1516

{CULTURA / FOTOGRAFíA}

'El bosque' son fotografías de nostalgia futura'

Denisa Szidorak es fotógrafa y expone sus imágenes en SPOONFUL. Festival Mujeres en el Arte

Denisa Szidorak es fotógrafa y participa en el festival ‘Mujeres en el Arte en La Rioja’ con la colección de fotografías que componen la exposición ‘El bosque’, que acoge la galería virtual de SPOONFUL. Denisa nació en una pequeña ciudad transilvana en 1992, pero desde el año 2002 reside en Logroño, donde ha cursado estudios de fotografía en la Casa de la Imagen y diseño de moda en la ESDIR. Hace ya más de diez años decidió que lo que más le apasiona era la fotografía. Ahora es también su forma de vida profesionalmente, pero sin abandonar sus proyectos más personales a través de los que describe cómo ve y entiende el mundo que la rodea. La relación entre contar y la estética es el punto donde define Denisa la fotografía. Aunque comenzó concediendo un mayor protagonismo al retrato, poco a poco la fotografía de Denisa ha virado hacia el paisaje, aunque bien mirado sus imágenes de árboles no dejan de ser auténticos retratos. ‘El bosque’ es también una llamada de atención, una reivindicación, una forma de preservar en imágenes, “un entorno natural que estamos destruyendo”./Javi Muro


SPOONFUL.- ¿Qué es la fotografía para ti? ¿Cómo la entiendes?

Una forma de conservar la realidad. Comenzó como sustituto de la pintura. Para mí es, precisamente eso, conservar la realidad en una instantánea. Es el motivo por el que empecé a hacer fotos. Veía cosas, percibía que eran muy fugaces, se me escapaban cuando pensaba en conservarlas. La fotografía me permite preservar momentos que tienen cierta magia o cuentan con cierto carácter estético.

 

S.- La fotografía es por encima de todo belleza, narrativa -contar algo- o, simplemente, inmortalizar…

Creo que es un poco de todo. Obviamente es contar, porque todo arte tiene que contar algo. En el caso de que quieras utilizar la fotografía como expresión artística; la fotografía no tiene porque ser arte. En mi caso, si la entiendo como un medio de expresión artística. También trato de contar algo, pero siempre de manera estética. Quizá, algunos fotoreporteros no trabajan de una manera tan estática, le conceden más importancia a la historia. Creo que yo le doy más importancia a la estática que a la historia, pero sin duda también estoy intentando contar algo.

 

S.- ¿Cómo defines tus fotografías?

Me gusta mucho la fotografía documental. Empecé haciendo dibujo y la continuación lógica fue la fotografía. Comencé a estudiar fotografía en Bachillerato y me gustó muchísimo. Me compré una cámara y a partir de ahí vi que obtenía resultados, mientras que el dibujo me requería mucho tiempo. La fotografía es mucho más instantánea. Luego es cierto que está el proceso de edición en el que metes mil horas, pero notaba que el dibujo me limitaba, tenía que pensarlo mucho. Quizá como soy muy impulsiva, la fotografía me permitía dar salida a esos impulsos de una manera más sencilla.

 

S.- ¿Siempre has tenido el impulso creativo? ¿Desde pequeña estabas ya dibujando con las ‘plastidecor’?

Sí, incluso recuerdo que siendo muy pequeña una profesora le contó a mi madre que estaba muy impresionada porque era la única niña que no se salía de los contornos al colorear los dibujos -se ríe al recordarlo. Siempre ha estado ahí el carácter creativo. Creo que me viene de mi abuela que siempre ha trabajado artesanías. La creatividad siempre la recuerdo como una constante en mi vida, siempre he dibujado.

 

S.- ¿Sigues dibujando?

Ahora muy poco, pero lo quiero retomar. Me gustaría mezclar dibujo y fotografía, o pintura y fotografía.


S.- La fotografía también requiere su tiempo…

Sí, es cierto, pero es más instantánea. Paso más tiempo pensando la foto que ejecutándola. También lleva tiempo investigando, consultando referentes. 

 

S.- ¿Qué te inspira?

En realidad, todo; absolutamente todo. La vida me parece fascinante. Todo a mi alrededor me parece fascinante. Me inspiran también otros artistas, plásticos, gráficos, músicos… y la gente, el mundo en general. No hay algo que diga ‘me inspira por encima de todo’, no.

 

S.- En tu exposición en SPOONFUL, dentro del Festival ‘Mujeres en el Arte’, el bosque es protagonista. ¿Cómo surge la idea? ¿Qué pretendes transmitir?

Es un intento de preservar la naturaleza. Que nos estemos cargando el planeta es algo que me preocupa mucho. Utilizo la fotografía de paisaje como una manera de preservar algo que sé que no va a estar ahí siempre. ‘El bosque’ son fotografías de nostalgia futura’. Llegará un momento en que si seguimos por el camino que vamos el bosque no va a estar ahí. De alguna manera, lo que pretendo es conservarlo, preservarlo. También fotografío el bosque porque me parece muy estético. Paseo por el bosque y voy fotografiando desde una perspectiva estética, pero siempre está detrás la intención de preservar algo que para mí es muy importante.

 

S.- ¿Cómo has trabajado las fotografías que componen la exposición? ¿Las imágenes forman parte de series?

No fueron imaginadas como una serie. Me adentraba en el bosque, comenzaba a caminar y realizaba las fotos, fueron cogiendo forma y agrupándose a posteriori. Fue al tiempo cuando comprobé que existía una conexión entre las fotos. Quizá, mientras las realizaba no tenía presente esa relación, pero después comprobé que tenían un nexo común. Últimamente estaba haciendo muchas fotos de árboles caídos. Era algo que simplemente surgía, pero ahora ya existe una intención. El árbol caído me produce mucha pena, en muchos casos son causas naturales pero otros son talas realizadas a propósito. Cogía la cámara y salía a pasear por el bosque.

 

S.- ¿Los bosques que forman parte de la exposición son cercanos, de La Rioja, o te has desplazado a otros lugares?

La mayor parte de las imágenes son de bosques riojanos. En la exposición hay dos fotografías de bosques de Navarra y de León, pero el resto son de La Rioja. La Rioja, su entorno natural, me parece un lugar increíble. Cuenta con una gran variedad de paisajes… verde, de secano, bosques, bosques más densos…


S.- En la exposición se enlazan dos aspectos reivindicativos. Por un lado, la defensa y denuncia del bosque como espacio natural que podemos perder y, por otro, el objetivo del festival ‘Mujeres en el Arte’ de dar mayor visibilidad a las mujeres en el arte. ¿Qué opinión te merece esta iniciativa?

Me parece importante porque, como en todos los ámbitos de la vida, las mujeres tampoco contamos con demasiada visibilidad en el mundo del arte. Ni en la Historia del Arte ni el arte contemporáneo. Creo que iniciativas como Mujeres en el Arte permite comenzar a normalizar y mostrar que hay un montón de mujeres artistas y que estamos ahí. Somos la mitad de la población y somos invisibles en muchos ámbitos. En un mundo ideal este tipo de festivales no existiría, pero hoy en día son muy necesarios. Permiten que reivindiquemos que estamos aquí, que estamos haciendo cosas, que estamos creando.

 

S.- Se puede dar la circunstancia de que para cuando se produzca la normalización en cuestiones de género, ya no existan los bosques, por equiparar las dos reivindicaciones de las que hablamos…

Sí, puede pasar. Poco a poco estamos viendo un cambio, creo que la gente cada vez está más concienciada. Me preocupa que si percibo un cambio en mi generación o generaciones que me preceden, pero no en los más jóvenes. Aumenta la tasa de maltrato machista entre los adolescentes y eso me parece preocupante. No se está revirtiendo todo ese cambio en educar a los chavales en los propios colegios. El otro día, un informativo de la televisión daba la noticia de que cada vez menos jóvenes emplea anticonceptivos… ¿En qué mundo vivimos? Me parece importante que la gente esté concienciada, pero también que conciencie a sus niños… son el futuro.

 

S.- ¿Trabajas en el algún nuevo proyecto fotográfico?

Ahora, todo mi interés gira entorno a la ecología. Me gustaría integrar el tema del bosque dentro de un proyecto un poco más grande. Me gustaría editar un fotolibro en un futuro, que hable un poco de cómo vinimos a este planeta, cómo estábamos en contacto con la naturaleza y cómo, poco a poco, fuimos perdiendo ese contacto y hemos llegado a tal punto que estamos destruyéndolo. Por ejemplo, llevo toda la semana fotografiando basura. Salgo al monte, al bosque, y fotografío los montones de basura que el hombre deja en estos entornos naturales. Es un tema que me interesa mucho. Ahora centra también mi atención.

 

S.- ¿Las fotografías tienen que ser perfectas técnicamente, de composición?

En la composición si tienen que ser perfectas, a nivel técnico no preocupa tanto la realización de una fotografía. Una foto movida o desenfocada puede ser una buena fotografía. A mí sobre todo me interesa la composición, es algo que trato de cuidar. Si tengo que reencuadrar lo hago. Necesito que la foto sea cómo yo la tenía en mi cabeza, de echo he vuelto a lugares en los que había estado dos días antes para repetir una fotografía porque no me gustaba el encuadre. Creo que si la composición no es perfecta la fotografía no funciona. Siempre pienso mucho en la fotografía de Heri Cartier-Bresson cuando imagino una composición. Sus fotos cuentan mucho con una extraordinaria composición. En Cartier-Bresson se une lo que yo pienso de la fotografía, en sus imágenes confluyen relato y estética. Había estudiado pintura, lo que seguro le ayudaba a componer, lo que unía al ‘instante decisivo’, siempre ocurre algo en sus fotografías.


S.- Hablas de tus fotografías sobre los bosques casi como una llamada de auxilio, ¿Te hablan los árboles mientras paseas entre ellos?

(Se ríe) No, no me hablan, pero si los percibo como muy vivos.

 

S.- Son casi retratos, más que paisajes…

Sí, a veces también tengo esa sensación. Me transmiten algo que no sabría describir exactamente. Trato a los árboles como seres individuales y únicos, cada uno es un árbol distinto. Sí, los retratos.

 

S.- ¿Caminas por la calle viendo fotos, encuadras imágenes mientras vas de un lugar a otro?

Sí, de echo comencé haciendo fotos callejeras. Mentalmente, cuando hay condiciones de luz diferentes voy pensándolas.

 

S.- Y quieres hacer de la fotografía tu profesión…

Sí, poco a poco.

 

EXPOSICIÓN. FESTIVAL MUJERES EN EL ARTE 2019. 'EL BOSQUE'

Suscripción a la Newsletter Enviar