13536

{ENTREVISTAS}

'Como reportera no me gusta juzgar, me gusta estar en la calle que es donde están las buenas historias'

Alejandra Andrade es periodista, sus reportajes 'Fuera de Cobertura' se emiten los lunes en Cuatro

Alejandra Andrade es reportera. Es decir, una periodista que ha convertido la búsqueda de buenas historias en una forma de vida, como ella misma define. Cada lunes conduce los reportajes de la serie ‘Fuera de Cobertura’, que emite Cuatro en prime time. ‘Los últimos de Guantanamo’, sobre los prisioneros que aún permanecen en la prisión estadounidense; ‘Yo trafico’, sobre el narcotráfico y la situación estratégica de España; ‘Viaje a la homofobia’ y la situación de las personas gays en Rusia; ‘Armados por la ley’, centrado en la venta de armas en Norte América y la educación que existe alrededor o ‘Acosadas en El Cairo’, sobre los abusos sexuales a las mujeres en Egipto, son algunos de los temas que han abordado en los primeros programas de la primera temporada. Alejandra apunta que al realizar un reportaje no le gusta teorizar ni juzgar. Asegura que disfruta bajando a la calle y hablando con la gente, “que es dónde se encuentran las buenas historias”. ‘Callejeros’, ‘Encarcelados’ o ‘En tierra hostil’ han sido algunos de los proyectos que aparecen en su carrera como periodista porque Alejandra Andrade siempre quiso ser periodista. Para realizar ‘Fuera de Cobertura’ ha montado su propia productora, ‘Producciones Imposibles’, para trabajar sin jefes, dice./Javi Muro.


SPOONFUL.- ¿Qué tal? ¿Cuáles son las sensaciones que va dejando la emisión de los reportajes de ‘Fuera de Cobertura’?

Estoy encantada de poder emitir un programa de reportajes sin artificios en prime time. Estoy muy contenta con el resultado, con la confianza de Cuatro y disfrutando un montón al ver emitido el trabajo que hemos realizado.


S.- Observando tu trabajo como periodista, las ruedas de prensa no son un género periodístico que te hay gustado mucho, ¿no?

Jamás en la vida he ido a una rueda de prensa. Empecé en el mundo del periodismo haciendo reportajes desde que era una enana y no he hecho otra cosa. Nunca he ido a una rueda de prensa a cubrir una convocatoria.


S.- ¿Ser reportera es un tipo, una clase de periodista, o es un poco más que periodista?

Creo que es una forma de vida. Nunca había pensado en que me iba a dedicar a realizar reportajes. Conseguí unas prácticas en televisión cuando estaba estudiando la carrera. Cuando empecé en televisión fue en un programa de investigación que se llamaba ‘Al descubierto’. Comencé ahí de becaria y me encantó, me apasionó el mundo del reportaje. Siempre he estado en la calle, siempre he estado haciendo reportajes, siempre he sido reportera. No he hecho otra cosa y creo que es una forma de vida. Me gusta viajar, me gusta conocer gente y me gusta contar historias. Es un privilegio y un lujo trabajar en lo que te gusta y poder hacer reportajes como los de ‘Fuera de cobertura’.


S.- ¿Y siempre quisiste ser periodista?

Siempre quise ser periodista. De hecho no me daba la media para estudiar periodismo en la pública y recuerdo que mi padre me echó una bronca importante. Estaba entre Políticas y Periodismo, pero Periodismo era lo que me tiraba. Así que me matriculé en la universidad privada y, al mismo tiempo, empecé a currar para ayudar un poco en casa. Pero… siempre he querido ser periodista. No tenía dudas, plantearme ir por Políticas fue tan sólo porque no me daba la media para hacer periodismo en la Complutense.


S.- ¿Y cómo comienzas en el periodismo?

Fue un poco casualidad. Conocí a una gente que estaba haciendo unas prácticas en televisión. Recuerdo que estaba en Segundo o Tercero de carrera, que aún no te dejaban hacer prácticas, pero conseguí que me permitieran hacerlas. Los profesores de la universidad me dijeron que era una oportunidad y que la aprovechara. Faltaba un montón a clases porque estaba currándome las prácticas.


S.- El día que presentaste ‘Fuera de Cobertura’ apuntabas que el equipo que realiza los reportajes tiene ‘mucho callo y mucha calle’…

Sí, porque el equipo de ‘Fuera de Cobertura’ nos conocimos en El Mundo Televisión hace catorce años ya. Mónica Palomero y yo éramos redactoras, Jorge era realizador, Jaime montador, y Yolanda, que ahora vive en Nueva York pero ha regresado para realizar ‘Fuera de Cobertura’, era documentalista. Éramos un grupo de personas que congeniamos trabajando juntas. Ahí surgió la magia. Yo era una enana, era la becaria de todos ellos. Años después, a mí me surgió un tema en Bolivia sobre un preso español que estaba encarcelado. Entonces ya no estaba con este equipo, trabajaba en Televisión Española. Les presenté el tema y no me lo compraron. Me planteé qué hacer y me dije: me da igual, yo me voy. Tiré de ahorros, impliqué a Mónica y nos fuimos a Bolivia. Entramos en la cárcel, grabamos las imágenes y al regresar a España las vendimos. Después cada uno del equipo siguió su propia carrera y ahora nos hemos juntado en ‘Fuera de Cobertura’. Es como un sueño. Es el sueño de currar sin jefes. Son colegas que he conocido en la profesión a los que admiro y quiero como amigos. Era una obsesión trabajar con ellos.


S.- ¿Has montado tu propia productora ‘Producciones Imposibles’?

He montado mi propia productora ‘Producciones imposibles’ y hemos coproducido con ONZA, gente súper honesta que sabe muchísimo de televisión y que han sido muy buenos compañeros de viaje.


S.- ‘Callejeros’, ‘Encarcelados’, ‘En tierra hostil’… con variaciones temáticas y con peculiaridades y detalles, pero has creado un estilo propio de hacer reportajes, ¿no?

Puede ser, pero creo que tiene que ver con estar en la calle, con pasar tiempo en la calle. Como reportera a mí no gusta teorizar ni juzgar. Me gusta bajar a la calle y hablar con la gente que es donde surgen las buenas historias. Creo que vas evolucionando trabajo a trabajo. En ‘Fuera de Cobertura’ creo que se nota más en cuanto al guión, a la imagen, a la realización, pero al final lo que sé hacer es ir a la calle y descubrir historias.


S.- ¿’Fuera de Cobertura’ son tus reportajes más personales, el proyecto más tuyo?

Quizá. Es la primera vez que estoy sola y, al mismo tiempo, el que menos sola estoy porque tengo detrás un equipo extraordinario. Ellos me han ayudado a madurar como periodista. Entre todos hemos logrado contar historias que no son fáciles de conseguir. Creo que hemos cambiado la manera de contar, respetando mucho a las personas que aparecen en los reportajes. Por ejemplo, en el reportaje sobre drogas –‘Yo trafico’- al día siguiente de su emisión me llamaron los ‘malos’ para darme las gracias porque se habían visto reconocidos en lo ellos habían contado.


S.- Hemos visto ‘Los últimos de Guantánamo’, ‘Yo trafico’, ‘Viaje a la homofobia’, ‘Armados por la ley’ y ‘Acosadas en El Cairo’… ¿Cómo seleccionáis los temas?

Es una de las cuestiones de las que me siento muy orgullosa. Creo que son temas diferentes y que se abordan de una manera diferente. No vamos a inventar nada, está todo inventado. Somos periodistas haciendo reportajes y hay asuntos que se han tratado mil veces. Buscamos temas que llamen la atención, tanto por el tema en sí como por la forma de tratarlo. Algunos temas son de producción propia. Por ejemplo, en el que viajamos a Marruecos y la puerta giratoria del estrecho. El mundo al revés: españoles que han cruzado el estrecho para trabajar en Marruecos. Trabajan allí de forma ilegal, cobrando en negro, cobrando una miseria, porque en España no han encontrado trabajo y es la única manera que tienen de sobrevivir… ¡Fíjate!


S.- Te preguntaba por la selección de los temas porque, por ejemplo, en ‘Viaje a la homofobia’ creo que todos teníamos la percepción de que la homofobia en Rusia era un tema relacionado con Putin y su gobierno, pero el reportaje demuestra que es algo generalizado en la población.

Claro, en Rusia el problema no es sólo Putin sino que la gente es homófoba. Por eso creo que es tan importante bajar al terreno, no sólo hacer entrevistas, entrevistar al líder homófobo, a homosexuales rusos, sino pisar la calle y contarlo. Es necesario hablar con la gente en la calle porque es donde están las historias de verdad. Es ahí donde constatas que la homofobia en Rusia no es algo sólo de gobierno. Ves con tus propios ojos como si una persona gay se manifiesta reivindicando sus derechos corre un riesgo; ves que si dos lesbianas pasean de la mano corren el riesgo de que les peguen.


S.- Una curiosidad, ¿Quién imponía más el líder homófobo o su compañero parapetado y vigilante desde un rincón?

El líder homófobo era... tela… me recibió con una pistola, pero el otro era un tío inquietante. Fue una entrevista dura, difícil.


S.- Una vez elegidos los temas, ¿cómo planteáis su desarrollo, cómo una denuncia o vamos a contar una historia?

Todos los temas parten de una denuncia. Parten de la denuncia de una persona sobre algo que le ha sucedido, sea una situación injusta, dolorosa o que quiere denunciar. Desde ese punto de partida llevamos el tema a lo general. Algo que me ha gustado de ‘Fuera de Cobertura’ es que no hemos pensado en “este tema va a tener audiencia o este tema va a vender”, sino que hemos seguido el criterio de que sean temas que nos interesan a nosotros como periodistas y como personas. Temas que estuvieran fuera de cobertura, que los vemos en los periódicos pero que en el día a día se pasa por encima. Son temas que consideramos muy interesantes para mostrar en sesenta minutos en un reportaje. Y lo que te decía, somos un equipo chiquitito pero con mucha calle y mucho callo. Nos gusta el periodismo, es nuestra vida, nos pasamos el día hablando de posibles temas. Le damos muchas vueltas a cada tema, nos comemos mucho la cabeza hasta llegar a donde queremos… y luego dejamos que el reportaje evolucione…


S.- ¿Qué equipo viaja para realizar los reportajes?

Somos un equipo muy pequeño. Viajo con Jorge, el realizador, y con David, que es el cámara. Con David llevamos también trabajando muchos años y para mí es el mejor cámara que existe. Además grabamos con 5B, con cámara de fotografía. Es increíble cómo consigue esos planos. No complementamos muy bien en la manera que tenemos de contar las historias.


S.- Las preguntas y la repregunta son importantes, pero en ‘Fuera de Cobertura’ los silencios frente a alguno de los protagonistas de los reportajes también cuentan muchos…

Sí, porque creo que también es muy importante escuchar. No puedes presentarte frente a una personas con una batería de preguntas y preguntar y preguntar… Es mejor escuchar y dejar hablar. Hago de hilo conductor del programa pero tratamos de que el protagonismo sea del personaje, de la persona que cuenta la historia.


S.- Pero sí hay un sello tuyo en los reportajes…

Sí, puede ser, pero creo que tiene que ver más con ser ese hilo que conduce el relato de la historia. Antes, por ejemplo en ‘Callejeros’, lo hacía desde detrás de la cámara y sólo aparecía en la entradilla, y ahora ejerzo un poco más de guía por decirlo de alguna manera. No quiero estorbar sino sumar. Creo que en los reportajes de ‘Fuera de Cobertura’ te quedas con las personas.


S.- En una conversación anterior, comentabas con respecto a ‘En tierra hostil’ y ‘Encarcelados’ que las cámaras nunca eran bienvenidas en ninguno de esos lugares. ¿Ha pasado igual en ‘Fuera de Cobertura’?

…. –duda-, creo que no. Al revés, creo con ‘Fuera de Cobertura’ es la primera vez que he ido muy tranquila a las grabaciones. Soy consciente de que hay riesgos. Por ejemplo en el que aborda el acoso sexual en El Cairo, que fue complicado. Me da tranquilidad el trabajo tan bueno que realiza producción. He ido muy tranquila en estas grabaciones.


S.- …la percepción al ver los reportajes es que en algunos existe cierto riesgo…

Hay cierto riesgo, pero es que las buenas historias están en los barrios de las ciudades. Entro en un barrio de la ciudad que sea y me siento feliz hablando con su gente. No tengo miedo, pero no soy una loquita de la vida, sé cuándo hay que dar un paso atrás. Huelo cuándo se puede grabar y cuándo no.
 

 

S.- Fue curiosa tu reacción en ‘Yo trafico’ cuando aparece uno de los traficantes con una pistola y tu respuesta fue “¡Ahí va, que susto me has dado!”… como si en mitad de la calle una amigo te tapara los ojos para darte una sorpresa…

(Se ríe)… luego me dije… Vaya, igual tenía que haber reaccionado de otra manera. Al verlo después en la redacción me di cuenta que lo que me había molestado es que me asustara e interrumpiera la entrevista –se ríe. Una forma de ser…

S.- ¿Hay algo de adrenalina a la hora de hacer los reportajes?

Me gusta. Ese estado de adrenalina me gusta, me gusta encontrarme con situaciones sorprendentes. Me gusta porque al final ahí hay magia. Es la pasión del periodista que dice: “vaya lo que he encontrado”. No deja de ser sorprendente que en un barrio en España aparezca un tío con una pistola. Igual en Venezuela o Colombia es normal, porque todo el mundo tiene pipa, pero en España…


S.- Al seguir los reportajes de ‘Fuera de Cobertura’ es posible pensar que aunque las historias que contáis hacen referencia a otros países, igual no están tan lejos de situaciones que se dan en España.

Sí. En ‘Fuera de Cobertura’ hemos intentado, aunque los temas internacionales nos gustan mucho, que tengan algo que ver con situaciones que suceden aquí también. Por ejemplo, el tema del narcotráfico. Todo el mundo sabe que por el Campo de Gibraltar entra todo el hachís que se consume en Europa, pero una cosa es saberlo y otra cosa verlo. Los temas que tienen que ver con la crisis, con el paro, nos apetecía también tocarlos.


S.- Son reportajes muy limpios de artificios… Parece que la tendencia ante los nuevos medios tecnológicos es crear una gran producción que, en ocasiones, difumina la propia historia. ‘Fuera de Cobertura’ es muy limpio en ese sentido…

Totalmente. Lo difícil, y creo que los hemos logrado, es llegar a un término medio. Los textos que acompañan –los escribe Mónica- al reportaje dicen justo lo que es preciso y de forma muy limpia, sucede lo mismo cuando introducimos música. A mí me ponen muy nerviosa esos reportajes acompañados de músicas exageradas. Cuando tienes una buena historia creo que no es preciso ser exagerado añadiendo otros elementos.


S.- Por qué… el periodismo trata de preguntar, ¿no?

Absolutamente. De preguntar y de dar voz a gente que tiene cosas maravillosas que contar o que denunciar. No voy a cambiar el mundo, pero sí hay temas que me apetece contarlos y mostrar que eso es una injusticia. Para mí eso es una pasión y una obsesión, que puedo desarrollar en una cadena de televisión y prime time. Es un privilegio. Ojalá pueda seguir dedicándome a esto mucho tiempo.


S.- ¿Crees que se hace buen periodismo hoy en día?

Sí. Hay gente que hace muy buen periodismo; se hacen cosas muy buenas hoy en día. También las hay muy malas –se ríe-, pero sí se hace buen periodismo.


S.- Te lo preguntaba porque da la impresión de que periodismo y periodistas hemos perdido últimamente mucha credibilidad… ¿Cómo se recupera?

No voy a decir que nosotros hacemos buen periodismo, estoy contenta porque a la gente le gusta. Creo que hay buenos periodistas en este país y que estaría genial que las teles apostaran más por programas como éste, pero al final es la audiencia. Yo también estoy preocupada por la audiencia, que la final es la que nos da de comer… ‘Fuera de Cobertura’ compite los lunes con ‘Mar de plástico’, ‘Olmos y Robles’, películas…. Si conseguimos abrir un hueco y que la gente vea ‘Fuera de Cobertura’, creo que es un éxito importante.


S.- Es una ‘pelea’ con ‘Mar de Plástico’, ‘Olmos y Robles’, etc…, pero también demuestra la confianza de Cuatro en emitir un programa de reportajes en prime time, ¿no?

Sí, claro. Imagina la satisfacción que produce que se emita en prime time ‘Viaje a la homofobia’, sobre Rusia, entrevistando a gente que habla en ruso, con subtítulos en castellano y que la gente lo ve. Es una gozada.


S.- ¿Eres inconformista?

Sí, mucho. Sí, al equipo siempre lo llevo al límite. Siempre quiero más y más, nunca me conformo. Esta es la primera vez que veo los reportajes y digo: “no voy a cambiar una coma”. Estoy orgullosa de los reportajes que hemos hecho. Siempre quería cambiar algo.


S.- ¿Ya con nuevos proyectos?

Sí, aún no se puede contar nada, pero estamos con nuevos proyectos.



Autor: Javier Muro

Suscripción a la Newsletter Enviar