2092

{TENDENCIAS / TENDENCIAS}

Quizá seas flexitariano y aún no lo sepas

¿La alimentación vegetal ha llegado para quedarse o es solo una moda que los vientos trasladarán a un seguimiento marginal? Opiniones hay para todos los gustos y quien más quien menos se apoya en datos e incluso en visiones de tinte sociológico para afirmar una u otra tendencia. Lo que si reflejan los datos de adeptos al consumo de vegetales es un crecimiento en el número de personas ‘veggies’. Hablan de alrededor de cuatro millones de españoles, si bien, tres millones se sumergen en el concepto denominado flexitariano, o lo que es lo mismo, personas que llevan una dieta vegetariana pero que de manera puntual consumen algunos productos de origen animal tales como pescado, mariscos, aves o carnes.

 

Teniendo en cuenta este factor, y siguiendo con los datos del informe ‘The Green Revolution’ que ofrece datos al cierre del ejercicio 2019, en España hay unos 576.000 vegetarianos y cerca de 200.000 veganos.

 

A juzgar por los datos, la verdadera tendencia, la que a juzgar por los números está cuajando con fuerza, se enmarca entre los flexitarianos. Un concepto lingüísticamente formado por flexibilidad y vegetariano. 

 

Al margen del bautizo lingüístico de esta todavía nueva idea, este concepto, desconocido aún para muchos, ha sido objeto de diferentes iniciativas a través del mundo ‘online’. 

 

El ex ‘beatle’ Paul Mccartney, Sir James, impulsó la iniciativa ‘Meat Free Mondays’, es decir, ‘Los lunes sin carne’ con el objetivo de fomentar el consumo de alimentos a base de vegetales. O ‘Vegan Before 6’, ‘Vegano antes de las seis´ creada por el crítico culinario Mark Bittman a través de nada menos que el The New York Time.

 

En cualquier caso, ninguna organización considera que los flexitarianos puedan encuadrarse dentro del concepto más puro del vegetarianismo aunque hayan existido intentos de renombrarlo como vegetarianismo ‘part time’.

 

Pero el tema tiene aún mucho más recorrido. En septiembre de 2020 la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura se refería a la dieta flexitariana como aquélla que puede salvar, y alimentar al mundo en los próximos treinta años, teniendo en cuenta una proyección poblacional global de 10.000 millones de personas para las próximas décadas.

 

Otro dato a tener muy presente se desvela en la industria alimentaria. En concreto, en la industria cárnica, cada vez más prolífica en la producción e integración de productos vegetales en sus cadenas diarias, ya sea con forma de cárnico o no. 

 

Y los lineales de los supermercados, que poco a poco van dando buena cuenta de esta tendencia en la imagen que proyectan sus espacios dirigidos a este tipo de productos, e incluso, los negocios que germinan en las ciudades, fundamentalmente grandes ciudades, al albor de estas tendencias.

 

Se podría llegar a pensar que los flexitarianos son, en definitiva, seres humanos que apuestan por una alimentación sana y equilibrada. 

 

Sin embargo, su diferenciación está precisamente en estar muy próximos al mundo vegetariano pero incluyendo en su dieta vegetal pequeñas dosis de productos cárnicos o pescados.

 

El concepto, que para los ajenos al mismo pudiera recordar a otro tipo de agrupaciones más oscuras y de fines más siniestros, nació en el seno del mundo anglosajón mientras brotaba la década de los noventa.

 

Con más o menos raíces, la tendencia ha perdurado a lo largo de los años y sigue manteniéndose con vida. Entre otras cuestiones, porque habrá en España, según los datos esgrimidos anteriormente, tres millones de flexitarianos reconocidos por ellos mismos. ¿Pero cuántos habrán apostado por una dieta saludable, reduciendo por ejemplo, las cantidades de carne en sus platos semanales? 

 

O dicho de otra forma, puedes ser flexitariano y aún no lo sabes.

/Roberto Muro

Suscripción a la Newsletter Enviar