1466

{ENTREVISTAS}

'La fotografía es pasado y mi realidad, lo que no quiere decir que sea real'

Raúl Urbina es fotógrafo

Raúl Urbina es fotógrafo y el próximo jueves inaugura, en la Sala Amós Salvador de Logroño, la exposición ‘Impediré que el viento salga’, una serie de fotografías sobre la ciudad de Chicago. Como es habitual en la obra de Urbina, las imágenes estarán acompañadas por textos de los que también es autor. “La imagen –describe- siempre es primero-, después o durante el proceso creativo van surgiendo las palabras”. Advierte que no se considera escritor. “Es –explica- la manera de absorber con mayor cercanía el resultado final lo que me lleva a escribir sobre mis imágenes”. Recuerda que fue tras contemplar una exposición de Richard Avedon cuando sintió la llamada de la fotografía. Ayudante durante un tiempo de Chema Conesa, dicen de la fotografía de Raúl Urbina que el resultado fotográfico no es el único objetivo, sino un medio para conseguir establecer una narración abierta, dejando la interpretación final al espectador. En su página web puede leerse: “Me interesan las historias que transitan en lo común, por lo que afronto de una forma contundente, mi relación fotográfica con todos aquellos lugares y personajes que exhalen capacidad narrativa.
El retrato se convierte en piedra angular de mis trabajos, interiorizándolo y transformándolo en una herramienta más de mi propia narración, que tiene como fin último, remover al espectador que se sitúe ante mis obras”./Javi Muro

 

SPOONFUL.- ¿Cómo llegas a la fotografía?

Cuando estaba estudiando en el instituto, el profesor de filososfía hacía una revista y me puse hacer fotos. Después comencé a trabajar como ayudante de Chema Conesa.

 

S.- ¿En qué momento te das cuenta de que la fotografías es lo que te interesa?

En una exposición de Richard Avedon en Madrid, a finales de los noventa, salí conmocionado después de ver aquellos retratos, me parecía que estaba ante los mejores cuadros de la histora de la pintura que podía ver en El Prado, pero en fotografía. Entendí todo lo que se puede expresar con una imagen. 

 

S.- ¿Siempre quisiste ser fotógrafo?

No, yo quería estudiar cocina. Menos ma que no lo hice. También he trabajado gratis de ayudante, la diferencia es que no me explotaban, me ayudaban aumentar mis coocimientos y yo les ayudaba a ellos… pero no me tenían de sol a sol y eso si, nunca me han gritado ni hablado mal… lo digo por la polémica de los ayudantes/becarios de las esrellas michelin...

 

S.- La fotografía y el texto caminan juntas en tus trabajos, ¿no?

La manera de abordar con mayor cercanía el resultado final me llevó a comenzar a escribir sobre mis imágenes. Los títulos de las obras son resumenes de mis sensaciones en cada imagen, pequeños poemas. Muchas veces, todos esos títulos terminan formando parte de algún poema que acompaña mi trabajo, pero aunque escriba, yo no soy escritor. Es una pieza más del proceso creativo.

 

S.- ¿Qué es primero para ti, la palabra o la imagen?

Siempre las imágenes, el texto suele venir después o en el proceso de creación de la imagen, pero es no lo primero. En ocasiones, estoy fotografiando y tengo que parar para escribir el título de la imagen, o los pequeños versos que me han inspirado en ese momento.

 

S.- ¿La fotografía es realidad o realidad imaginada por el fotógrafo?

La fotografía es 'Pasado' y siempre es mi realidad, lo que no quiere decir que sea real. Lo importante es que seas sincero con la imagen, la realidad queda supeditada al final de cada obra. Para mi es lo más importante 'trasmitir algo' y que el especador lo capte.

S.- ¿Encuentras en la sociedad actual, en el mundo que respiramos interés para tus fotografías?

En la actualidad hay una saturación de imágenes tan brutal que muchas veces esa contaminación visual nos oculta lo que en realidad puede ser interesante, pero tan solo con pararte y reflexionar sobre algo, se encuentran los matices y la poética del mundo en que vivimos. Un ejemplo muy claro lo tenmos en esta serie de Chicago, en la que lo cotidiano se presta a mi reflexión, a mi interpretación. Es ahí, en la interpretación, donde encontramos la verdad sobre la fotografía de cada autor.

 

S.-... por qué… ¿Qué es la fotografía para ti? Es búsqueda de belleza, algo estético, algo narrativo?

Como cualquier otra disciplina artística, se trata de un vehículo narrativo, de expresión, donde mostrar mis sensaciones y mi visión del mundo a través de un concepto estético. Meses atrás escuchaba una frase que me pareció interesante “el arte es la decoración de los ricos”. Cualquier proceso decorativo, tiene una busqueda de la belleza, pero la interpretación de la belleza, tiene tantas puertas abiertas, que podríamos decir que es el UASET del arte, (la ciudad Griega de las mil puertas).

 

S.- ¿Recuerdas tu primera cámara?

¡Claro! Una Nikon F-801, aunque la primera cámara familiar, fue una preciosa Olympus–Pen, que guardo como oro en paño.

 

S.- ¿Te gusta trabajar las fotos de forma individual o en series de imágenes?

De las dos maneras. En el útimo portfolio que he presentado 'Mis barcos hundidos con nombre de mujer'no he trabajado conscientemente para que fuera una serie, un día me di cuenta de que todo lo que fotografíaba y escribia sobre mi mundo más cercano, formaba una serie fantástica, cuadraba en el concepto y en el fin último. Me veía disparando bajo las misma sensaciones, bajo el mismo impulso narrativo.

 

S.- ¿Le das muchas vueltas a a cada fotografía antes de disparar?

Depende de la imagen, hay veces que ves algo, quieres expresar un sentimiento, un momento particular, y voy descartando ideas, hasta que aparece lo que te hace apretar el botón.

 

S.- Tus fotografías son muy narrativas, cuentan mucho, pero da la impresión de que dejan un final abierto. ¿Es algo buscado?

Sí. La interpretación final hay que dejarsela al espectador. Existe una intención directa para remover la mente de los espectadores. Si das todo resuelto, termina siendo aburrido.

 

S.- Los poemas refuerzan la imagen, ¿te definirías como un poeta visual? O eso son etiquetas que ponemos los periodistas…

No me gusta el termino poeta visual, aunqueentiendo que se utilice. Pero quiero recalcar, que por escribir, no me cosnsidero poeta.

 

S.- Hablas en tu web de la fotografía como reflexión, como un vehículo sobre cómo ha cambiado el mundo… 'Mis barcos hundidos con nombre de mujer'…

Sin duda, el interes narrativo siempre tiene que acompañar la imagen, es en esa narración donde podemos encontrar la llave que dan cuerda al mundo.

 

S.- ¿Existe una forma de percibir las cosas que pasan, tu posicionamiento en el mundo?

Cada uno tiene el suya, solo tienes que buscarla. Lo mas importante es no dejarte alienar por lo que te rodea.

 

S.- En tu fotografía da la impresión que cuanto más cercanos son los retratos, expresan un mayor dureza, ¿lo percibes así?

La cercanía me ayuda a conectar con lo que quiero contar y la dureza está dentro de todos nosotros.

S.- También has realizado trabajos en los que se podría hablar de un explorador con cámara de fotos. En la T4 por ejemplo…

Me refería metaforicamete a explorar un lugar como ese, una mega construcción de ess caracteristicas, donde las tripas tienen tantos pasillos, salas, esquinas…, que puedes perderte de verdad, como en la selva.

S.- Sobre tu fotografía dicen… inquieta sin ser explícito…

Es lo que hablamos antes, no hace falta mostrar todo, para que sea lo suficientemente interesante. Producir inquietud es fantástico, eso supone que alguien siente algo delante de una de mis imágenes


S.- ¿Crees que existe enfrentamiento entre la ficción y lo real?

Totalmente. ¡Y en el momento en el que vivimos más! Estamos tan colapsados con las imáges que nos venden lo irreal, que cuando entras en profundidad en lo real descubres la tristeza, los miedos, la dureza por la que preguntabas antes al hablar sobre los retratos. 

 

S.- ¿Qué vamos a poder ver en la exposición de la Sala Amós Salvador de Logroño?

Una serie de fotrografía sobre la ciudad de  Chicago, con textos escritos por mi y un fantástico audiovisual, en el que se mezclan la imagen, el texto que da título a la exposición 'Impediré que el viento salga' y una pieza musical grabada en los estudios de la orquesta de la Gewandhaus de Leipzig, por dos “dioses” de la música clásica, Elisa Mediero (Arpa) y Vincent Aucante (Viola).

 

* ACTIVIDADES ENTORNO A LA EXPOSICIÓN. “LOS SÁBADOS SON DE AMÓS”

Sábado 13 de mayo, 12:30 h, visita guiada por el propio artista a la exposición. Plazas limitadas. Imprescindible   Inscripción previa 941259202 o salaamossalvador@logro-o.org. (Se obsequiará a los asistentes con un catálogo de la exposición).

 

- Chicago, la fotografía, la ciudad y el jazz. Todos los sábados a las 12:00 h visita didáctica a la exposición. Actividad dirigida a público general y familiar. Entrada libre.

 

Todos los sábados por la tarde Amós suena a Jazz .Puedes visitar la exposición, en horario de 18:00 a 21:00 h, escuchando una selección de la mejor música jazz.

 

-¿Quieres conocer todos los secretos de la música jazz en Chicago? El   sábado 17 de junio, a las 12:00 h visita didáctica  a cargo de Jesús Pérez-Caballero, programador del Festival de Jazz de Cultural Rioja. Actividad dirigida a público infantil, juvenil y familiar. Plazas  limitadas. Imprescindible Inscripción previa en el tfno: 941 259 202 o  salaamossalvador@logro-o.org



Autor: Javier Muro

Suscripción a la Newsletter Enviar