1824

{TENDENCIAS / TENDENCIAS}

La cerveza, milenaria y desconocida

Del grano a la copa

 En primer lugar me gustaría daros la bienvenida a esta nueva sección semanal que espero sea de vuestro agrado e interés y a través de la cual podáis descubrir y compartir cosas muy interesantes sobre esta gran bebida que tanto gusta y que no es otra que la tan amada cerveza.

 

Desde hace ya unos años venimos presenciando un notable auge e interés por el mundo de la cerveza, pero muchos pensaréis que la cerveza ya interesaba y estaba presente desde mucho tiempo atrás, pero la verdad es que no lo estaba de esta manera, al menos aquí. Y esto es debido al crecimiento en muchos aspectos de la llamada cerveza artesana, cerveza de calidad o cerveza craft que dirían los americanos, el nombre que le queramos poner no creo que sea algo trascendental, lo importante es lo que hay detrás del nombre que queramos ponerle cada uno de nosotros.

 

¿Y qué hay detrás? pues básicamente la labor de unos pocos enamorados de este líquido que hace ya algo más de veinte años empezaron a hacer aquí algo que en otros paises ya estaba muy arraigado e incluso forma parte de su cultura e historia. La cerveza en muchos paises europeos es historia viva e incluso patrimonio inmaterial de la humanidad, como recientemente fue nombrada la cerveza belga por la Unesco. En Estados Unidos este nuevo movimiento cervecero se reactivó también en la década de los 80 después de varios años de letargo y de poder absoluto de las grandes industrias del sector, y también empezó todo por unos pocos locos enamorados.

 

Pero todo esto no ha hecho más que empezar y por suerte aún queda mucho por descubrir y disfrutar, entre otras cosas el maravilloso binomio entre gastronomía y cerveza, la importancia de la cerveza en una buena mesa y el lugar que se merece en ella. Una labor de dignificación que consciente o incoscientemente nos trae a la mente la odiosa e inevitable comparación con la bebida por excelencia en todo restaurante, el vino.

 

¿Por qué tenemos cartas de vinos en los restaurantes y no de cervezas?, las respuestas pueden ser muchas y variadas pero los principales factores son el socio-cultural y el económico y sorprendentemente os diré que la culpa de todo esto la tienen principalmente la cultura griega y el imperio romano.

 

Hace muchos años, miles, la cerveza era la bebida más consumida y elaborada en gran parte del mundo civilizado, desde Mesopotamia y Egipto hasta el continente europeo. Fueron los griegos los que allá por el siglo V a.c. comenzaron a maldecir la cerveza en beneficio del vino diciendo cosas tales como que la cerveza era una bebida que hacía al hombre más débil y afeminado y siendo todo esto apoyado por grandes de la época como Hipócrates, que no incorpora la cerveza en sus tratados de medicina y alimentación, y Aristóteles que no acababa de comprender el fenómeno de la fermentación, y eso le perturbaba un poco.

 

Después los romanos, a través de su basto imperio, siguieron con esta mentalidad y sobre todo teniendo en cuenta que los grandes señores y terratenientes poseían el control absoluto sobre el cultivo de las viñas, también del cereal, y por lo tanto sobre la venta y distribución del vino, por el cual obtenían mayores beneficios económicos que con la venta del cereal.

 

Solo los pueblos del norte de Europa, germanos y galos principalmente, mantuvieron sus costumbres y su fidelidad a la cerveza, principalmente por llevarles la contraria a los romanos, algo que se les daba muy bien, y también por factores climatológicos y geográficos.

 

Con el paso de los años y los siglos el vino siguió manteniendo su prestigio y su cultura, merecidamente ganados, mientras que la cerveza se vió como una bebida simple, popular y de menor calidad. Esto ha perdurado hasta nuestros días y aún se sigue teniendo esa percepción, pero como comentaba al principio de este artículo esto está empezando a cambiar y ya vemos como hay locales hosteleros especializados en cervezas, brew pubs, tiendas especializadas, más de cuatrocientas microcervecerías elaborando cervezas en España e incluso restaurantes que están empezando a incorporar cartas y menús maridados con diferentes cervezas, y os aseguro que la experiencia es gratamente sorprendente.

 

Sólo me queda invitaros a descubrir este apasionante mundo que rodea a la cerveza, a probarlas, degustarlas, sentirlas y sobretodo a disfrutarlas./Unai López desde 'Del grano a la copa'

 

¡Salud!

Suscripción a la Newsletter Enviar