1375

{CULTURA / FOTOGRAFíA}

Abstracción en el río que quema

La fotógrafa Bego Sánchez expone 'Visiones, una mirada artística al río Tinto'

Para los fenicios era el río que quema. La coloración rojiza y la alta concentración de ácido sulfúrico de sus aguas determinó seguramente aquella conclusión. El Río Tinto nace en la sierra onubense de Padre Caro y a lo largo de sus cien kilómetros de recorrido hasta desembocar en la ría de Huelva regala sorprendentes formas al entrar en connivencia meandros y un caudal arrastra sulfuro y materiales pesados desgarrados de las minas. La fotógrafa y bióloga Bego Sánchez (Bata, Guinea Ecuatorial) descubrió en el río un artista fluvial y decidió retratarlo a través del objetivo de su cámara. A los bocetos, dibujos, esculturas y relatos que propone el curso del Río Tinto por sí mismo, Bego Sánchez adhirió su visión. ‘Visiones, una mirada artística al río Tinto’ es el título de la exposición que recoge el trabajo realizado. Una mirada que desencadenó una colección de imágenes que muestran la belleza del río desde una visión abstracta.

 

Las fotografías de Sánchez retratan la fuerza de unas aguas rojas y burbujeantes, que acopian a su paso para completar el inmenso lienzo las tonalidades amarillas y ocres de sedimentos, rocas y fangos y los enfrentan al verde vegetal de la ribera. Son aguas ácidas, que respiran en apnea por la carencia de oxígeno y arrastran hierro y azufre, elemento que les concede su mejor historia. Ya se sabe si el malo es bueno, la película es mucho mejor.

Aún con la cámara en la mano, Bego Sánchez no pierde su condición de científica. La experiencia ante un microscopio -cuenta en su web- le permite sumergirse mentalmente entre los elementos del río con el objetivo de captar y mostrar su riqueza visual a través de imágenes abstractas. “El río Tinto constituye un escenario cambiante en función de la época del año y de la luz predominante. Por efecto de la sequía, en la época estival, sus fangos resecos quiebran en formas poligonales y los precipitados de sales sobre las rocas forman estructuras espectaculares”. 

Tras regresar a Bilbao siendo una niña, Bego Sánchez estudió Biología y trabajó 12 años en la industria farmacéutica. En 2013 se trasladó a Sevilla y descubrió su pasión por la fotografía. Sus imágenes reflejan paisajes, la naturaleza, así como las fiestas tradicionales y religiosas, siempre desde un estilo pictórico. La fotografía de calle -en blanco y negro- ha presidido su último trabajo ‘En tránsito’. El   proyecto ‘Visiones, una mirada artística al río Tinto’ lo forman 25 fotografías impresas en cartón pluma de 40 x 60 cm, que adjuntan una cartela explicativa.

 

La cámara de Sánchez se impregna de lo que la naturaleza pinta con su poderoso cromatismo, con sus formas imposibles, con sus impredecibles texturas, y presenta imágenes casi pictóricas. La fotógrafa recrea un universo natural y lo imbuye de fantasía e imaginación. ¿Es Huelva? ¿Es nuestro planeta? ¿Es Marte?/Javi Muro

 

* Las fotografías que componen 'Visiones, una mirada artística al Río Tinto' se exponen en la Casa de las Ciencias de Logroño.

Suscripción a la Newsletter Enviar