6251

{TENDENCIAS / TENDENCIAS}

Navidad en la mesa

Llegan las Navidades y con ellas las comidas y cenas en torno a la mesa del comedor. Nochebuena, el Día de Navidad, Nochevieja, Año Nuevo y el Día de Reyes son esos días donde debemos ofrecer a los que vienen a casa nuestra mejor mesa.


Porque si tenemos invitados no vamos a decorar la mesa de la misma forma que lo haríamos un día normal, aunque quizá deberíamos dedicarle siempre la misma atención a la mesa y a nuestros invitados con independencia del día que celebremos.


Para poner la mesa debemos seguir un protocolo con el fin de lograr que el escenario transmita armonía y buen gusto.


1.- Empezamos con el mantel. Deberemos colocar un protector con el objetivo de proteger la mesa de posibles golpes o de cualquier otro percance que pudiera sufrir. También es fundamental presentar el mantel limpio, bien planchado y que sea de color blanco o de un tono pálido muy claro preferiblemente.


2.- Los cubiertos. Recordaremos que el cuchillo y la cuchara los coloraremos a la derecha, mientras que el tenedor, a la izquierda. Sin olvidarnos de la regla fundamental: los cubiertos se colocan en el orden inverso al uso. Es decir, los primeros que vayamos a utilizar en la parte exterior y luego sucesivamente el resto por riguroso orden de utilización.


3.- En el caso de que el encuentro no sea muy formal, podemos elegir una vajilla moderna aunque eso sí, que contenga las piezas suficientes para todos los invitados. Y recordaremos que nunca combinaremos diferentes vajillas. Colocaremos un plato hondo y uno llano, nunca uno hondo solamente. Para darle un toque elegante, utilizaremos unos bajo-platos o platos de presentación, que sí son dorados darán ese toque navideño que deseamos sin perder la elegancia.


4.- La vajilla. La cristalería debe ser toda del mismo modelo. Para simplificar, colocaremos dos copas: una de agua a la izquierda y una de vino a la derecha. Su ubicación será encima del plato, en la parte superior.


5.- Serviremos la comida por la izquierda y la retiraremos por la derecha. Eso sí, si el plato viene preparado podremos servirlo por la derecha.


6.- En cuanto al orden, comenzaremos por el plato más suave para acabar con el más fuerte. O lo que es lo mismo, primero un aperitivo o entrante (consomé, sopa, crema, etc.), un pescado y una carne. Para la comida, podremos ‘salirnos del guión’ y elaborar un menú más ‘potente’, mientras que el de la cena se procurará que sea más ligero.


7.- Las bebidas se servirán sin apoyar la botella en la copa, sin levantar la misma de la mesa.


8.- En el supuesto de que coloquemos un platillo para el pan, lo colocaremos en la parte superior, a la izquierda de las copas y encima de los cubiertos del lado izquierdo. Si hay vinajeras, saleros, etc. colocaremos un juego por cada 6-8 comensales.


9.- Una recomendación: es muy agradable acompañar la degustación con una suave música de fondo.


10.- Para la decoración, será suficiente con colocar un centro de frutas típicas o un centro de mesa de flores frescas o secas. En el caso de que celebremos una cena, también podemos adornar nuestra mesa con velas. La iluminación deberá ser la justa: ni demasiada luz que moleste ni mucha oscuridad o penumbra.

 

Y por último, no debemos olvidarnos del ‘espacio vital’ que ocupará cada invitado para que se sienta cómodo, que girará en torno a los 60-75 centímetros por comensal. Más o menos estas son las reglas que el protocolo indica, luego cada cual puede darle su toque personal o hacerlo más o menos desenfadado. Espero q os sirvan de ayuda y ¡Feliz Navidad!/Lidia Rigueiro desde ‘El Secreto de Lady Li’

Suscripción a la Newsletter Enviar