1525

{CULTURA / CINE}

La política incorrección de una Frances McDormand fuera de la ley

'Tres anuncios a las afueras', el sabor de la América profunda

La selección de 'Perlas' de la 65 edición del Festival Internacional de San Sebastián estuvo plagada de enormes películas que alzaron el listón de la calidad en la cosecha de un estupendo 2017 en lo que a cine se refiere. Un buen conjunto de títulos que permiten adjetivar de Excelente la cosecha del año extinto.

 

La Asociación de Prensa Extranjera de Hollywood celebró, la pasada semana, la gala de entrega de los Globos de oro y en unas semanas, durante la madrugada del 4 de marzo, tendrán lugar los Premios Oscar de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de Hollywood que reconocerán lo mejor del 2017. Las distribuidoras han retenido hasta última hora los títulos más potentes de sus catálogos, con el fin de competir con mayores posibilidades en la carrera de los premios más prestigiosos y difundidos del orbe. Las carteleras se nutren pues, en estas fechas, de variadas propuestas materializadas en un amalgama de películas con un plus extra de calidad.

 

Si existe un título que destaca por encima del resto en cuanto a la originalidad de un guion perfectamente engarzado, el trabajo de un elenco de actores entregados, capitaneados por una Frances McDormand descomunal, que dota de alma y rostro a la muy humana Mildred Hayes, la luminiscencia que emana de los paisajes donde se desarrolla la acción y unos diálogos y frases para el recuerdo este es 'Tres anuncios a la afueras'.

 

Martin McDonagh firma aquí una obra que parece nacida con el sello de clásico, con personajes, con nombre y apellido, que se graban a fuego en la memoria desde que conocemos su realidad. El cineasta, además, demuestra que es posible alejarse de los convencionalismos habituales a la hora de mostrar a la mujer en la pantalla. Aquí, nuestra heroína, se presenta en toda su compleja humanidad, en la piel de una mujer madura sin maquillaje, impertérrita en su mono vaquero, a vuelta de todo, valiente, obstinada, respondiendo con contundencia a las consecuencias de sus actos y asumiendo los daños colaterales que puedan surgir a partir de ellos. Y lo hace desde el corazón, la rabia y la desesperación. En lucha contra todo un pueblo, esta madre coraje no se doblega ante nada, empeñada en romper con los esquemas de una sociedad pueblerina y homófoba que la asfixia y la juzga sin compasión.

Y Mildred Hayes no es ni pretende ser perfecta y es ese detalle el que nos hace quererla más y empatizar con ella, de la misma manera que empatizamos con el resto de los personajes por muy simplones, brutos e indeseables que estos sean. Destacar el papelón de un Sam Rockwell que reclama, por méritos propios, el papel protagónico que haga despegar, de una vez por todas, su carrera y la siempre solvente presencia de un Woody Harrelson, al que le llueven los papeles de buen tío porque, sin duda, sabe como afrontarlos a partir de su innata naturalidad. 

 

A falta de disfrutar de otras películas, aun no estrenadas en España, como 'Los archivos del Pentágono' de Steven Spielberg, la muy prometedora 'Lady bird' ópera prima de la indie Greta Gerwig o el original biopic 'Yo Tonya', del australiano Craig Gillespie, con la siempre excitante Margot Robbie, podemos definir a 'Tres anuncios a las afueras' como un claro caballo ganador en las principales categorías de los premios Oscar donde, siendo justos, el genio y la autenticidad de McDonagh debería pasar a ocupar un lugar privilegiado entre los cineastas más originales y prometedores del momento, como ya demostró en el pasado con la cautivadora 'Escondidos en Brujas' o la inclasificable 'Siete psicópatas'.

El rol de Frances McDormand también huele a Oscar de lejos, y más en un momento en el que la industria hollywoodiense tiembla ante los casos de acoso a sus actrices y en esto Hollywood es muy previsible. Destacar que, indistintamente de la circunstancia del momento, el Oscar para McDormand es incontestable. Ojalá la lluvia de premios no se olvide del talento de un Sam Rockwell al que deseamos ver en papeles menos histriónicos a los que nos tiene acostumbrados.

 

Una recomendación, intenten ver esta película en su Versión Original con subtítulos. El doblaje pierde muchos enteros y resta autenticidad al conjunto, y es que el peculiar acento de la América profunda juega una baza fundamental en la historia. De hecho, la traducción de muchos de los diálogos en la versión doblada, no aciertan a reflejar ni un atisbo de la verdadera esencia en la que se sostiene la historia. Para solventar esto, los Cines7infantes proyectan la película en Versión original los jueves en horario de 19:30. 

 

Una nueva vuelta de tuerca con sabor a Western tradicional con silueta de mujer les espera en las salas. No lo duden, 'Tres anuncios a las afueras', les hará disfrutar de principio a fin./Isabel Ribote

Suscripción a la Newsletter Enviar