofundibles gracias a sus analogías poéticas. Ahora expone 'La naturaleza de las cosas' en el Pabellón Villanueva del Real Jardín Botánico de Madrid, una muestra compuesta por 62 imágenes realizadas entre 1982 y 2018, que profundiza en la relación del fotógrafo con la naturaleza.

 

En 'La naturaleza de las cosas', Madoz no solo juega con los objetos de lo cotidiano, "sino que expande su ingenio a la naturaleza que nos rodea: el reino animal, vegetal y mineral. El encierro de una jaula se transforma en una nube. Un cubo de hielo en un regalo. Notas de músicas que caen como ramas de un árbol. Un cactus hecho de piedras...". Así lo describe la comisaria de la exposición, Olivia María Rubio en el catálogo de la muestra. "La primera mirada a una fotografía de Chema Madoz nos interpela y nos sorprende -resalta Rubio-, al detener el ojo en la imagen identificamos los distintos elementos que la componen. La incomodidad del espectador se transforma entonces en una complicidad con el fotógrafo. Este último ofrece una nueva visión del mundo. Crea nuevos objetos. Inventa combinaciones inesperadas. Piensa asociaciones insólitas. Muestra la fragilidad de la vida".

 

La exposición se enmarca dentro de la programación de grandes maestros del arte contemporáneo español que La Fábrica desarrolla desde 2018. 'La naturaleza de las cosas' ocupará las dos salas de exposiciones del Pabellón Villanueva y presenta, además de las 62 fotografías, una selección de objetos personales de su taller, una manera de explicar el proceso creativo del autor: desde la idea original a la reproducción en papel fotográfico. Además se proyectará el documental 'Chema Madoz. Regar lo escondido', dirigido por Ana Morente y producido por RTVE en 2012, que  acerca al espectador a la intimidad del creador.

Junto con la exposición se ha editado un volumen bilingüe que reúne alrededor de 40 fotografías y los textos: 'El arte de trastocar las reglas de la naturaleza', de la comisaria Oliva María Rubio, y 'Chema Madoz y el ensimismamiento de las cosas', del escritor vasco Bernardo Atxaga.

 

La trayectoria de Chema Madoz (Madrid, 1958) comienza en 1980, tras pasar por el Centro de Enseñanza de la Imagen. La Real Sociedad Fotográfica de Madrid expone la primera muestra individual del autor en el año 1985 y en 1988 la Sala Minerva del Círculo de Bellas Artes de Madrid inaugura su programación de fotografía con una exposición de sus obras.

 

En 1990, queda finalista del Premio Kodak con la icónica foto de la escalera en el espejo. Desde entonces se centra en el concepto de objetos, tema constante en su fotografía hasta la fecha. “Chema Madoz se complace en trastocar la realidad, porque a pesar de su apariencia sólida e inalterable, una mínima variación puede hacernos conscientes de la fragilidad de aquello que nos rodea” describe la comisaria Oliva María Rubio.

 

La editorial Art-Plus edita en 1995 su primera monografía: el libro Chema Madoz (1985 - 1995). En 1999, el Centro Gallego de Arte Contemporáneo de Santiago de Compostela realiza una exposición individual de su obra. Será ese mismo año cuando el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía le dedique la exposición individual Objetos 1990 - 1999, que constituyó la primera muestra retrospectiva que este museo dedicaba a un fotógrafo español vivo. El año 2000, es para el artista un momento de gran reconocimiento ya que le conceden el Premio Nacional de Fotografía, el Premio Higashikawa en Japón, y es reconocido como “Autor destacado” en la Bienal de Houston Fotofest.

Chema Madoz ha expuesto en prestigiosas galerías y museos nacionales e internacionales como el Centro Pompidou de París, el Netherlands Fotomuseum de Róterdam, la Fondazione M. Marangoni de Florencia, el Museo de Bellas Artes de Caracas, el Fotofest International de Houston, o Les rencontres d’Arles, entre otros muchos.

 

Su obra está presente en buen número de colecciones públicas y privadas como la del Museo de Arte Reina Sofía, el Centro Andaluz de la Fotografía, la Fundación Juan March, la Fundación Telefónica, la Fundación Coca-Cola, el Museo de Bellas Artes de Buenos Aires, el IVAM, el Ministerio de Cultura, la colección Fotocolectania y el Fine Arts Museum de Houston, entre otros./SPOONFUL

 

Suscripción a la Newsletter Enviar