978

{CULTURA / EXPOSICIONES}

Pintura de los 80, diario creativo

La Sala Amós Salvador de Logroño acoge una muestra pictórica de la Colección Los Bragales

Aún quedan coleccionistas que no entiende el arte como un valor refugio financiero que esconder en la caja fuerte de un país asiático privado del disfrute de la gente. Aún quedan coleccionistas que adquieren pintura, escultura o fotografía, por el placer de crear un relato –subjetivo por supuesto- alrededor de una época, un estilo o un autor. A través de sus palabras, Jaime Sordo revela que pertenece a esa especie de personas que disfrutar con el arte y a través del arte. Mientras observa la exposición que acoge la Sala Amós Salvador y que recorre parte de su Colección Los Bragales –a la que dio inicio a finales de los años 70-  Sordo explica que ser coleccionista significa poseer un documento que acredita la propiedad de la obra, sí, pero no la obra en sí, la obra debe de ser disfrutada por la gente. Y desde esa convicción ahora es posible descubrir las pinturas que dan forma a la muestra ‘Pintura de los 80 en España’. “No es una colección de nombres –apunta la comisaria de la exposición Alicia Ventura-, sino de piezas; es la colección de alguien al que le gusta el arte, que lo disfruta y lo investiga, al tiempo que trata de construir una historia”.

 

Desde ese punto de vista la muestra que acoge la Sala Amós Salvador es una historia de entre las muchas posibles que ofrece la Colección Los Bragales. Jaime Sordo realizó sus primeras adquisiciones a finales de los años setenta. “Cuando muchos de los artistas que componen la exposición –resalta Ventura- comenzaban o consolidaban su trayectoria”. Habla la comisaria de Alfonso Albacete, Carlos Alcolea, Miguel Ángel Campano, Victoria Civera, Chema Cobo, Carlos Franco, Ferrán García Sevilla, Xavier Grau, Eduardo Gruber, Cristina Iglesias, Antón Lamazares, Juan Navarro Baldeweg, Luis Palmero, Antón Patiño, Manolo Quejido, Alber Rafols-Casamada, José María Sicilia, Juan Uslé, Xesus Vázquez y José María Yturralde. “El título de la muestra –continua la comisaria- es más un referente mental que un marco temporal, no es un límite estricto”.

 

Recuerda Jaime Sordo que la colección comienza a tomar cuerpo al mismo tiempo que llega la Democracia a España. “Nace –destaca- con el fin de años de dictadura y eso explica el color que preside gran parte de las pinturas, implica la tremenda alegría reinante”. Apunta Alicia Ventura un momento de euforia creativa en el abren sus puertas ARCO, el IVAM o el Reina Sofía. “En aquellos años se generó una efervescencia artística en la que confluían la coincidencia creativa, un rico circuito de exposiciones y museos y el coleccionismo”. Además, resalta Sordo,  “los artistas que conforman la exposición ‘Pintura de los 80 en España’ son una generación singular y única dentro de la cultura española, tanto los abstractos como los figurativos”.

 

Prima en coleccionistas como Jaime Sordo un afán por compartir. Así, las cartelas describen las obras, a los autores, sus estilos y sus motivaciones. También los porqués y la chispa que detona el inicio de un cuadro. El visitante se adentra en el mundo del artista y, al mismo tiempo, en la historia que cuenta la propia exposición. Desde ese punto de vista, comprendes que los cuadros circulares de Maite Civera no son sólo formato sino también límite; que Carlos Alcolea entremezcla paisaje y retrato y recrea el instante paralizado; que Alber Rafols-Casamada viaja de lo conceptual a lo sensorial; o como Juan Uslé realiza ejercicios sobre el color negro sin desestimar la luz, por poner sólo unos ejemplos.

 

El director general de Cultura y Turismo, Eduardo Rodríguez Osés y la concejal de Comercio, Cultura y Turismo, Pilar Montes –Cultural Rioja promueve la muestra-, acompañaron a Sordo y Ventura en la apertura de la exposición.

La colección Los Bragales ofrece un punto de partida privilegiado desde el que explorar el arte (pictórico) español de las últimas décadas. La exposición presenta Los Bragales como algo más que una colección, como el testimonio de una época, de su arte y de su pensamiento, y también de las relaciones humanas subyacentes. Las obras forman parte de una historia (la del propio coleccionista Jaime Sordo) y de la Historia: son un diario a la vez íntimo y colectivo de la creación en los años ochenta y de su eco hasta nuestros días. 

 

Con esta exposición se pone de manifiesto el legado de unos años de esplendor pictórico, pero también la figura del coleccionista, que se mueve entre lo público y lo privado, entre las tendencias del mercado y la perspectiva histórica, entre el gusto individual y la voluntad de trascendencia. 

 

Así, la colección Los Bragales nace como consecuencia de la labor que Jaime Sordo, desarrolla como coleccionista de arte moderno y contemporáneo. Jaime, ingeniero de profesión y empresario por vocación, comenzó su relación con el arte en los años 70, momento en el que adquiere las primeras piezas siendo aún universitario. Fue ese el inicio de una pasión que no ha visto fin y que continúa arrastrándole a ferias nacionales e internacionales, a galerías de todo el mundo o a recibir premios como el reconocimiento al coleccionista del año 2013 por el Instituto de Arte Contemporáneo (IAC). 

 

La importancia de su colección no es sólo estimable por la excepcional calidad de las muchas piezas que lo conforman, sino también por el valor social que ha sabido imprimir en su concepción de colección que se ha materializado en numerosas exhibiciones, con la colección como eje fundamental o acompañando a otras colecciones en la creciente cesión o préstamo temporal de piezas. 

Su compromiso con el arte y el coleccionismo le lleva a impulsar junto a un importante número de coleccionistas nacionales la Asociación 9915, de la que es Presidente. Desde ella pretenden posicionar al coleccionista en la cadena de valor del sector del arte Contemporáneo, promover la unión de intereses de los coleccionistas y fomentar la formación de nuevos coleccionistas, así como crear las herramientas necesarias para regular y difundir esta actividad básica del mercado del arte en España. Jaime Sordo es miembro del Consejo Asesor del MAS y del Patronato de Laboral Centro de Arte y Creación Industrial. 

 

Nuevos horarios de verano, música y espacio infantil

Tal y como detalló la concejala de Cultura, Pilar Montes, esta exposición, además, contará con un horario especial, coincidiendo con los meses de verano. “Dentro de nuestro planteamiento de impulso del turismo cultural de nuestra ciudad y teniendo en cuenta que la Sala Amós Salvador va teniendo cada vez la visita de más turistas, se amplía el horario durante el verano de forma que la Sala abrirá todos los días de la semana; los fines de semana y festivos la Sala tendrá un horario ininterrumpido de 10.00 a 22.00 horas y de lunes a viernes de 10.00 a 14.00 horas y de 18.00 a 22.00 horas”.

 

Por otro lado, y tras los buenos resultados obtenidos con las propuestas que se iniciaron en la anterior exposición, se han organizado varias acciones los sábados con el objetivo de atraer "nuevos públicos" bajo el lema 'Los sábados son de Amós', en las que  se tratará de acercar el arte contemporáneo al público general. 

 

El sábado día 8 de julio a las 12.00 horas tendrá lugar una visita guiada a la exposición por el propio coleccionista de las obras, Jaime Sordo, para la que será imprescindible realizar una inscripción previa en el teléfono 941 259 202 (en horario de Sala) o en el correo electrónico salaamossalvador@logro-o.org y se obsequiará a los asistentes con un catálogo. 

 

Además, durante los dos meses que permanecerá abierta la exposición, todos los sábados a las 12.00 horas habrá visitas didácticas dirigidas a público general y familiar. La asistencia a las mismas es libre y no es necesaria reserva, lo que permite a los turistas que están de paso por la ciudad asistir sin previo aviso. 

 

La sala mantiene también la iniciativa 'Amos Suena' y todos los sábados por la tarde se podrá visitar la exposición, en horario de 16.00 a 22.00 horas escuchando una selección de la mejor música de los 80 en España.

“Vamos a continuar también –indicó Montes- con las Acciones Didácticas que se iniciaron en la anterior exposición con el objetivo de fidelidad a público no experto. En este sentido, de nuevo se contará con una hoja de sala a disposición de los visitantes para hacer más accesible el contenido. La novedad en esta ocasión es que esta hoja de sala está también disponible en inglés, puesto que el público extranjero es cada vez más numeroso en la Sala y se prevé que sea aún mayor durante los meses de verano. 

 

Siguiendo con el empeño de acercar el arte contemporáneo al público en general, como novedad en todas las cartelas de la exposición, se ofrece una breve descripción de la obra y el artista al que pertenece. 

 

Por otro lado, en el 'Espacio de Mediación' los visitantes podrán encontrar más información sobre la Colección Los Bragales a través de catálogos y documentos audiovisuales, catálogos de consulta relacionados con la pintura en España y los artistas expuestos. Además, debido al gran éxito que ha tenido el material ofrecido al público infantil, Cultural Rioja mantendrá y reforzará con más ejemplares de libros y cuentos especialmente dirigidos a los más jóvenes sobre la pintura contemporánea, ofreciéndoles además una hoja taller, donde podrán colorear una reproducción de una de las obras expuestas./Javi Muro

 

*Sala Amós Salvador. Logroño. Hasta el 27 de agosto.

 

Suscripción a la Newsletter Enviar