1372

{TURISMO / TURISMO}

'El Camino del Vino', una visita guiada

El Calado de San Gregorio y el Espacio Lagares acogen la muestra

El Ayuntamiento de Logroño ofrece, a partir de mañana miércoles y hasta el 30 de septiembre, visitas guiadas gratuitas a la exposición permanente ‘El Camino del Vino’, ubicada en el Calado de San Gregorio y en el Espacio Lagares. En las visitas, para las que se requiere reserva previa, se dará cabida a grupos de hasta un máximo de 15 personas, aunque también se contempla la posibilidad de realizar reservas destinadas a grupos cerrados de hasta 25 personas.

 

El Ayuntamiento de Logroño pretende dar a conocer estos dos espacios emblemáticos a la propia ciudadanía, al turismo y a los peregrinos, con el fin de promocionar la cultura y el patrimonio de nuestra ciudad. Con una duración aproximada de 40 minutos, la exposición muestra la historia de la calle Ruavieja, tanto por ser una de las vías de referencia para los peregrinos que atraviesan Logroño como por su importante papel en el desarrollo de la ciudad gracias a la producción vinícola que albergaba.

 

Comisariada por Margarita Contreras Villaseñor, la exposición ‘El Camino del Vino’ gira en torno a cuatro pilares fundamentales: el Camino de Santiago, el vino, la calle Ruavieja y la hospitalidad de los logroñeses y logroñesas con los peregrinos que llegan cada año a la ciudad.

 

En la muestra, el público visitante puede conocer más sobre la relación entre la Ruta Jacobea y la evolución del mundo del vino en Logroño gracias a paneles de gran y medio formato; audiovisuales, como el documental ‘La calle del vino’, proyectados sobre los restos de lagares de fermentación; un videomapping con sonido envolvente en el que se puede visualizar la evolución de los procesos de la vendimia e imaginarse cómo era la vida dentro del Espacio Lagares en el siglo XVIII; fotos de 360º; diferentes piezas museográficas, como una prensa de banasta o una prensa vertical; mesas interpretativas con códigos QR; vitrinas con diferentes utensilios; o una gran ilustración tipo mural en el Calado de San Gregorio donde conocer las diferentes re­presentaciones artísticas vinculadas con la vid y el vino, entre otros elementos divulgativos.

 

Dos espacios emblemáticos: Lagares y Calado de San Gregorio

La historia vitivinícola de Logroño nace y se esconde en los calados de la Ruavieja y aledaños. Por ello, el objetivo de esta exposición es mostrar las relaciones que el Camino de Santia­go tiene en la ciudad de Logroño a través de las actividades vitivinícolas en dos espacios emblemáticos; El Espacio Lagares y el Calado de San Gregorio, que conectan en una ruta singular con el Cubo del Revellín.

 

El Calado de San Gregorio es el punto de partida de la exposición ‘El Camino del Vino’, centrada en la relación existente entre el Camino de Santiago, el vino y la particular incidencia de ambos en la historia de la ciudad.

 

Aquí la muestra se subdivide en tres ámbitos que corresponden a los tres pisos que posee la estructura. Por un lado, la planta baja, bajo el título ‘El Camino de Santiago’, hace las funciones de espacio de recepción y punto de encuentro desde el que se organiza la visita a las dos sedes de la exposición.

 

Bajo el nombre ‘La calle del vino’, la planta -1 está dedicada a los aspectos históricos y etnográ­ficos relacionados con la calle Ruavieja, la más antigua de Logroño y la primera en la que se elaboraron vinos, tanto blancos y claretes como tintos.

 

En la planta -2, bajo el título ‘La bodega’, se presenta uno de los grandes atractivos de la exposición, el calado del siglo XVII. Un área en el que se muestra la evolución de los espacios de almacenaje del vino hasta nuestros días, y en el que se explican el uso, la función y la evolución de las bodegas, así como la transformación de los envases de contención del vino.

 

Frente al Calado de San Gregorio, en el Espacio Lagares, prosigue este viaje didáctico, en el que, fundamentalmente, se muestra el uso y la función de los restos arqueológicos conservados.

 

Así, en la planta baja, que sirve de acceso al recinto, se exhiben una serie de restos arqueológicos relacionados con la cultura del vino (depósitos y lagares, bases de prensa, etc.). Aquí se explica el uso y la función de los restos arqueo­lógicos conservados a partir de la rehabilitación del lugar. Se trata de unos restos importantes en la medida en que nos hallamos ante uno de los escasos ejemplos de lagares del siglo XVII que se conservan dentro del casco antiguo de la ciudad.

 

Para lograr que el visitante comprenda para qué servían estas estructuras y entienda cómo se trabajaba en ellas, el espacio expositivo se subdivide en varias áreas temáticas. De este modo, el público visitante podrá conocer qué es un lagar y cuál ha sido su evolución desde la antigüedad hasta nuestros días; descubrir qué es un lagar rupestre; o conocer el uso y las funciones que tenían los restos arqueológicos que se encuentran en el Espacio Lagares (para qué se empleaban los tres lagos existentes, el tipo de prensas empleadas para la obten­ción final del último vino, etc.).

 

Piezas cedidas por el Museo Vivanco para la exposición

El Museo Vivanco cedió al Ayuntamiento de Logroño un total de 24 piezas para la exposición permanente ‘El Camino del Vino’. Se trata de varias prensas de banasta de hierro y madera; encorchadoras, garrafones, damajuanas, bombas, fuelles de trasiega, embudos, medidas de metal, cañas de trasiega y una azufrera, entre otras piezas de metal, cobre, barro o cesta.

 

También la Fundación Caja Rioja y las Bodegas de Logroño han cedido piezas para esta exposición permanente.

 

Las reservas para visitar de forma guiada esta muestra se pueden realizar por teléfono, de forma presencial en el punto de información turística del Espacio Lagares (en ambos casos, de 10 a 14h y de 16 a 20h) o por email: turismo@logrono.es./SPOONFUL

Suscripción a la Newsletter Enviar