1621

{TENDENCIAS / TENDENCIAS}

La cerveza de plátano de Africa Oriental

Alguna vez hemos podido ver en estantes de tiendas especializadas o en algunos bares cerveza con sabor a plátano o con extracto de plátano, incluso hay algunos estilos de cerveza, como las clásicas cervezas de trigo alemanas, en el que el aroma a esta fruta es una de sus características principales, pero pocos saben que realmente existe una cerveza en el mundo elaborada con plátanos, y si quieres conocerla tendrás que viajar al África Oriental, más concretamente a alguna de las zonas rurales de Uganda, Burundi, Ruanda, Tanzania o la República Democrática del Congo, donde aún conservan muchas de sus ancestrales tradiciones, y entre ellas está la elaboración de cerveza de plátano.

 

Mucho antes de que llegasen los colonos europeos a este continente, los africanos ya elaboraban cerveza y otras bebidas con los cultivos y materias primas de los que disponían. Uno de estos cultivos era el de los plátanos, y concretamente una variedad que ellos denominan 'mbidde', y que muy probablemente, por sus características, se cultivara con más intención de elaborar esta bebida que para comérselos. También se emplean otros dos tipos de plátano, el igikashi, con un sabor más fuerte, y el igisahira con un sabor mucho  más suave.

 

La elaboración de este tipo de cerveza en las zonas rurales de estos países forma una parte muy importante de su sustento económico, empleándose también esta fruta en la elaboración de vinos y ginebras. Los mayores cultivos de este tipo de plátanos se dan en el Norte y Sur de Burundi y en la República Democrática del Congo, donde ocupan el 85 por ciento de la superficie total de los cultivos de plátano.

 

Este tipo de plátanos se cosechan en verde y se maduran de manera artificial colocándolos en pozos poco profundos sobre el suelo y cubriéndolos con hojas de plátano y tierra, lo que genera calor suficiente para agilizar su maduración. Otra opción es la de colocar los plátanos sobre una rejilla de madera que a su vez está colocada sobre una especie de horno casero, los plátanos se cubran igualmente para que vayan madurando con el calor del horno.

 

Una vez maduros los plátanos se pelan y se van colocando en unas cubas de elaboración con forma de canoa y una vez ahí se van amasando para extraerles el jugo. Este jugo se diluye con agua y sorgo rojo tostado, y una vez filtrado se pasa al proceso de fermentación, el cual generalmente se hace en el mismo recipiente de la elaboración y cubierto por hojas de plátano, aunque en algunos lugares emplean bidones de plástico para realizar este último proceso. Una vez fermentada, la cerveza resultante se vuelca en bidones o tinajas y ya estaría lista para ser consumida. 

Una vez más, y como se ha dado en muchas ocasiones a lo largo de la existencia de la cerveza, la mujer tiene un papel muy importante en todo este proceso, ya que en su gran mayoría es esta figura la que suele llevarlo a cabo. En Uganda, por ejemplo, dos de cada tres propietarios de las tabernas rurales son mujeres, estas tabernas por lo general suelen estar situadas cerca de las granjas, lo que les facilita mucho poder compaginar ambas funciones, la de la elaboración de cerveza y la del cuidado de la granja y los niños.

 

En Uganda se la conoce con el nombre de mubisi, en la República Democrática del Congo como kasiksi, en Kenia como urwaga y en Ruanda y Burundi es conocida con el nombre de urwagwa, y como hemos mencionado antes, su elaboración se centra principalmente en el entorno rural, pero eso no quita para que también dispongan de algunas marcas de carácter más industrial, no muchas pero alguna hay. Por ejemplo la conocida marca Mongozo, con sede en los Países bajos, comercializa su versión de cerveza de plátano, la Mongozo Banana Beer, y después también está la conocida Raha de Banana Investments Ltd. en Tanzania.

 

Su sabor, para los que han tenido el gusto de probarla, lo describen entre agrio y dulce, con un fuerte carácter alcohólico y notas de toffe, con un tono marrón amarillento opaco y una textura muy espesa. Es decir, una bebida con unas características muy particulares. 

No se conocen muchos casos, o más bien ninguno, de elaboración de este tipo de cerveza tradicional en otros países de otros continentes, pero quien sabe, todo es ponerse. En Estados Unidos ya hicieron en su momento una versión cervecera del tradicional licor de hibisco caribeño, a veces confundido con el Agua de Jamaica, así que nada es descartable. Aquí tenemos los más que famosos y deliciosos plátanos de Canarias, así que si alguien de por allí se quiere animar a probar una elaboración de esta cerveza de plátano con uno de sus productos más emblemáticos no tiene más que avisar y con mucho gusto la probaremos. ¡Salud! /Unai López desde 'Del grano a la copa'

 

* Fuentes: Culture and Customs of Rwanda (Julius Adekunle), Ilustración de cabecera obra del artista Remo Remoquillo.

Suscripción a la Newsletter Enviar