1365

{ENTREVISTAS}

'Siento que emprendo una aventura cada vez que comienzo una nueva pintura'

Arancha Lanchares expone en la muestra 'Femenino Plural', dentro del festival Mujeres en el Arte

“Siento que emprendo una aventura desde que comienzo una pintura hasta que la concluyo. Me emociona el proceso, el trayecto, todo lo que no controlas”. Arancha Lanchares expone los últimos cuadros que ha realizado en la galería aguado de Logroño, dentro del festival Mujeres en el Arte. Lanchares comparte espacio con Isabel Gómez, Meli Lanza, Teresa Nájera, Charo Erdozain, y Carmen Saez en una muestra colectiva bajo el título ‘Femenino Plural’. Cuando Arancha apunta a ‘aquello que no controlas’ hace referencia en esta ocasión a la nueva técnica pictórica en la que está trabajando. “Sí –describe- la incertidumbre la genera la mancha de color en acrílico sobre la que luego añado el óleo”. Y es que si hace un año la artista riojana expuso paisajes, este año el protagonismo lo tienen los retratos realizados con una técnica mixta que entremezcla acrílico y óleo.

 

En definitiva –detalla Arancha- muestro en la exposición lo que más me gusta de mis últimos trabajos. Creo que es más fácil defender aquello que te emociona”. Reconoce que al seleccionar los cuadros que ahora forman parte de ‘Femenino Plural’ le asaltaron ciertas dudas. “A veces da la impresión –recuerda- de que en una exposición los retratos no encajan, que tienen un carácter más personal, casi familiar, que están dirigidos a sus protagonistas, pero creo que en esta ocasión los retratados han traspasado lo personal para situarse en la esfera de lo anónimo”. Mientras apunta cómo fueron surgiendo cada una de las pinturas, Lanchares reitera que “son retratos pero creo que tienen más lecturas, juegan entre lo realista y lo abstracto”.

  Si echa la mirada atrás, Arancha analiza que el estilo que define los cuadros que forman parte de la muestra “son algo diferentes a lo que hago habitualmente”, pero del mismo modo resalta que “en definitiva, cumplen el objetivo que siempre me marco que no es otro que transmitir algo a través de mis pinturas”. En ese sentido reconoce que disfruta cuando las personas que contemplan sus cuadros le comentan sus impresiones, aunque no coincidan con la intención original que le llevó a pintarlos. “Como decía, se trata de transmitir…”.

 

Arancha Lanchares no encuentra un momento en el que tenga la sensación de haber comenzado a pintar. “He pintado toda mi vida. Se me daba bien y poco a poco lo he ido potenciando. De niña siempre que me aburría me ponía a pintar. De alguna manera me viene de familia. Mi abuelo realizaba los rótulos de los comercios de la ciudad y a mi padre también le gustaba pintar. Siempre ha habido libros de pintura en casa. Me apasiona pintar”.

 

¿Y la chispa que detona el inicio de un cuadro dónde surge? “A veces el tema es intencionado y otras es el tema el que me busca a mí. Me baso casi siempre en fotografías que después reinterpreto, a veces, aunque en menos ocasiones, me apoyo también en el natural”. Arancha señala también la influencia de otras disciplinas artísticas. “Al final –dice- todo lo que vemos está relacionado, a veces puede ser la escena de una película lo que me inspira”.

 

Ya sea en su estudio –donde comparte sus proyectos personales con las clases de pintura que imparte- o en la casa familiar de la aldea de Zaldierna suele acompañarse de música –clásica al piano o la que escuchan sus hijos- o incluso de Radio Nacional, “que me sirve para no desconectar de lo que sucede”. Velázquez, Rembrandt o Miguel Ángel, entre los clásicos, y Jaime Valero, Carmen Mansilla, Juan Lobatón o Rubén Belloso, entre los artistas contemporáneos, son algunas de sus referencias. “Me gusta mucho –destaca- la figuración, un estilo que creo que está de regreso”.

Arancha no duda. “Al talento hay que sumarle formación. Hay que formarse. Estudié Decoración y siempre he estado ligada al dibujo, y he ido a un sinfín de academias y estudios. Navaridas, Aguado, Luis Subero, Carlos López Garrido y Carlos Corres, Pedro Velver o Jaime Valero son algunos ejemplos. Y últimamente también a los talleres de Emmanuel Pascani sobre Hiperrealismo. Creo que siempre hay que estar en constante formación. Como en el estudio cada alumno tiene un estilo diferente me obliga también a estar atenta y pendiente”.

 

La pintura riojana tuerce el gesto cuando el periodista pregunta si se puede vivir de la pintura. “Vender los cuadros es hoy en día muy complicado, vivo de la pintura pero de dar clases. Creo que he llegado tarde, profesionalmente hablando, a este mundo del arte. Siempre ha sido mi segunda actividad. Tengo colegas de treinta o cuarenta años que sí venden sus obras; principalmente fuera de España, se mueven bien en otros países”.

 

En su afán por descubrir nuevas técnicas, Arancha organiza talleres a los que invita a otros pintores a mostrar su forma de entender la pintura. En el mismo sentido, aplaude iniciativas como Mujeres en el Arte. “A lo largo de la Historia –reivindica- la mujer ha estado discriminada también en el mundo del arte, incluso aquí ahora en algunas salas de referencia en la ciudad no ha habido presencia de mujeres”.

 

Arancha Lanchares tiene la intención de seguir indagando en la técnica con la que trabaja en estos momentos y que ha dado cuerpo a las pinturas expuestas en ‘Mujeres en el Arte’. “Estoy disfrutando y me apetece investigar más sobre las posibilidades que ofrece”./Javi Muro


Hasta el 27 de abril. Galería Aguado. C/San Antón 12. Logroño. Arancha Lanchares. Isabel Gómez. Meli Lanza. Teresa Nájera. Charo Erdozain y Carmen Saez.



Autor: Javier Muro

Suscripción a la Newsletter Enviar