1739

{CULTURA / FOTOGRAFíA}

'Somos Agua' y la fragilidad

La fotógrafa Isabel Muñoz expone en el Museo Lázaro Galdiano su llamada de atención por el mar

El Museo Lázaro Galdiano muestra, hasta el próximo 29 de agosto, la exposición inmersiva e interactiva 'Somos agua', de la fotógrafa Isabel Muñoz, Premio Nacional de Fotografía 2016,y una de las más prestigiosas fotógrafas del panorama internacional, con dos premios World Press Photo. La instalación, enmarcada en PHotoESPAÑA 2021 está concebida como una experiencia multisensorial e inmersiva que combina la calidad fotográfica de la artista con un audaz planteamiento formal basado en la tecnología audiovisual más puntera. Entre estos elementos tecnológicos destaca una pantalla de cinco metros de ancho que reaccionará a los movimientos de los espectadores. Además, diferentes pantallas laterales proyectarán juegos de luces y sonidos propios de entornos marinos.

 

En las imágenes que componen la exposición, la fotógrafa plasma de manera poética la falta de compromiso social frente al calentamiento global a través de una mirada plástica sobre uno de los medios más afectados por la emergencia climática: el mar. Son fotografías inéditas de las inmersiones de la apneista japonesa Ai Futaki y otros buceadores en los acuarios del Oceanografic de Valencia.

 

Las imágenes reflejan a las criaturas de los fondos marinos -medusas, rayas, tortugas, tiburones, algas y anémonas, caballitos de mar…-, al tiempo que transmiten al espectador la fragilidad del medio marino, amenazado por la contaminación creciente y los efectos del calentamiento global.

Inicié este proyecto atraída por la belleza de los entornos marinos y como llamada de atención ante los peligros que amenazan su supervivencia -describe Isabel Muñoz-, el mar nos lo da todo sin pedirnos nada a cambio. Damos por sentado que su riqueza es inagotable, que puede con nuestros descuidos, nuestra falta de previsión, nuestros excesos”. La fótografa recuerda que las cosas no son así. "¿Qué vamos a dejar a nuestros hijos y nietos si no somos capaces de cuidar de sus tesoros, si seguimos echando al mar plásticos que son trampas mortales para las especies que lo habitan, si continuamos vertiendo residuos que pondrán fin a la biodiversidad marina?”.

Además de la exposición de Isabel Muñoz, el Museo Lázaro Galdiano contará durante este verano con un espacio dedicado a mostrar los problemas generados por la escasez del agua dulce en el mundo y a explicar algunas de las respuestas que se están dando desde el ámbito empresarial. En la sala se muestran algunas de las fotografías más emblemáticas de los proyectos de tratamiento de agua de Acciona -empresas colaboradora-, que han llevado a la compañía a ser líder mundial en desalación por ósmosis inversa.

 

El Museo Lázaro Galdiano se encuentra en la que fue una de las residencias privadas más suntuosas de Madrid. Su visita ofrece una experiencia única. Un viaje en el tiempo para descubrir el gusto de José Lázaro y su familia, que atesoraron casi 13.000 obras, una de las colecciones privadas más importantes del momento./SPOONFUL

 

 

Suscripción a la Newsletter Enviar