1260

{ENTREVISTAS}

'Registros domesticados', la mujer discriminada, la sociedad patriarcal y la modernidad contradictoria

La artista multimedia Marisa González expone su obra en la Sala Amós Salvador

Cuentan quienes han seguido de cerca el proceso creativo de Marisa González (Bilbao, 1945) desde los años 70 que 'Registros domesticados', la exposición que acoge la Sala Amós Salvador de Logroño hasta el 3 de noviembre, muestra la unidad de fondo en la intencionalidad  temática, técnica y de formal. De alguna manera, Marisa González busca -o persigue- respuestas o soluciones a problemas de la sociedad actual -que, tristemente, ya fueron actuales treinta o cuarenta años atrás. Desde esa motiviación, sus obras mantienen un diálogo, o tal vez tan sólo sea una reflexión, con la pregunta, con la cuestión esencial: ¿Qué es el arte? ¿Quá papel juega el arte hoy en día en nuestro mundo?

 

La mujer es el hilo conductor de la obra que presenta en la sala logroñesa y también de forma preferencial en su trayectoria. La mujer marginada en una sociedad patriarcal, la mujer migrante, la mujer discriminada en el mundo laboral, la mujer objeto o la mujer que sufre represión feroz en la cárcel.

 

'Registro domesticados [Women]' brinda la oportunidad de conocer varias series de la primera etapa creativa de Marisa González realizada en los años setenta en Estados Unidos, a travá de trabajos colaborativos sobre violencia de género. Obras como 'Sistemas Generativos, 'La Mulata y sus máscaras' o 'La descarga' en las que presenta una reflexión sobre la sumisión de los individuos desde la infancia en la que se hallaría la posiblidad de un futuro emancipador. La muestra también da visibilidad a las series que denuncian la marginación de las mujeres bajo el sistema patriarcal, 'Maternidades', 'La Negrona', 'Deseos' y 'Vértigos de identidad' o 'Son de ellas', presiden las paredes de la Sala Amós Salvador. "Creaciones que con la fotografía y el vídeo como disciplinas de base resaltan las contradiciones entre los valores de la modernidad y las realidades de la tardomonodernidad en el precario escenario de la globalización". 

De Marisa González dicen que es una artista adelantada a su tiempo. "Cuando en la década de los 70 en España apenas sonaban palabras como feminismo, ecología o reciclaje -resalta el catálogo de la muestra- ella dedicaba su mirada a plasmarlas en sus trabajos". 'Registros domesticados' es fiel ejemplo de la determinación temática de la artista.

 

Marisa González vive y trabaja en Madrid. Licenciada en Música por el Conservatorio de Bilbao y en Bellas Artes por la Universidad Complutense de Madrid en 1971, suma a su curriculo el Master en el Art Institute de Chicago en el Departamento de Ssitema Genrativos. Ha protagonizado más de 50 exposiciones individuales y 100 colectivas en espacio como el Museo Reina Sofía, o el Museo de Arte Contemporáneo de Seul. La artista bilbaina, desde 1971, ha dominido los avances en nuevas tecnologías aplicándolas a su creación artística. Al comienzo de su carrera con el empleo de la primera fotocopia a colar y otras máquinas como la Thermofax. González establece un amplio repertorio visual conformado por cientos de papeles únicos debidos a la experimentación de innovadoras manipulaciones sobre imágenes procedentes de fotografías tomadas en la calle, en las que son protagonistas los jóvenes responsables de los cambios sociales, utiliza recortes de periódicos y revistas, y sesiones perfomativas con otras artistas. "Se trata de un periodo que culmina con las primeras creaciones mediante el ordenador Lumena en España, dando paso a los registros de víddeo'.

 

En la última década, Marisa González ha confrontado la experimentación con las realidades en la aldea global, "lo que le ha llevado a un trabajo de campo, con registros videográficos inmediatos que después son sometidos a dilatados procesos de edición, en diálogo con las nuevas audiencias'./J. M.

 

Actividades de la exposición

La exposición ‘Marisa González. Registros domesticados (Women)’ ofrece actividades variadas. El miércoles, 11 de septiembre, de 18:00 a 21:00 horas, la artista visual Janire Nájera acercará al público a la documentación fotográfica y al uso de las tecnologías para contar historias.

 

La ilustradora Antonia Santolaya presentará el trabajo que ha realizado para el libro ‘Feminismo para principiantes’ de la escritora y periodista Nuria Varela. Será el sábado 5 de octubre a las 12:00 horas.

 

El día 11, de 17:30 a 20:30, la artista Blanca Ortiga contextualizará el trabajo de Marisa González en el taller titulado ‘Reconstruir la mirada: prácticas artísticas y feminismos’.

 

La historiadora Susana de Blas, el 17 de octubre a las 20:00 horas, explicará el proceso creativo de Marisa González a través de su experimentación con la computación.

 

Desde este verano, el público escolar tiene su espacio artístico en la Amós con unas cuidadas actividades dirigidas por especialistas; serán las expertas en arte contemporáneo Rosa Gil y Rosa Diego quienes invitarán a los niños y niñas mayores de 8 años a experimentar con algunas de las técnicas utilizadas por Marisa González. El taller se titula ‘Fax Vs. Internet’ y se celebrará el sábado 26 de octubre, de 12:00 a 14:00 horas.

 

Rosa Castellot, cuya trayectoria profesional se ha centrado siempre en el dibujo, protagoniza ‘La mirada de…’ el 31 de octubre a las 19:00 horas. Ambas artistas, Rosa y Marisa, han trabajado en ámbitos muy distintos, pero sus biografías tienen aspectos coincidentes que Rosa mostrará al público.

 

Las plazas para participar en estas actividades son limitadas y es necesario inscribirse a través del correo-e: salaamossalvador@logro-o.org mailto:salaamossalvador@logro-o.org .

 

Todos los sábados se han programado visitas comentadas de entrada libre a las 12:30 horas.

 

 

 



Autor: Javier Muro

Suscripción a la Newsletter Enviar