1428

{CULTURA / CINE}

Javier Cámara, calidad, calidez y cercanía de un actor imprescindible

El actor riojano recibe el Premio Rafael Azcona en la vigésima edición de Octubre Corto

En La Rioja se respira cine. Una circunstancia nada casual si tenemos en cuenta que Rafael Azcona, el mejor guionista del cine español, nació aquí. Una filmografía de más de cincuenta títulos lo avala y no solo es una cuestión de cifra, la calidad y originalidad de sus trabajos ha dado lugar a muchos de los títulos fundamentales de nuestro cine. Azcona dejó el listón muy alto, tanto, que resultaba casi imposible pensar en una figura con el talento y personalidad suficiente para poner a La Rioja de nuevo en boca de los amantes del cine español.

 

Nuestro protagonista se mueve en el complejo arte de la interpretación, una disciplina que requiere de la valentía y el arrojo necesario para ponerse delante de una cámara y no morir en el intento. Cualquier actor o actriz que se precie conoce los sinsabores de esta profesión. Si es harto difícil conseguir un pequeño papel en una serie, o un largometraje, que permita darse a conocer, más difícil es, una vez logrado este primer paso, que vuelvan a contar contigo para nuevos proyectos. 

 

Solo un pequeño número de privilegiados consigue vivir del bello arte de ponerse en la piel de otros para contar historias y emocionar al espectador. Sin duda, Javier Cámara, sabe cómo hacerlo. Reunir en tu filmografía títulos de Pedro Almodóvar, Isabel Coixet, Fernando Trueba, José Luis Cuerda, Cesc Gay, Gracia Querejeta, Julio Medem, Borja Cobeaga o Manuel Martín Cuenca, por nombrar unos cuantos, suena a ciencia ficción. Sumar a esto el hecho de que te llame Paolo Sorrentino o Chris Brancato para formar parte de  proyectos internacionales para la televisión como ‘The new Pope’ o ‘Narcos’ y estar a la altura de monstruos de la pantalla como Jonh Malkovich o Jude Law no es fruto de la casualidad. 

 

Detrás de esto hay mucho tesón, ilusión y mucha calidad, la de un chico que se enamoró del arte de la interpretación gracias a un grupo de aficionados del Teatro Pobre y de su director, Fernando Gil, que supo ver en él la calidad innata del actor, y lo animó a marchar a Madrid para estudiar arte dramático en la Real Escuela Superior de Arte Dramático, a principios de la década de los 90.

Al poco tiempo Cámara debuta en el teatro de la mano de otro grande, Miguel Narros, y comienza a encadenar trabajos para el cine y la televisión, un medio que hizo que media España reconociera su talento, y disfrutara con su presencia en series míticas como ‘Siete vidas’. Desde entonces, el albeldense, no ha parado de encadenar trabajos y lo que le queda…

 

Ayer sábado, 20 de octubre, Javier Cámara, riojano mayúsculo y orgulloso de serlo, recibió en Arnedo el Premio Rafael Azcona durante las actividades de la vigésima edición del Festival Octubre Corto, organizado por la, siempre activa, Asociación de Vanguardias Arnedanas Aborigen. Sin duda el broche de oro de la presente edición que une a nuestras dos figuras de cine más representativas.

 

El acto de entrega tuvo lugar en el Teatro Cervantes de Arnedo, tras una sobremesa redonda en la que Javier Cámara estuvo acompañado de amigos y compañeros. Antes, Javier Cámara incorporó su huella al Boulevard del Calzado de Arnedo, en un acto organizado por el Ayuntamiento de la localidad. Sin duda, un momento histórico para un Octubre Corto que continúa sumando calidad, año tras año, en sus propuestas y hace del amor al séptimo arte su principal seña de identidad./Isabel Ribote (Cineclub 'elarrebato')

 

 

 

Suscripción a la Newsletter Enviar