4996

{ENTREVISTAS}

'Necesito eclosión sentimental para pintar'

Cris M Faura es pintora y Keioziva su firma artística

 

Cris M Faura es pintora y vive en Barcelona. Juega con sus pinceles entre el realismo y el arte pop, sin olvidar otras referencias como el expresionismo. Como ella misma recuerda, reducir el estilo a un único estilo no es su estilo. "Si sabes pintar -afirma- y es tu medio de comunicación, ¿por qué no vas a aprender varios idiomas?' Tiene su lógica. De formación autodidacta, la pintura al óleo predomina en sus pinturas, aunque asegura encontrarse siempre en constante aprendizaje y abierta a descubrir nuevas técnicas. Disfruta con la influencia del realismo mágico y su capacidad de sumar realidades a la realidad. También escritora y fotógrafa, diferencia entre las aficiones y la necesidad, que es para Cris la pintura. A través de sus pinceles la artista tarraconense siempre persigue contar algo, porque la belleza -dice- se encuentra en los ojos de quien observa. Keioziva es la firma que acompaña a sus obras./Javi Muro


SPOONFUL.- ¿Qué es la pintura para ti? ¿Te planteas por qué pintas?

La pintura para mi es un medio de vida, la necesito… No puedo plantearme el porqué, simplemente lo hago desde que era pequeña, es una conexión con mi yo interno que me abstrae. Cuando peor estoy o cuando mejor estoy es cuando pinto. Necesito eclosión sentimental, saturación, estrés, sentirme excitada, suerte que las personas pasionales lo vivimos todo con intensidad y la inspiración no me falta, si el tiempo.

 

S.- ¿Siempre has tenido ese impulso creativo, desde pequeña?

Siempre, hasta para pedir disculpas escribía cartas y dibujaba como medio de gratitud, incluso me recuerdo separando comida por colores, otra de mis pasiones es la repostería creativa. Tengo un punto de perfeccionismo que me dificulta dejar hacer a la improvisación en mi vida. Voto por la creación no por la destrucción. 

 

S.- ¿Qué te inspira?

Me inspira el amor, la tolerancia, la incondicionalidad de los animales, la familia, la belleza pura de lo más sencillo, el respeto por la vida, la necesidad de vivir, de sentir, de enfadarse, caerse, levantarse y sonreír, en definitiva me inspira la propia vida, ser capaz de ver belleza. 

 

S.- Creo que el realismo mágico está muy presente en tu pintura, ¿no?

Totalmente, me gusta la pintura realista, pero el realismo mágico te permite crear otra realidad anexa, realidad para ser interpretada, con un mensaje, que puedas adentrarte y pensar. Mi carácter es muy reflexivo y me cuestiono una y otra vez todo, no por buscar la respuesta, creo que nunca hay una sola verdad, es más por encontrar los otros puntos de vista, las otras posibilidades. Hay quién se queda con la fachada de un edificio, a mi me gusta saber sobre qué cimientos se construyó. El realismo me permite que quién solo quiere ver la fachada pueda identificar a la perfección los elementos que ve, y quién quiere indagar pueda crear una realidad paralela, jugar con la imaginación y la magia, ambos conceptos que parten, para mi de la inocencia de la infancia. 

 

S.- ¿Puede un artista abstraerse de las cosas que suceden en su ciudad, en el mundo? ¿Te influye al pintar la actualidad?

Creo que no, a mi la realidad me afecta, se impregna, me da sensaciones y me altera… no puedo desvincularme, de echo creo que necesito todo ésto para pintar, sentir es la palabra más adecuada. Cuando termino una obra he hecho un trabajo emocional muy intenso, de mucha concentración… Si me abstraigo del mundo, de comer o descansar, porque soy muy intensa, y si empiezo, termino, pero no me puedo desvincular de los acontecimientos que suceden tanto en mi entorno como noticias mediáticas. 

 

S.- Al contemplar tu pintura predominan los estilos realista y pop, aunque hay cabida para otras maneras de acercarte a la pintura. ¿No has definido aún tu estilo, estás experimentando, o reducir el abanico de posibilidad a una sola opción no te convence?

Reducirlo a un solo estilo, definitivamente, no es mi estilo. A mi me gusta hacer de todo, y ver que puedo hacer de todo, creo que la pintura realista es la más difícil, porque vivimos en la realidad y yo no hago hiperealismo, y además hay unos artistas increíbles, pero si sabes pintar y ése es tu medio de comunicación, ¿por que no voy ha aprender varias lenguas? 

 

S.- ¿Cuál es la chispa que te hace iniciar un cuadro?

A veces un encargo, creando el boceto, entendiendo lo que quiere el cliente… La chispa sale sola. A veces necesito ver lo que pienso, todo se clarifica cuando entiendo el propio concepto que he pintado. A veces un momento bonito, una imagen, una fotografía… 

 

S.- … y ¿cómo o qué te hace decidirte por un estilo y otro a la hora de emprender una pintura? ¿Es algo predeterminado o surge, lo pide el propio cuadro?

El cuadro no pide nada, es blanco, él se adapta a ti, el pincel lo dirige todo, y el estilo yo creo que lo se antes de pensarlo… Es curiosa esta pregunta porque no me la he palnteado nunca, es de esas cosas que no sabes el porqué, como cuando te enamoras… 

 

S.- ¿Qué buscas al pintar mostrar la belleza de lo retratado o contar algo a través de la pintura?

Siempre contar algo, es un medio de comunicación, en todo hay belleza para mi, porque existe dentro de uno, la belleza está en los ojos de quién mira… y ésa historia que se cuenta, cada uno se la cuenta a si mismo, la interpreta, le da vida… Es como un libro, solo cuando un lector lo lee le da vida en su mente, y quizás no imagina los mismos escenarios que el escritor, pero que más da, le dió vida.


S.-  ¿Planeas mucho una pintura antes de iniciarla?

Si, mucho, a todo le doy vueltas.

 

S.- ¿Tienes tus pintores referentes?

Por supuesto, me apasiona Jheronimus Van Aken 'El Bosco', Magritte, Chagall, Gauguin, la escultura de Claes Oldenburg, la arquitectura de Gaudi..

 

S.- Corrígeme si me equivoco, pero creo que también escribes y haces fotografía, ¿son para ti disciplinas artísticas diferentes a cómo entiendes la pintura o todo es uno?

Para mi el arte es arte, la fotografía te permite capturar un momento en el tiempo, y aunque una buena fotografía suele estar estudiada, también si estás en el momento justo, no tiene tanta preparación y puedes hacer muchas capturas y retocarlas, la cámara te da el medio… la pintura es única, conlleva muchísimas horas de trabajo, se crea de la nada, y para mí el arte en mayúsculas es pintura, tu lo piensas-tu lo creas, y la escritura es un trabajo de tiempo, muchos borrones en la papelera, yo pensé mi novela hace muchos años, ocho años después la desarrollé, mi historia ya existía pero no era contada. Quizás para poner una diferencia, en mi caso, unas son hobby, la pintura es necesidad. 

 

S.- ¿Te influye lo que pintas en lo que escribes o fotografías y a la inversa?

Claro, yo soy la misma, todo lleva mi identidad, y las mezclo, quiero decir, en ocasiones hago muchas fotos de un concepto que quiero pintar y desarrollo una historia escrita y como final creó la pintura, aveces de una pintura te piden que relates una pequeña historia. Se complementan. 

 

S.- Las redes sociales cuentan con defensores y detractores. Creo que para ti han sido importantes para difundir tu pintura, ¿no?

Por supuesto, para mi son beneficiosas, que alguien de la otra punta del mapa mundi pueda ver tu obra, aunque cada vez estamos más cerca con las comunicaciones, no dejan de separarnos fronteras y kilómetros, y terriblemente, diferencias culturales. Así que para mí son importantes,y el alcance ya es total, no es lo mismo la gente que puede pasar por casualidad delante de una galería en la que estás una semana como la difusión por las redes. 


S.- ¿Se puede vivir de la pintura hoy en día?

Es muy complicado, triste, porque al final creamos algo único, pero el arte no es una necesidad como comer, y hay que ser realista, para la gran mayoría es un lujo que no se pueden permitir. Y lo entiendo perfectamente. 

 

S.- ¿Y keioziva por qué?

Estudié griego como optativa, hace ya muchos años, y bueno, obviamente, no es el mismo alfabeto, pero como un juego puse un símil de mi nombre Cristina con las letras en griego, y mi firma es en griego: Keioziva nace de Cristina, a veces es más simple de lo que parecen las cosas...



Autor: Javier Muro

Suscripción a la Newsletter Enviar