1460

{CULTURA / EXPOSICIONES}

Los sentidos se estremecen persiguiendo la realidad

El calado de San Gregorio acoge la exposición de arte contemporáneo de El Rioja y los 5 Sentidos

Cita el escultor y comisario de la exposición José Carlos Balanza la novela ‘Sábado’, de Ian McEwan en su invitación a adentrarse en la muestra de arte contemporáneo que por segundo años se enmarca en el certamen ‘El Rioja y los 5 Sentidos’. “La mente -recuerda o lee- es lo que el cerebro, mera materia, ejecuta; una mera sustancia húmeda capaz de crear este radiante cine interior de pensamiento, de visión, sonido y tacto conjugados en una vivida ilusión de un presente instantáneo, con un yo, con una ilusión de brillante factura, que gravita en el centro como un fantasma. ¿Llegará a saberse algún día cómo la materia se vuelve consciente?”. Ya, de su propia reflexión, Balanza apunta al objeto artístico, a la obra de arte, como el posible objeto ideal “para reproducir el proceso mediante el cual la esencia, el alma, queda contenida en la materia. El objeto artístico como contenedor de lo absoluto. El arte como conciencia de la corporeidad que lo muestra y que percibimos mediante los sentidos”. Habla el comisario de la exposición de la mente detectando aspectos materiales y reproducidos como emoción, evocación y pensamiento.

 

El calado de San Gregorio o el calado largo como también se le conoce acoge la muestra. Balanza alaba el espacio como contenedor expositivo en el que este año son protagonistas las propuestas artísticas de Carlos Rosales, Jesús Rocandio, Andrés Pascual, Iranzu Urra y Lucía Loren. Cada uno ha asumido uno de los sentidos: Pascual el gusto; Rosales el oído; Loren el olfato; Urra el tacto; y Rocandio la vista.

Lucía Loren (olfato) ha creado la obra ‘Petricor’, palabra griega que remite a la piedra y a la esencia que corre por las venas de los dioses en lugar de la sangre, y que hace referencia al olor que desprende la tierra mojada. Loren se ha inspirado en la sensibilidad humana y, como reseña Balanza, “en la inteligencia y en la conciencia desarrolladas por la naturaleza mediante la compleja relación que mantiene todo lo que compone la materia”. Relaciones de colaboración y simbiosis, apunta el comisario de la muestra.

Andrés Pascual (gusto), jugaba en campo contrario. El escritor riojano dejaba reposando la creación literaria para aceptar el reto –“dijo sí al instante”, recuerda Balanza- de adentrarse en el arte plástico. Pascual propone el proyecto ‘Sopa de Letras’, un texto de 961 caracteres escritos con letras de pasta sobre un papel blanco sin signos de puntuación y que, una vez fotografiado, las barrió con el brazo y las depositó en un recipiente de sopa comestible. “Una demostración -explica- de que las palabras trascienden de su función instrumental y adquieren existencia propia y autónoma, relacionándose íntimamente con los lectores”.

La obra de Jesús Rocandio, referida al sentido de la vista, ocupa el centro del calado de San Gregorio. El fotógrafo logroñés ha creado la pieza ‘Vision’ -palabra que indica no acentúa para no poner el foco en una sílaba en concreto. Un foco en posición cenital ilumina un espacio de tres paredes negras, generando una cámara oscura. El centro, cuatro dispositivos esteroscópicos para visión binocular, réplicas de los primeros fabricados en el mundo, y que a su vez exhiben cuatro objetos fotográficos: lentes positivas, cristal y prismas; lentes negativas, cristal y prismas; lentes compuestas y cristal, y parábolas reflectoras y espejos. “Jesús Rocandio -describe Balanza- enfrenta la pasiva actitud de ver a la acción de mirar, de dirigir la vista a un objeto, con la intención de poner foco, de focalizar”.

El oído es ha sido el sentido de referencia para Carlos Rosales que ha creado ‘Eco’, una representación de la naturaleza formada por una imagen de nubes, hierba y helechos, agitados por el viento que, a su vez, choca contra una cortina de tubos de aluminio, convirtiéndose en sonido. “Es la realidad representada -indica Rosales-, es la realidad, la del momento, y es la realidad de la interacción de las realidades anteriores”. La obra de Carlos Rosales concede verosimilitud a lo oído y visto mediante la ilusión. Así lo entiende el comisario de la exposición, “y lo hace mediante la representación: la metáfora, lo que distingue a la materia de la materia, aquello que se es capaz de poner en relación para poder entender. Viento filmado que mueve el escenario donde se proyecta para que escuchemos por medio de la acción del pensamiento”. ‘Eco’ es, lo dice el propio autor, “la realidad estremecida por la representación”.

Iranzu Urra ha dedicado su obra ‘Piel’ al sentido del tacto. La artista pone en relación el presente y el pasado en una instalación que concede protagonismo a la textura de la memoria -de su memoria- que materializa hasta hacerse tangible. “Dentro de la piel -describe José Carlos Balanza es donde se dan cita todos los sentidos para saber qué está pasando. Iranzu resalta en su obra la relación entre la memoria con el recuerdo de lo que fue tocado, tocar lo intangible, sentir”.

 

Partiendo del origen, de la huella digital, Urra pone en relación el presente y pasado; es un viaje de fuera adentro, hasta que se materializa en cerámica. Ya es tangible.

 

Puede leerse en un párrafo escrito por Ian McEwan en ‘Sábado’ que: “Son raros esos momentos en que unos músicos tocan juntos algo más dulce de lo que nunca han descubierto en ensayos o actuaciones, algo que trasciende el mero dominio técnico o colectivo, y en que su expresión se torna tan natural o grácil como la amistad o el amor. Entonces nos muestran un atisbo de lo que podríamos ser, de lo mejor de nosotros, y de un mundo imposible en donde das todo lo tuyo a los demás, pero no pierdes nada de ti mismo”. Las obras de Urra, Rocandio, Rosales, Pascual y Loren suenan bien entrelazadas como los cinco sentidos que representan, como los cinco sentidos que son, brillan al son de la elegante batuta de José Carlos Balanza./Javi Muro

 

La ‘Exposición de Arte Contemporáneo en el Calado de San Gregorio’. Hasta el 1 de diciembre, de jueves a domingo, en horario de 11.00 a 14.00 y de 18.00 a 21.00 horas. 

Suscripción a la Newsletter Enviar