1476

{TENDENCIAS / TENDENCIAS}

Mild Ale, la cerveza que recorre las venas británicas

Esta semana viajamos al Reino Unido para hablar de la Mild Ale, una cerveza de tradición inglesa que es considerado el estilo de cerveza más popular en aquel país, al menos durante muchos años así fue hasta que cayó en desgracia en el siglo pasado. De hecho es considerada como uno de los estilos británicos más antiguos, si no el que más.

 

Hay constancia de que este estilo ya existía desde 1700. Hay que tener en cuenta que hasta el siglo XV, la Ale y el Hidromiel eran las principales cervezas británicas, ambas elaboradas sin lúpulo. En Inglaterra existieron por lo tanto dos tipos bastante distintos de licor de malta, llamados “Beer” y “Ale”. La Beer se había elaborado por primera vez en el año 1500 cuando el lúpulo comenzó a importarse desde Holanda, Francia y Alemania, mientras que la Ale existía ya desde la época de los sajones.

 

Originalmente la Mild Ale era considerada como una cerveza suave de sesión, maltosa, con bajo amargor, poco alcohol y muy ligera. Podía haber diferentes versiones, y las hay, con colores más claros desde el ámbar hasta colores más oscuros, marrones o casi negros.

 

Las cervezas de sesión están vinculadas a los períodos de consumo de alcohol permitidos en Inglaterra que fueron impuestos a los trabajadores durante la Primera Guerra Mundial. Los trabajadores necesitaban una cerveza que se pudiera beber en un espacio máximo de 4 horas y que fuera lo suficientemente suave como para no tener problemas a la hora de volver a sus trabajos o para no ser arrestados por embriaguez o alteración del orden público. Este tipo de cervezas  fueron establecidas por el gobierno y las más habituales de la época solían ser las de barril, tanto Mild como Bitter, con un máximo de 4 grados de alcohol. 

Como dato anecdótico comentar que en Bélgica también existió una cerveza similar, conocida como cerveza de mesa o tafelbier, una cerveza de no más de 1,5 grados de alcohol que tradicionalmente también era servida en los comedores escolares hasta la década de 1970 para deleite del alumnado.

 

El nombre de 'Mild', que traducido literalmente significa leve o templado, le fue atribuido por su bajo amargor en comparación con otro de los estilos ingleses más tradicionales que por aquel entonces inundaban los pubs, el estilo “Bitter”, cuya traducción literal es amargo.

 

'Mild' se usó también originalmente para designar cualquier cerveza que fuera joven, fresca o sin envejecer y que no se refiriera a un estilo específico de cerveza, a los que habían envejecido se los llamaba Keeping (Manteniendo) o Stale (Añejo). Por lo tanto, había Mild Ale pero también había Mild Porter e incluso Mild Bitter beer. Estas jóvenes cervezas a menudo se mezclaron con cerveza envejecida para mejorar su sabor. A medida que el s. XIX progresaba y el gusto del público se alejaba de los sabores envejecidos, la cerveza joven sin mezclar, principalmente en forma de Mild Ale o Light Bitter beer, comenzó a dominar el mercado.

 

Sus orígenes

El estilo Mild Ale se remonta a finales del s. XVIII y se originó principalmente para abastecer la demanda de la clase trabajadora industrial que estaba en pleno resurgimiento, tal y como hemos comentado anteriormente. Fue especialmente popular en una de las áreas industrializadas más famosas de Inglaterra, llamada Midlands, donde los trabajadores de las fábricas y los mineros del carbón buscaban saciar su sed tras un arduo día de trabajo.

 

Más tarde, en la década de 1950, la popularidad de este estilo empezó a decaer cuando el tejido industrial del país disminuyó drásticamente, y por tanto la demanda de este tipo de cerveza.

Otro de los culpables de este declive fueron los “publicanos”, recaudadores de impuestos con un gran monopolio sobre el dinero y el poder económico, quienes no veían con buenos ojos la buena fama de este estilo y llevaron a cabo una campaña de desprestigio obligando a verter en los barriles de cerveza los restos que se acumulaban en las bandejas de los tiradores, o bandejas de goteo, para aprovechar la cerveza que se quedaba en ellas y así obtener más beneficios, esto es conocido en la industria cervecera como “slops” (aguas sucias) y hasta la década de los 90 era algo que aún se hacía en algunos pubs.

 

La cosa empeoró aún más en la década de los 70, cuando las grandes fábricas introdujeron cerveza de barril filtrada, pasteurizada y sin dióxido de carbono añadido. El problema fue que a los publicanos les gustaba más esta cerveza porque tenía una vida útil más larga y no requería de tantos cuidados.

 

Después las lagers ligeras se afianzaron en el mercado y las Mild Ale se convirtieron en las cervezas que bebían los ancianos del lugar.

 

Mayo y la CAMRA

Como bien sabemos la cerveza se puede servir en varios formatos, desde botellas hasta los convencionales barriles metálicos, pero en su esplendor los pubs ingleses la servían como una cerveza acondicionada en barrica, conocida como Real Ale.

En 1971, la CAMRA, la Campaña por la Real Ale, se movilizó para traer de vuelta a los pubs ingleses las cervezas acondicionadas en barril que por aquel entonces estaban al borde de la extinción. La CAMRA promueve real ale de buena calidad, definida como "cerveza elaborada a partir de ingredientes tradicionales, madurada por fermentación secundaria en el recipiente desde el que se dispensa y servida sin el uso de dióxido de carbono externo", y el pub como punto de encuentro comunitario.

 

Cada año se lleva a cabo la campaña Mild in May, donde a través de la cual fomenta desde sus más de 200 sucursales (que se distribuyen en el Reino Unido) que al menos un pub de su zona almacene como mínimo una Mild durante ese mes. Con los años, más y más pubs han comenzado a participar en el Mild in May, pero algunos pubs en Inglaterra tienen éxito con la Mild durante todo el año. 

 

Se podría decir que hay una tendencia general hacia la cerveza tradicional, elaborada a la antigua y como parte de eso la suavidad se está volviendo más popular. El futuro luce brillante a ambos lados del Atlántico. En la última década, y especialmente en los últimos años, realmente ha ganado fuerza con el público británico. En los Estados Unidos, un grupo de bloggers cerveceros organizó el primer Mild in May de E.E.U.U para mayo de 2015, con cuarenta y cinco cervecerías participantes en todo el país.

 

Como hemos dicho este es un estilo típicamente británico y ahora también con cierta aceptación en los Estados Unidos, aquí en España quizás no se vean tantas cervezas de este estilo aunque haberlas haylas, o las hubo, como por ejemplo la Populus Mild, la Yria / Vulturis London Mild o la Dark Mild The Big Advisor de los riojanos Rivvo de Ogga.

 

Si viajáis por Inglaterra y queréis beber un poco de su tradición cervecera ya sabéis lo que tenéis que pedir, una buena pinta de Mild Ale, y si puede ser directamente de barril o cask, mejor que mejor. ¡Salud!/Unai López desde 'Del grano a la copa'

 

* Fuentes: allaboutbeer.com y barclayperkins.blogspot.com

Suscripción a la Newsletter Enviar