1398

{CULTURA / FOTOGRAFíA}

'La mirada de las cosas', lo real es un espacio abstracto

El CBA de Madrid acoge una muestra sobre la fotografía japonesa entorno a la revista Provoke

Entre 1957 y 1972 se produjo en Japón una transformación radical en el lenguaje fotográfico de la mano de un grupo de artistas que comenzaron a desarrollar su trabajo durante la posguerra. Una renovación que tuvo lugar en paralelo a los grandes cambios económicos, culturales y psicosociales de este período, unos años marcados por un enfrentamiento social, principalmente contra la herencia americana de la ocupación.

 

'La mirada de las cosas. Fotografía japonesa en torno a Provoke', comisariada por Nuria Enguita y Vicente Todolí, reúne una cuidada selección de imágenes –todas ellas pertenecientes a la Colección Per Amor a l’Art– que pone el acento en los artistas que participaron en la formación VIVO (1959-1961), como Ikkō Narahara, Shōmei Tōmatsu, Eikoh Hosoe, Akira Satō o Kikuji Kawada, y de los fotógrafos que llevaron a cabo la revista Provoke (Provocative Materials for Thought) en 1968, como Yutaka Takanashi, Takuma Nakahira o Daidō Moriyama. La muestra también incluye obras de dos fotógrafas que trabajaron en la misma época, Toyoko Tokiwa y Tamiko Nishimura.

 

"El colectivo VIVO -resalta el catálogo de la exposición- se inspiró en la agencia Magnum Photos con el objetivo común de forjar una fotografía crítica, en oposición a las convenciones establecidas, planteando nuevos roles y maneras más subjetivas de entender el medio fotográfico. Lo real no era ya una sucesión de lugares y momentos, sino que se constituía en un espacio abstracto y concreto abierto a la experimentación fotográfica como expresión subjetiva del artista".

 

Una nueva sacudida del lenguaje de la fotografía se produciría en 1968 con la revista Provoke. Fundada por Takuma Nakahira y Kōji Taki junto a Takahiko Okada y Yutaka Takanashi (y la colaboración de Daidō Moriyama a partir del segundo número), se realizarían tres números hasta 1970. Esta publicación se caracterizó por un estilo muy marcado, conocido coloquialmente como are-bure-boke (grano, barrido, desenfoque). El objetivo era aportar nuevas perspectivas y reflexionar acerca de las relaciones entre lenguaje y fotografía, y entre arte y resistencia política, entendiendo la fotografía como un lenguaje alternativo. Provoke se acercaba a la realidad considerando la fotografía como acto, en el que no solo están implicados mirada y pensamiento, sino todo el cuerpo.

Además, las obras se acompañan de una selección de libros originales de la época de los mismos artistas, hoy considerados obras maestras y que definen un estilo que perdura. Estas publicaciones eran fundamentales para los fotógrafos, que trabajaban en series y entendían los libros como lo icónico en lugar de producir con la idea de la imagen perfecta.

 

Todas las obras incluidas en la exposición pertenecen a la Colección Per Amor a l’Art –a excepción de las obras de Toyoko Tokiwa (Museum of Yokohoma Urban History)– siendo la colección privada más importante de fotografía japonesa de esta época fuera de Japón./SPOONFUL

 

* Círculo de Bellas Artes de Madrid, hasta el 25 de octubre.

Suscripción a la Newsletter Enviar