2497

{ENTREVISTAS}

'Las torres más altas pueden caer cuando cae la primera pieza del dominó'

Estela Chocarro publica 'Te daré un beso antes de morir', su tercera novela

'Te daré un beso antes de morir' es la tercera novela de Estela Chocarro, tras 'El próximo funeral será el tuyo' y 'Nadie ha muerto en la catedral'. Un año después del deselance de ésta última Rebeca Turumbay reside en Florencia y estudia Restauración de Arte Renacentista, mientras que el periodista Víctor Yoldi se ha trasladado desde la localidad de Cárcar a Pamplona para trabajar en el Diario de Navarra. Yoldi escribe un reportaje sobre la cárcel y durante la visita al centro penitenciario decide visitar a su vecino Jonás Sábada, que continúa en prisión. Jonás pide ayuda al periodista para que investigue el supuesto suicidio de su compañero de celda. Cuando Víctor Yoldi comienza a hacer preguntas abre la puerta que esconde una oscura trama. Estela Chocarro disfruta escribiendo novela negra. En esta ocasión una información en el periódico detonó la chispa que terminó dando forma a 'Te daré un beso antes de morir', una novela coral, con extraordinarios secundario y dos protagonistas que han ido evolucionando con el paso del tiempo./Javi Muro


SPOONFUL.- ¿Qué nos cuenta ‘Te daré un beso antes de morir?

Nos cuenta la historia de un crimen. De cómo el poder y el dinero parecen poder comprarlo todo y de cómo la vida va poniendo a cada uno en su lugar. 

 

S.- “La trama me tiene que sorprender primero a mí para sorprender después también a los lectores”, comentabas cuando hablamos con motivo de la publicación de ‘El próximo funeral será el tuyo’, tu primera novela. ¿Qué te sorprendió para abordar ‘Te daré un beso antes de morir’?

Las torres más altas pueden caer cuando cae la primera pieza de ese dominó que es la vida. Cada pieza que cae es una sorpresa porque desencadena nuevos movimientos.


S.- ¿Cuál fue la chispa que te llevo a escribir ‘Te daré un beso antes de morir’?

Una noticia de prensa que hablaba sobre un crimen. Eso me llevó a pensar en la cárcel y en cómo discurriría la vida de las personas implicadas en un delito semejante.

 

S.- ¿Tenías claro que los protagonistas iban a ser, de nuevo, Rebeca y Víctor? 

Sí. Víctor es el personaje con mayor peso en esta ocasión y lo tuve claro desde el principio. Su condición de periodista era esencial en esta historia. Rebeca se ve implicada de un modo mas indirecto, pero no podía permanecer ajena.

 

S.- Las tramas de tus novelas son muy corales, los personajes secundarios son muy importantes para ti, ¿no?

Es cierto. Los secundarios asisten a los protagonistas de una forma u otra y les hacen actuar. Creo que hay que cuidar mucho a estos personajes para que la historia sea verosímil. 

 

S.- En ese sentido, al escribir, al enfrentarte a la historia que quieres contar has percibido una evolución desde ‘El próximo funeral será el tuyo’?

Sin duda. Está claro que el oficio se hace, como todo en esta vida. Ahora soy más atrevida con la estructura, los saltos temporales. La primera era más lineal, cosa que está bien; pero la confianza adquirida me hace más osada y eso, en mi opinión, hace la narración más interesante.

 

S.- En ‘Te daré un beso antes de morir’, la trama presenta diferentes hilos que se van tensando hasta conectarse al final. ¿Era un reto ir entrelazando las historias de cada uno de los personajes?

Cada libro, cada historia a contar es un nuevo reto. La realidad a veces es complicada y otras veces es más sencilla y eso mismo sucede con la ficción. Es cuestión de ver con claridad lo que quieres contar y lanzarte a la aventura de contarlo de la mejor manera posible. 


S.- La ambientación, el entorno alrededor del que se mueve las historias, Carca, Navarra… se mantiene presente. ¿Qué aporta a tus novelas?

Es lo que me inspira. No me planteo escribir sobre mi tierra sólo por el hecho de serlo, sino que incluyo lugares que me evocan situaciones. No descarto alejarme de estos escenarios, pero mientras me sigan sugiriendo historias, seguiré ambientando mis escenas en ellos. Un buen conocimiento del entorno hace la historia más verosímil.

 

S.- ¿Y los protagonistas? ¿Rebeca y Víctor han evolucionado? ¿Siguen leales a su creadora o en algún momento amenazan con rebelarse a la autora?

Es interesante esta pregunta. El que manda es el escritor y si en un momento dado hay que dar un golpe en la mesa, se da. Pero es cierto que, yo al menos, les dejo cierta libertad en cada historia para ser ellos mismos. Evolucionan, no puede ser de otra manera. Las experiencias se les van acumulando y de ellas han salido más fortalecidos. Es tarea del autor concederles esa cualidad. Condenarlos a permanecer inalterables sería cruel.

 

S.- Un elemento común en tus novelas es la referencia al mundo del arte, museos, restauradores… de nuevo en ‘Te daré un beso antes de morir’

No es algo premeditado. Creo que los temas que apasionan al escritor acaban apareciendo en las novelas. Hay que tener en cuenta que nos pasamos horas documentándonos y lo mejor de esto es hacerlo sobre los temas que más nos apasionan. A mí me gusta el arte y me intriga todo el mundo que se desarrolla a su alrededor, de ahí esa constante. 

 

S.- Al conversar sobre ‘El próximo funeral será el tuyo’ comentabas que en tu proceso creativo no tenías un final preestablecido. ¿Sigue siendo así?

“Te daré un beso antes de morir” fue diferente en ese sentido porque tenía muy claro el final, aunque sigue siendo cierto que no tengo ningún problema para cambiar de idea según se van desarrollando los hechos. Es la magia de la escritura, que no hay nada establecido y una idea repentina, si es buena, puede desbancar a la idea original. 

S.- La novela negra es el género de tus novelas. ¿Te sientes cómoda en él? ¿Tienes pensado abordar otro tipo de historias o declaras amor eterno a la novela negra?

El término Novela Negra abarca una amplio abanico de subgéneros, pero todos ellos me resultan atractivos: Misterio, Thriller, Intriga, Policiaca, Local Noir, Domestic Noir etc. Veo muy difícil escribir fuera de los límites de todos estos subgéneros, pero no hay nada imposible. Puede que de aquí a dentro de unos años necesite ese cambio. No lo sé. 

 

S.- Por cierto, ¿por qué crees que está tan de actualidad la novela negra?

A mí siempre me han atraído el género, de modo que no he sentido ningún tipo de cambio. Es cierto que en el panorama nacional han surgido multitud de festivales de género negro que hace unos años no existían y tal vez eso ha puesto a este tipo de novela en el punto de mira. Aún así, dicen los que conocen los datos que la venta de novelas de género no ha crecido a pesar de esta aparente moda. La novela histórica nunca ha dejado de estar en boga y la romántica siempre es un valor seguro. Es difícil tener una visión clara del conjunto.

 

S.- ¿Tus novelas tienen banda sonora?

Yo escribo siempre en silencio porque la música me distrae, pero si se llevasen al cine o a la televisión, querría que la banda sonora estuviese muy cuidada. Una orquesta sinfónica me parece maravillosa para este cometido; potenciando cada momento, sea este dramático, cómico o romántico con la melodía y los instrumentos más adecuados. 


S.- ¿A qué hora te gusta escribir o cualquier hora es buena?

Yo soy amante de las mañanas. Me siento más enérgica y adoro la sensación de tener todo el día por delante. Ahora bien, cualquier hora es buena para escribir si estoy sola y en silencio.

 

S.- ¿Cómo te planteas la escritura y la publicación de los libros? ¿Qué te gustaría que percibieran los lectores?

Para mí, la lectura y la escritura son una evasión, pero siempre hay una realidad detrás de cada historia y de cada personaje. A través de ellos descubrimos motivaciones, nos vemos reflejados, y eso nos ayuda a conocernos mejor a nosotros mismos. Además de diversión y evasión, me gusta pensar que mis libros pueden proporcionar un punto de vista útil para el lector.

 

S.- ¿Escritora a tiempo completo? ¿A la tercera novela publicada se puede vivir de la literatura?

Yo tengo un trabajo de oficina además del trabajo de escribir. Por el momento no me puedo permitir el lujo de dedicarme sólo a la escritura, pero es obvio que algunos autores lo consiguen con la tercera o incluso con la primera. La realidad es que la mayoría no llega nunca a vivir de lo que escribe. Hay muchos factores que intervienen en el éxito, y éstos no dependen exclusivamente del autor. Aún así, me siento afortunada por haber llegado hasta aquí y tener un público que espera ansioso mi siguiente novela. Eso es, al fin y al cabo lo que desea todo escritor.



Autor: Javier Muro

Suscripción a la Newsletter Enviar